En defensa de la felicidad, de Matthieu Ricard, una aspiración universal

Desde que inició sus pasos en este mundo, el ser humano ha buscado la felicidad. No en balde, todos los filósofos se han ocupado de ella y la han interpretado de diversas formas. ‘En defensa de la felicidad’, de Matthieu Ricard trata de ser una guía de autoayuda para conseguirlo.

Desde que inició su andadura en este mundo, el ser humano ha buscado lograr la felicidad, una amiga generalmente esquiva. No es casual que todos los filósofos que han existido hayan reflexionado sobre ella y donde hallarla. Para Epicuro, por ejemplo, se encuentra en la ausencia de dolor físico y en la paz mental. Para Inmanuel Kant, sin embargo, sólo se alcanza cuando el individuo ha conseguido todos sus deseos, es decir y en otras palabras, nunca, pues siempre aparecen nuevos anhelos.

También a ella consagra su obra ‘En defensa de la felicidad’ el galo Mattheu Ricard (París, 1946), una peculiar personalidad pues hace treinta y cinco años abandonó una prometedora carrera como investigador en el prestigioso Instituto Pasteur de su país para convertirse en monje budista. Abandonando las comodidades del primer mundo, se fue al Himalaya y tuvo como maestros a importantes figuras del Budismo.

'En defensa de la felicidad' es un libro de Matthieu Ricard (en la foto)

'En defensa de la felicidad' es obra de Matthieu Ricard (en la foto).

Hoy combina su religión con la escritura y la fotografía. Ha realizado importantes libros fotográficos (sus fotos han sido elogiadas nada menos que por Henry Cartier-Bresson) como ‘Los monjes danzantes del Tibet’ o ‘Tibet, un viaje hacia el interior’. Además ha publicado varios ensayos entre los que destaca ‘El monje y el filósofo’, que reproduce los diálogos mantenidos con su padre, el conocido pensador francés Jean François Revel. Además, desarrolla una importante labor humanitaria en todo el continente asiático, que le ha valido la Orden al Mérito Nacional de Francia.

Por su parte, ‘En defensa de la felicidad’, que fue un super-ventas en su país, trata de ser una guía para alcanzar tan preciado objetivo, una obra de desarrollo personal para lograr la felicidad. Su tesis principal es que ésta no sólo es posible sino que es un derecho de todo ser humano. A partir de ella, desarrolla sus postulados e ironiza acerca de la idea de que el potencial del individuo es limitado. Nos muestra los impedimentos que nuestro ego y nuestros pensamientos negativos ponen a la felicidad con objeto de enseñarnos a eliminarlos.

Incluso, al final de la obra, añade un apartado de ejercicios prácticos. Ricard, que se considera un hombre feliz, nos conduce por este difícil camino valiéndose de una agresiva lógica y ciertas dosis de humor que se agradecen. Se trata, en suma, de un excelente texto de autoayuda y superación personal que quizá no nos permita alcanzar la felicidad pero no perdemos nada con leerlo e intentarlo.

Fuente: Literatúrate.

Foto: Wonderlane.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...