‘Arte japonés’, de Joan Stanley Baker

‘Arte japonés’, de Joan Stanley Baker es un ensayo que señala el continuo del arte nipón, como creación basada en el perfeccionamiento de la técnica. La autora es especialista en estudios orientales, condición que le permite dar cuenta de las influencias de China, Corea, India en el desarrollo del arte japonés, el cual al principio puede copiar e imitar pero siempre deja la marca de su estilo.

Arte japonés de Joan Stanley Baker; Ediciones Destino 2009

Arte japonés de Joan Stanley Baker; Ediciones Destino 2009

Joan Stanley Baker es una estudiosa de arte oriental y este 2009, su libro ‘Arte Japonés’ (2001) es traducido por Ediciones Destino. El trabajo busca ser una introducción a la totalidad del arte nipón, desde la prehistoria, donde se domina  la alfareria y elbronce, para pasar al desarrollo de los ideogramas, que evolucionaría hasta el arte de la caligrafía. Este ensayo revisa distintas expresiones artísticas como teatro, pintura, escultura, arquitectura y la moda de las pasarelas de Tokyo, para probar que Japón asimiló influencias de sus vecinos del Asia y Europa, desarrollando estilos propios.

Japón ha asimilado de las potencias europeas y de Estados Unidos para el diseño de la moda e incluso de automóviles, pero siempre dándo el toque del perfeccionamiento oriental. Un libro que busque plasmar una visión totalizante del arte es coherente con la necesidad de comprender la diversidad de fuentes que entran en consideración como motivación para la obra de arte. El arte tradicional nipón ha influido en su industria, como la pintura en el manga y anime, donde se ven tantas imágenes congeladas que marcan momentos climáticos de la narración de la historia.


Un legado en uso

Portada de la edición en inglés de arte japonés

Portada de la edición en inglés de arte japonés

El arte japonés ha alcanzado la difusión global por su capacidad de adaptación, si al principio imita o absorbe influencias lo hace hasta llegar a un punto de saturación que le permite un despegue hacia el estilo propio. Por ejemplo, los personajes de manga son occidentalizados, hombres y mujeres, pero su expresión es oriental, esto ha sido logrado girando en torno a ethos nipones, así héroes, villanos y comediantes responden a arquetipos de esta cultura milenaria, en síntesis la cultura nipona es permeable a lo foráneo pero logra imprimir su sello de marca e identidad.

En el caso de los autos, Japón se ha inspirado en diseños italianos, en la línea americana también, pero como todo su arte lo ha adaptado a la economía de línea y espacio, sin copiar el comfort de un auto grande como los de Estados Unidos. El arte japonés descansa en el desarrollo de la técnica depurada hasta la perfección, reflejo de la laboriosidad de su pueblo y en el respeto y consideración a la sabiduría de los ancianos, que es una forma de valorar los conocimientos tradicionales. Todos estos rasgos demuestran el continuum de la cultura nipona, nunca se desperdicia, se crea sobre lo canónico.

Conclusión
El arte japonés ha reflejado la disciplina y laboriosidad de su pueblo, desde épocas prehistóricas, lo que desembocó en una evolución de la técnica y su depuración para la creación artística, motivo de la gran aceptación y difusión de este arte.

Imágenes.

Arte japonés en Libreriababilonia

Japanese art en Amazon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...