‘Homo videns’, de Giovanni Sartori, el poder de los medios audiovisuales

El italiano Giovanni Sartori es uno de los más brillantes estudiosos actuales de la teoría política en general y del sistema democrático en particular. Precisamente, en ‘Homo videns’, reflexiona sobre el papel que los medios audiovisuales tienen en la labor de los mandatarios y en el gobierno de los pueblos.

Vista de Florencia

Una vista de Florencia, ciudad natal de Sartori

Desde sus primeras emisiones públicas a cargo de la BBC allá por 1927, la televisión se ha convertido en el medio de comunicación más importante del mundo, aunque ahora comienza a verse superada por Internet. Por ello, constituye también un arma poderosa que influye de forma determinante en la opinión pública, hasta el punto de que políticos y líderes de todo tipo han adaptado su conducta a ella y, en consecuencia, es también una herramienta muy peligrosa.

De estas tesis parte el prestigioso filósofo y politólogo italiano Giovanni Sartori (Florencia, 1924) en su ensayo titulado ‘Homo videns’.

Licenciado en Ciencias Sociales por la Universidad de Florencia, en la que también sería profesor, al igual que en las de Stanford y Columbia, y fundador de la primera Facultad de Ciencias Políticas de Italia, Sartori es uno de los más reconocidos estudiosos de la teoría democrática, a la que ha contribuido con numerosas aportaciones, algunas, por cierto, bastante polémicas. Su labor le ha reportado numerosos galardones como el Premio Príncipe de Asturias o el Karl Deutsch, así como buen número de doctorados honoris causa. También fue fundador de la prestigiosa ‘Revista italiana de Ciencia Política’ y colabora habitualmente como columnista en importantes diarios.

Como decíamos, en ‘Homo videns’, Sartori se centra en los peligros que la televisión provoca para el sistema democrático. Según él, esta herramienta supone la primacía de la imagen y ello ha provocado en la ciudadanía una pérdida de la capacidad de abstracción y, con ella, un empobrecimiento de la comprensión. Todo ello ha influido enormemente en la forma de hacer política: quiénes desempeñan esta función han pasado de exponer sus tesis de una forma profunda y razonada a convertirse en modelos mediáticos de cuidada imagen que se limitan a lanzar soflamas populistas con objeto de captar votos.

Así, se ha llegado a que los políticos concedan más valor a estos aspectos que a desempeñar responsablemente sus funciones como gobernantes que deben guiar a las naciones. En suma, duda Sartori de la capacidad tanto formativa como informativa de la televisión. Sí le concede el papel de herramienta complementaria de la palabra escrita y hablada pero lo que –para él- resulta enormemente negativo es que se haya convertido en la controladora absoluta de la información: «lo que no está en televisión, no existe». Y ello produce en el espectador la atrofia de sus capacidades cognitivas: pasa de ser un homo sapiens a convertirse en un homo videns.

Fuente: Editorial Taurus.

Foto: Dorfun.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...