La política de la acción no violenta de Gene Sharp

La política de la acción no violenta del sociólogo Gene Sharp es una obra cumbre para comprender el pacifismo. En ella retrata las diferentes técnicas que existen de no violencia, entre las que destaca la desobediencia civil. Este método pacífico de protesta fue utilizado por Mahatma Ghandi para logra la independencia de la India respecto al Imperio Británico.

El pacifismo es un conjunto de doctrinas encaminadas a mantener la paz entre las naciones. Se opone a la guerra y a cualquier otra forma de violencia a través de la diplomacia, la desobediencia civil, el boicot o la objeción de conciencia. Los movimientos pacifistas tienen sus primeros antecedentes en las bases dogmáticas de algunas religiones como el budismo o el cristianismo primitivo, que promueven el empleo de estrategias no violentas para la propagación de sus ideas.

Lennon fue uno de los exponentes del pacifismo de los 60

No obstante, el pacifismo como tal comenzó a ser definido a partir del siglo XVIII. A ello contribuyó el pensamiento de autores como Jeremy Bentham o Jean Jacques Rousseau. Así, sus orígenes como movimiento organizado hemos de situarlo a finales del siglo XIX. Las principales manifestaciones pacifistas se dieron tras dos conflictos bélicos que marcarían las relaciones internacionales del siglo XX, además de la opinión popular sobre las campañas militares: la Primera Guerra Mundial, pero sobre todo, la Segunda Guerra Mundial. La catástrofe humanitaria ocurrida después de las explosiones atómicas de Hiroshima y Nagasaki sentaron un antes y un después en el movimiento pacifista, el cual se consolidó en plena Guerra Fría, por los constantes conflictos bélicos protagonizados entre los dos bloques. Durante la segunda mitad del siglo XX, cabe destacar la Guerra de Vietnam, que movilizó a millones de personas contra la intervención militar en este país. El antibelicismo generado por este conflicto fue uno de los principales hilos conductores de la contracultura de los 60 y 70.

En este contexto, surge una de las obras fundamentales para comprender el movimiento pacifista. Me refiero a La política de la acción no violenta del sociólogo Gene Sharp. Según este autor, toda estructura de poder se basa en la obediencia de los sujetos a las órdenes de los dirigentes, de forma que cuando el individuo no obedece, los líderes no tienen poder. En esta obra, Sharp expone que existen más de doscientas técnicas de resistencia no-violenta, entre las que destacan la desobediencia civil, la huelga de hambre, el boicot empresarial, la manifestación pacífica, la no colaboración, la denuncia de los hechos violentos, etc. Algunas de éstas las practicaron figuras clave dentro del movimiento pacifista: León Tolstói (sus ideas sobre la no-violencia activa, y su oposición al servicio militar y a los impuestos de guerra, fue fundamental para el movimiento pacifista del siglo XX), Mahatma Ghandi (principal responsable de la independencia de la India, conseguida mediante técnicas basadas en la no-violencia, como la desobediencia civil) y John Lennon (compositor de himnos pacifistas como Imagine, cuya encamada por la paz con Yoko Ono supuso una nueva forma de protesta no-violenta contra la guerra. Así, para concluir, Sharp afirma que la no-violencia no sólo atañe a los clásicos enfrentamientos armados, sino que se extiende a todos los campos de las actividades humanas, entendiéndose como un estilo de vida, una manera de resolver los conflictos y un mecanismo de cambio social.

Foto: Vangeles

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...