El Primer Trago de Cerveza y Otros Pequeños Placeres de la Vida

En esta entrada revisamos un particular manual acerca de los placeres de la vida llamado El Primer Trago de Cerveza y Otros Pequeños Placeres de la Vida.

El Primer trago de cerveza

El Primer trago de cerveza

Hace poco conversaba con uno de los amigos entrañables de la infancia a quien siempre recuerdo con cariño. Estamos separados apenas por dos cuadras de distancia pero por un abismo de pasatiempos. A Ramón no le gusta leer y no hay manera de hacerlo entrar en razón. Sin embargo, hace poco llegó a mis manos una publicación que me hizo recobrar las esperanzas de reconvertirlo.

Se trata del libro, manual, alucinación –no sé cómo calificarlo- llamado El Primer Trago de Cerveza y Otros Pequeños Placeres de la Vida del autor Philippe Delerm. Se trata de un pequeño libro sobre los asuntos banales de la vida como lo puede ser el beber una cerveza, o el manejar por una autopista en la noche, o leer el diario un domingo por la mañana mientras disfrutamos del desayuno.

Lo interesante de la publicación es que se trata de un ensayo que no se aleja de la prosa, lo cual sería perfectamente natural al abordar estos nimios temas. El autor hace uso de un lenguaje elegante, esmerándose por hacer pasar estas experiencias comunes como celestiales y un premio en el camino de la vida. Premio que muchos de nosotros no sabemos reconocer en su real dimensión y que realizamos de manera autómata.

Philippe Delerm

Philippe Delerm

Delerm se compromete a realzarnos cada detalle de estos momentos de intimidad con uno mismo, haciéndonos notar la importancia que estos actos unitarios tienen en la sumatoria total de nuestra existencia. Pese a ser un autor conocido en su natal Francia, Delerm salta a la fama con este apologético de la vida diaria que en un principio estaba dirigido a un sector muy especial pero que fue ganando terreno hasta convertirse en una de las publicaciones más vendidas de Francia.

En este pequeño manual redescubriremos 34 placeres cotidianos en forma de pastillas, comprimidas en relatos de un promedio de dos páginas. Líneas suficientes para renovarnos el espíritu aletargado en el que casi todos hemos caído y que nos hace incapaces de saborear cada instante de leer un libro en la playa o ser conscientes de cada paso con una navaja en el bolsillo.

Sugerimos aplicar uno de estos 34 placeres al momento de leer este libro, hacerlo recostado en la cama, antes de quedarse dormido.

Imagen Libro: Libris-Agora
Imagen Autor: Educa Red

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...