‘La Economía China’, de Françoise Lemoine

‘La Economía China’, de Françoise Lemoine es un ensayo que enumera los progresos de China tras superar un periodo de estancamiento económico y volverse el taller del mundo. La economista autora de este libro plantea retos al gobierno chino que se centran en atender las expectativas crecientes de su población al ver el progreso de varias regiones del país como demostración de un mejor de vida posible.

'La Economía China', de Françoise Lemoine, Alianza Editorial 2007

'La Economía China', de Françoise Lemoine, Alianza Editorial 2007

Françoise Lemoine es una economista francesa que ha trabajado temas de investigación de la economía asiática, en su libro ‘La Economía China’, publicado por Alianza Editorial en 2007 habla de un periodo anterior a 1949 donde este país asiático careció de desarrollo financiero, además el país tuvo que soportar crisis de inestabilidad política donde asumió el modelo soviético, posteriormente China recibe capitales y se vuelve el taller del mundo gracias a su gran disponibilidad de mano de obra y a la calidad creciente de sus producciones, hechas por encargo de compañías trasnacionales.

China ha dado el salto a la economía de mercado, a pesar de que convive con modelos comunistas, sus trabajadores se quejan de problemas sociales y hoy en el siglo xxi que se perfila como potencia hay quejas de daños ecológicos por la explotación indiscriminada de materia prima. El conflicto por mantener paralelamente al comunismo y al capitalismo crea expectativas de alcanzar otros niveles de vida por efecto de demostración de las ciudades más desarrolladas, sin embargo el gobierno comunista ha asegurado la educación y salud de sus habitantes.


Análisis de las transformaciones socio económicas en China

"Françoise Lemoine, economista francesa."

"Françoise Lemoine, economista francesa."

Todavía no se sabe hasta que punto se va a expandir el capitalismo en China porque contradice la ideología del gobierno comunista. China acudió a otros modelos económicos porque el propio le era insuficiente para crear más riqueza y distribuirla entre sus habitantes. Con todas sus contradicciones, la apertura china ha servido para mejorar notablemente la calidad de vida de millones de personas. Una consecuencia favorable es la proyección de China a nivel internacional con la introducción de productos baratos de buena manufactura y calidad.

Ha habido respuesta del resto del mundo en el sentido de que las sociedades europeas y latinoamericanas se han interesado en estudiar el idioma chino, como una forma de acercamiento para un futuro cercano, motivados por la infinidad de posibilidades de intercambio comercial y cultural con esa gran potencia. China ha logrado crecimiento económico gracias al aumento de sus exportaciones a occidente, pero falta mejorar la calidad de los derechos sociales y velar por su puesta en vigor desde el aparato legal del Estado.

Conclusión
China representa un modelo económico permeable a la economía capitalista, el cual ha servido para generar mayor riqueza, puestos de trabajo y mantener un comercio creciente con occidente que se perfila autosostenible. Mientras las trasnacionales obtienen productos de calidad y el Estado adquiere reservas monetarias, queda el reto de no descuidar los derechos laborales de millones de trabajadores que frente a este progreso anhelan también mejor calidad de vida para los suyos.

Imágenes:

‘La Economía China’ en Alianzaeditorial

Françoise Lemoine en Cepii.fr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...