Los arqueros, de Arthur Machen, unos guerreros legendarios

Arthur Machen es, junto a Algernon Blackwood, uno de los maestros de la narrativa de terror victoriana. En él bebieron autores de la talla de Howard Phillips Lovecraft. En Los arqueros, recupera una vieja leyenda para crear otra: la de los Ángeles de Mons, que cotribuyó a la causa bélica británica.

Una de las principales fuentes en que se basa la narrativa de terror son las leyendas y la mitología, abundantes en todos los lugares y épocas. De este acervo legendario extraen, en buena medida, su inspiración los cultivadores del género.

Precisamente así –Leyendas– titula Gustavo Adolfo Bécquer su colección de relatos de tono misterioso y en ellas tienen su origen personajes tan conocidos como el Drácula de Bram Stoker o los hombres-lobo.

Foto de la portada de las obras de Machen

Una portada de las obras de Arthur Machen

No es extraño, por ello, que uno de los maestros del terror victoriano, el galés Arthur Machen (Carleon on Usk, 1863-1947) se basase en una de estas historias para escribir su relato breve Los arqueros, que, de paso, daría lugar a otra leyenda, la de los Ángeles de Mons.

Personalidad inquieta, Machen fue periodista y hombre de teatro y conservó durante toda su vida una singular afición al esoterismo y lo oculto, en especial, a todo lo relacionado con las leyendas celtas y del ciclo artúrico, muy vinculadas a su Gales natal.

Incluso llegó a pertenecer a una orden secreta, la del Alba Dorada, dedicada a estos temas y en la que coincidió con otro maestro del terror, Algernon Blackwood, y con el poeta William Butler Yeats.

Por su parte, Los arqueros se basa, como decíamos, en una historia legendaria, la de los guerreros de San Jorge en la mítica Batalla de Agincourt (1415) para dar lugar a una nueva leyenda: la de los Ángeles de Mons.

En la noche del veintidós de agosto de 1914, a poco de iniciarse la Primera Guerra Mundial, un reducido grupo de soldados británicos fue capaz de detener el avance de unas tropas alemanas que las multiplicaban en número.

Según el acerbo popular, ello se debió a la repentina irrupción en el campo de batalla de los arqueros de San Jorge, un ejército de espíritus que ayudó a los británicos, cuya posición era desesperada.

Desde entonces, se ha conocido esta leyenda como Los Ángeles de Mons y a ella contribuyeron, no sólo el relato de Machen, sino también distintos medios periodísticos en un momento en que Gran Bretaña precisaba imperiosamente el alistamiento de voluntarios.

Pero el hecho de tener una intención propagandística no menoscaba el valor del cuento de Machen ni su calidad literaria.

No en balde, el escritor galés ha sido reconocido como maestro por novelistas de terror tan importantes como Howard Phillips Lovecraft o Ramsey Campbell. Incluso Jorge Luis Borges ha destacado su calidad literaria.

Podéis leer el cuento aquí.

Fuente: Machesoc.

Foto: Obras de Machen: Jovike en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...