Ligeia, de Edgar Allan Poe, una obra maestra del misterio

Edgar Allan Poe es considerado el creador del relato de misterio. Tal es su maestría que sus obras parecen descripciones de algo vivido realmente, lo cual ha movido a sus estudiosos a especular con su inspiración, atribuyéndola al consumo de opio y alcohol. Buena muestra de ello es Ligeia, sobre una enigmática mujer que vuelve a la vida.

Desgraciadamente, nunca sabremos qué ideas e inquietudes anidan en la mente de algunos genios de la literatura. Pero, a juzgar por sus creaciones, debían ser tortuosas en extremo.

Por mucho que la Psiquiatría se haya esforzado en estudiar los recovecos de la personalidad de autores como Charles Baudelaire o Arthur Rimbaud, tan sólo ha concluido hipótesis sin demostración práctica.

Foto de la casa de Poe en el Bronx

Casa en que vivió Edgar Allan Poe en el Bronx.

Pero si ha habido un escritor cuyos delirios han intrigado a los estudiosos posteriores, éste es el norteamericano Edgar Allan Poe (Boston, 1809-1849), verdadero creador del relato de misterio sobrenatural y, en buena medida, una incógnita en sí mismo.

Porque si dura y compleja es su vida, mucho más lo es su obra. Se ha atribuido su inspiración al abundante consumo de alcohol y opio pero tal argumento parece pobre para explicar como una imaginación puede dar forma a semejante mundo onírico y terrorífico.

Profundo conocedor de la cultura clásica y las filosofías orientales, Poe creó, en efecto, relatos -especialmente cuentos– que alcanzan tal perfección en su fantasía que parecen experiencias realmente vividas. Si no fuera porque es imposible, su lectura nos deja la sensación de que alguien nos ha contado algo que verdaderamente ha experimentado.

Sin embargo, este genial inventor de historias sobrenaturales jamás alcanzó el éxito. Malvivió de publicar sus relatos en la prensa y nunca obtuvo gran reconocimiento. Éste le ha llegado con la posteridad.

Sus relatos de terror tienen una indiscutible raigambre romántica. La mujer bella y misteriosa, la noche y sus criaturas, la ambientación gótica y lo irreal son ingredientes básicos de aquéllas.

Pero Poe va mucho más lejos. Consigue penetrar en la mente humana y jugar con los miedos más recónditos del lector, provocándole una inquietud que éste ni siquiera acierta a explicarse y probablemente ese es su gran mérito.

Buena muestra de todo ello es su relato Ligeia, que trata un tema recurrente en sus textos: el de la mujer misteriosa que vuelve a la vida. Ligeia es una culta y bella dama que se casa con el narrador. Pero no tarda en morir y éste, desconsolado, emigra a Inglaterra. Allí se casa de nuevo con Lady Rowena que, a su vez, no tarda mucho en enfermar y también muere.

Mientras nuestro narrador, entre extrañas presencias, vela el cadáver en la noche, éste parece volver a la vida varias veces hasta que, finalmente, muere en verdad. Pero es precisamente entonces cuando a aquél le espera la visión más sorprendente. En suma, una obra maestra.

Podéis leer el cuento aquí.

Fuente: Kirjasto.

Foto: Casa de Poe en el Bronx: Kristine Paulus en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...