La Carta sobre la tolerancia de John Locke

John Locke es considerado como el padre del liberalismo moderno. Entre sus obras destacan las siguientes: Carta sobre la tolerancia y Ensayo sobre el entendimiento humano. En Carta sobre la tolerancia expone su idea de libertad religiosa. Para Locke existían una serie de derechos naturales en el hombre que no podían ser violados: espiritualidad, propiedad, libertad, etc. Su obra fue fundamental para los teóricos de la Ilustración en el siglo XVIII.

El pensamiento de John Locke ha sido determinante para la Historia Moderna. Sus ideas políticas, como la de la tolerancia religiosa o la de la separación de poderes, fueron continuadas por los teóricos de la Ilustración en el siglo XVIII. Considerado como el padre del liberalismo moderno, John Locke propuso en el siglo XVII que la soberanía emana del pueblo; y que la propiedad y la libertad son derechos naturales de los hombres, anteriores a la constitución de la sociedad, y que han de ser protegidos por el Estado.

John Locke

Para Locke, los gobernantes son administradores al servicio de la comunidad. Plantea por primera vez la separación de poderes (sólo para destacar la preeminencia del legislativos sobre el ejecutivo y el judicial), teoría que desarrollará Montesquieu en el siglo XVIII. Al contrario que Hobbes, Locke parte de que el hombre es bueno por naturaleza. Así, para él, el pacto social, por el que se crea el Estado, tiene como fin asegurar los derechos naturales del hombre (propiedad y libertad), que no están protegidos en el estado de naturaleza.

Entre las obras más destacadas de este pensador inglés cabe mencionar Carta sobre la tolerancia y Ensayo sobre el entendimiento humano, que contienen las críticas al absolutismo más influyentes de la época y que vienen a justificar la Revolución Gloriosa de 1688. La Carta sobre la tolerancia de John Locke contiene una serie de escritos que fueron publicados entre 1689 y 1690. Entre las cartas incluidas en esta obra destacan las siguientes: Las dimensiones de la libertad, De la tolerancia a libertad religiosa, Las sectas protestantes, La defensa filosófica de la libertad, La cuestión de Inglaterra y la que da el título a la obra, La Carta sobre la tolerancia.

En ella propone, por primera vez, la libertad de culto, algo que Voltaire desarrollaría durante el siglo XVIII, en vísperas de la Revolución Francesa. Y es que la tolerancia religiosa sigue la línea del pensamiento político liberal. Este teórico inglés defendió los derechos naturales del hombre, entre los que se encontraban, no sólo el derecho a la propiedad y el derecho a la libertad (lo que marcaría el pensamiento político moderno), sino también la espiritualidad, algo que será decisivo no sólo para la pluralidad de los Estados contemporáneos, sino también para la separación Iglesia-Estado. Precisamente, esta desunión tiene un gran significado para el devenir histórico de Europa, pues por primera vez en siglos, el ámbito político y el religioso se desligaban.

Foto: Unknown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...