Los hacendados de Reigate, de Arthur Conan Doyle, unos perversos aristócratas

Cuando el doctor Conan Doyle comenzó a escribir sus relatos sobre Sherlock Holmes, poco podía pensar que su personaje iba a alcanzar la popularidad que ha llegado a tener. En ‘Los hacendados de Reigate’, el peculiar detective deberá desentrañar un crimen poniendo en peligro incluso su propia vida.

Cuando el joven médico Arthur Conan Doyle (Edimburgo, 1859-1930) comenzó a escribir relatos para matar el tedio que le producían las largas horas que pasaba en su consulta de Southsea esperando a pacientes que no llegaban, poco podía pensar que esta actividad y no la Medicina iban a otorgarle fama universal.

Sin embargo, estas obras de carácter policíaco y protagonizadas por un peculiar detective llamado Sherlock Holmes obtendrían rápidamente enorme éxito. De ello nos da idea el hecho de que, cuando Doyle, cansado de su criatura, escribió su última historia en la que moría, recibió tal cantidad de peticiones (incluso de su propia madre) para que continuara con sus aventuras que no tuvo más remedio que resucitarlo.

Sherlock Holmes recreado en un busto

Sherlock Holmes recreado en un busto.

Por entonces, el escritor se sentía ya completamente abrumado por su personaje. Y no es de extrañar, pues Holmes ha alcanzado más popularidad que su propio creador, hasta el punto de estar catalogado como uno de los más famosos de la Historia de la Literatura junto al don Quijote de Cervantes, el Hamlet de Shakespeare y un puñado más. Por si ello fuera poco, Doyle era muy aficionado al ocultismo y a la ciencia ficción y escribió un buen número de historias de este tipo que esperaba tuvieran más éxito que las holmesianas. Sin embargo, nunca pudo igualar el interés y la calidad de éstas porque el detective es un personaje extraordinario, perfectamente construido –incluso se le otorga un pasado- y con unas sorprendentes dotes deductivas. Además, Doyle tuvo el acierto de proporcionarle un colaborador, el doctor Watson, que es, a un tiempo, contrapunto y fiel escudero del protagonista.

Así las cosas, el escritor escocés publicó gran número de aventuras de Holmes y su ayudante: cuatro novelas y muchos relatos breves. Uno de estos últimos es ‘Los hacendados de Reigate’, narrado como tantas otras veces por el propio Watson. En él, nuestro detective se halla enfermo en Francia y el buen doctor debe acudir en su ayuda. Regresan a Inglaterra y, para que se recupere, es invitado por el coronel Hayter a pasar una temporada en su casa de campo.

Pero una vez allí, deberá investigar un oscuro suceso: el extraño asalto sufrido por el cochero de la familia Cuningham, que resulta muerto, hecho que mantiene en vilo a toda la comarca. Como siempre, Holmes resolverá el misterio gracias a su genial poder deductivo y no sin poner en peligro su propia vida. Se trata, en suma, de una brillante aventura más del genial detective que encandilará a sus seguidores.

Fuente: Sherlock Holmes Online.

Foto: Ell Brown.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...