El Tercer Mundo en la economía mundial de Pierre Jalée

El Tercer Mundo en la economía mundial de Pierre Jalée retrata en qué se basa la dependencia de los países que consiguieron la independencia a mediados del siglo XX. Entre las características de estos países se encuentra la dependencia y el subdesarrollo, que son dos conceptos diferentes, aunque con significados muy similares. Jalée los relaciona para estudiar uno de los fenómenos más complejos y desafortunados de nuestro mundo.

El Tercer Mundo en la economía mundial de Pierre Jalée es una obra de gran interés para comprender el proceso de inserción en la economía mundial de los nuevos países descolonizados, cuya situación de subdesarrollo derivado de la época colonial será aprovechada por los países desarrollados. El movimiento del Tercer Mundo o de los países no alineados nació en la Conferencia de Bandung en 1955. En un principio surgió con objetivos políticos, aunque posteriormente fue evolucionando hacia planteamientos económicos.

África sigue dependiendo de Europa

Después del proceso de descolonización de África y Asia, la mayoría de los pueblos que consiguieron la independencia se enfrentaron a graves problemas: el hambre, el analfabetismo y el atraso industrial marcaron el desarrollo de dichas naciones nuevas. Durante la segunda mitad del siglo XX se intentó denominar de una forma común a todos estos países que habían conseguido la independencia y ahora se encontraban en una situación de desamparo: estaban insertos en un mundo bipolar, dividido por un bloque comunista y otro bloque capitalista, en plena Guerra Fría, y dependían del desarrollo industrial de terceros países.

Dependencia y subdesarrollo van a ser los dos términos que mejor definan a estos países. Aunque ambos se relacionan y vienen a significar los mismo (una situación de atraso frente a las sociedades más avanzadas) se pueden establecer ciertas distinciones entre los dos. Pierre Jalée, autor de otras obras como El proyecto socialista. Aproximación marxista, deja entrever que la dependencia surge cuando se constituyen grupos socioeconómicos internos que se vinculan a fuerzas externas (inserción en la economía mundial a través de la división internacional del trabajo), lo que acaba suponiendo una pérdida de autonomía. Así, las decisiones sobre consumo o producción en las economías de países subdesarrollados se toman en función de los intereses de las economías desarrolladas, limitando las acciones de los grupos sociales internos.

En definitiva, son los países desarrollados los que controlan la producción y los mercados de los países subdesarrollados, dejando las economías de estos últimos en un estado alarmante de vulnerabilidad. Esta fragilidad se encuentra sometida, principalmente, a fluctuaciones en los precios de los productos que se exportan, con tendencia a la baja, la sustitución de las materias primas por productos sintéticos o el deterioro de los términos de intercambio, punto que muchos autores consideran necesario modificar para que los países que adquirieron la independencia a mediados del siglo XX alcancen un desarrollo industrial. En definitiva, la inserción de los países del Tercer Mundo en la economía mundial ha sido lo que ha condicionado su situación actual.

Foto: ho visto nina volare

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...