‘Reunión de té’, de Harold Pinter

‘Reunión de té’, de Harold Pinter es un cuento psicológico que explora el vació del hombre al perder su protagonismo en el trabajo la familia y el sexo. El devacle ocurre con la enfermedad de la vista que margina a un hombre de negocios mientras su socio y cuñado usurpa todos sus campos de acción.

"Harold Pinter joven"

"Harold Pinter joven"

Harold Pinter (Inglaterra, 1930-2008) fue dramaturgo y escritor premio
Nobel de Literatura en el 2005. Escribe en 1963 su cuento Reunión de Té, marcado por el absurdo y el surrealismo, movimientos literarios que influyeron en su narrativa. El narrador de este cuento relata como empeora su vista en el consultorio de su oculista presto a que le saquen el vendaje. De pronto narra flashbacks donde recuerda como hace el amor con su esposa, cómo toca a su secretaria y a esta copulando con su socio.

Este narrador ha perdido la vista por dedicarse a la ebanistería, está atormentado porque sus hijos gemelos no se le parecen ni en lo físico ni en el carácter. El deseaba copular a su secretaria Wendy, pero Atkins su cuñado y socio le gana la iniciativa, así como le gana en el juego de ping pong. Antes de que el médico le quite las vendas oye como su cuñado se ha llevado a las dos mujeres, su esposa y Wendy desnudas a algún rincón y teme que sus hijos son indiferentes y se siguen riendo ante esta patética situación.


La marginación del yo
En el relato, el yo narrador cuenta cómo poco a poco se siente desplazado de la acción por su cuñado, en escenas que superponen el trabajo, el hogar y el consultorio del oculista. Su presencia ocupa el mínimo de protagonismo conforme  crece la del cuñado rijoso e incestuoso. Todos los personajes están reunidos como para tomar el té pero sin hacer participar al hombre ciego, que no ha querido ver muchas contrariedades. Por ejemplo como Atkins le quita a la secretaria y el debe condescender en dejarlos libres.

La caída del personaje en su desprestigio y marginación es un continuo de desazón y extrañeza, que lleva al protagonista a sentirse extraño y despojado de su propio mundo. Su entorno se vuelve esquivo, mientras Pinter hábilmente profundiza en tópicos psicológicos como la perversión, el adulterio, la duda sobre la paternidad y la sensación de fracaso al quedarse el protagonista casi ciego. Como la vista es el sentido privilegiado del hombre su pérdida produce marginación y ser relegado en la vida.

Conclusión
El protagonista de este cuento divide su trayectoria vital en dos momentos marcados, antes y durante el vendaje de sus ojos. Con la vista funcional este hombre trata de sacar partido del sexo, la familia y el trabajo, pero desde su matrimonio deja que su cuñado se inmiscuya en sus asuntos al punto de quitarle a la secretaria y su mujer, mientras el no sabe si va a superar esta condición de ceguera que le obligará a entender el mundo de otra manera, desde una posición marginal, menos activa que su vida anterior.

Foto: Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...