Jóvenes emprendedores y el incentivo a la responsabilidad social de los Premios Universidad Europea de Madrid

Hace unos meses, la Universidad Europea de Madrid celebró la premiación de un grupo de jóvenes interesados en hacer posible esta mejora en la calidad de vida de aquellos menos favorecidos. El premio, denominado como Premios Universidad Europea de Madrid Jóvenes Emprendedores Sociales, buscaba en su primera edición, lo que ha buscado es incentivar el aporte de los jóvenes para el cambio en contextos sociales.

No cabe duda que la responsabilidad social se ha convertido en los últimos años en un bastión importante para procurar el desarrollo de zonas desfavorecidas, ya sea en los distintos ámbitos: social, económico, cultural o educativo.

Foto: Universidad Europea de Madrid

La necesidad por mejorar la calidad de vida se ha canalizado formalmente aplicando estrategias y planes de desarrollo, a esto, el importante rol de los jóvenes como agentes de cambio a resultado una experiencia gratificante para el logro de objetivos.

Para esto, entidades del estado y también organizaciones particulares, han enfocado su interés en el desarrollo de programas sociales, ya sea mediante  incentivos a la participación o mediante colaboración  de instrumentos técnicos y participativos.

Hace unos meses, la Universidad Europea de Madrid celebró la premiación de un grupo de jóvenes interesados en hacer posible esta mejora en la calidad de vida de aquellos menos favorecidos. El premio, denominado como Premios Universidad Europea de Madrid Jóvenes Emprendedores Sociales, buscaba en su primera edición, lo que ha buscado es incentivar el aporte de los jóvenes para el cambio en contextos sociales.


Canalizar la energía y la frescura  que la juventud  otorga hacia objetivos de bienestar común y crear una cultura social responsable, pueden significar dos factores importantes para considerar a este evento como trascendental en el intento por hacer de la proyección social una herramienta importante para el desarrollo emprendedor de la juventud.

La organización y realización de los premios, han sido posibles gracias al desinteresado apoyo de instituciones como la International Youth Foundation y la Sylvan Laureate Foundation, y el buen desempeño de un jurado formidable y prestigioso como Pilar Muro, Presidenta del Grupo Quirón, Francisco Luzón Consejero Director General del Grupo Santander y los reconocidos periodistas Hernán Zin y Nieves Herrero.

Miguel Carmelo, presidente de la Universidad Europea de Madrid, señaló que la importancia del premio no solamente radicaba en el factor económico que ayudaría a desarrollar e implementar los proyectos, sino que además otorgaba la posibilidad de evaluar y guiar mediante el seguimiento y la tutoría de agentes experimentados, cosa que beneficiaría a una mayor productividad y logro del proyecto.

Lo curioso del evento es que pese a resultar un éxito, son todavía contadas con los dedos las instituciones que se  plantean actividades estimulantes de este tipo. La participación de jóvenes de entre 18 y 29 años de edad fue contundente, más de 40 propuestas para participar y finalmente 10 premiados en los distintos sectores como salud, tecnología, educación y emigración, son un claro reflejo del potencial encubierto de la sociedad por participar  activamente en proyectos de interés social.

Sólo hace falta mayor generación de recursos y actividades estimulantes para la concreción de proyectos con un alto índice favorable de éxito. Por esto, vale resaltar la labor de la Universidad Europea de Madrid, entidad que en su participación de Educación Superior, ha sabido reconocer y generar  posibilidades de cambio y desarrollo, tanto para aquellos jóvenes emprendedores con sus proyectos, como para quines finalmente se beneficien con los mismos.

Foto: Compromiso Joven

La proyección social no es cosa nueva en la Universidad Europea de Madrid, la percepción y firme convicción de cambiar el mundo y posibilitar a futuras generaciones una sociedad más justa y equitativa, con la oportunidad de un desarrollo sostenible que no atente contra su medio ambiente, ha generado políticas sociales participativas en pro del fomento de concursos como este.

Por suerte, las buenas acciones son contagiosas y esto ha permitido que entidades prestigiosas como la International Youth Foundation y la Sylvan Laureate Foundation se hayan unido a los mismos objetivos.

El liderazgo de la Universidad Europea de Madrid no es de sorprender, según lo conocido, esta universidad pertenece al Laureate International Universities, uno de los líderes mundiales de la enseñanza superior, cuyo universo cuenta con 30 centros educativos en 18 países alrededor del mundo. El nivel educativo potencia la participación juvenil en el mundo laboral de manera exitosa, con alta calidad académica y favoreciendo la orientación profesional de alta expectativa.

En lo que respecta al premio, fue otorgado a un proyecto que fomenta la intervención laboral y social de mujeres de etnia gitana, el proyecto liderado por Camila Forero, fue considerado el de mayor importancia de un total de 10 finalistas.

Camila Forero, es la representante de la compañía Romihilo, una empresa centrada en al incersión socio laboral, con sede en Madrid y que ha sido reconocida con el Premio Especial del Jurado. La empresa se dedica a la confección y promueve la inserción laboral y la capacitación que ya en estos días beneficia a unas 50 personas directamente. Bajo el apoyo económico que brinda el premio, se espera ampliar esa cantidad de beneficiados.

Cabe destacar que el evento consideró a todas las localidades de España, de las que Asturias, Valencia, Cataluña, Andalucía y Madrid fueron las comunidades con mayor participación.

Ramihilo tiene al frente varios escollos por vencer, ya sea la integración de las mujeres en el proyecto laboral y por ende, en la sociedad y lograr potenciar el recurso empresarial como fuente de negocio sostenible, que se proyecte como una opción real de empleo y visión progresiva de desarrollo.

Los restos son grandes pero la sustentada participación y el creciente interés de los jóvenes por hacer de esto un objetivo posible, pueden resultar un canal positivo de imitar. La generación de recursos a partir del bienestar social puede significar una herramienta interesante para el desarrollo de proyectos que busquen la sostenibilidad e incersión social y laboral de sectores menos favorecidos. Sólo hace falta generar  estímulos favorables para  estas experiencias de éxito emprendedor.

La orientación que el concurso destina al proyecto ganador es interesante, tras su elección se ha destinado al proyecto a participar en el concurso International Youth Foundation, como representante español.

Por supuesto que el premio económico también resulta importante, más si ese dinero será destinado en el desarrollo y mejoramiento del proyecto. Tres mil euros para cada uno de los diez premiados que permitirán evaluar, capacitar y reforzar positivamente el desarrollo de cada uno, esto bajo la vista de la Universidad Europea de Madrid.

Es necesario resaltar actividades como éstas, porque procuran la actividad e involucramiento de los jóvenes en temas tan importantes como la responsabilidad social, mediatizan información de una realidad que puede ser cambiada con el esfuerzo conjunto de la sociedad, las instituciones y las empresas.

Foto: Universidad Europea de Madrid

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...