Lo que trae la modernidad y la posmodernidad

Fellipe Giardella se preocupa, y se pregunta, por el sentido de la vida del hombre en sociedad y como individuo. Parece no haber un camino final, y la humanidad ha caído en tiempos de desconcierto.

Modernismo

Modernismo

El modernismo es cuestión del siglo XX. El progreso, las vanguardias, las grandes ideas, el hombre como centro de todo son sus máximas, pero a la vez sus máximas parecen fijarse más en el final del progreso mismo y el objeto de este, el hombre, pierde sentido dentro del panorama del avance de la humanidad.

Como un sonido que no perdura sino que se pierde a menos que sea grabado, así es como se ve el hombre dentro de los avances del siglo XX, los cuales lo dejan, con todos sus paradigmas empezando a ser cuestionados, en la puerta misma del siglo XXI.

Los años 2000 llegan y el modernismo se retruca solo y los tiempos parecen haber arrojado al posmodernismo por fuera de la borda hacia el mar amplio de la humanidad. Es entonces que la cuestión sobre qué tipo de mundo es el que tenemos ahora surge.


Así, Fellipe Giardella, se pregunta, y nos pregunta, después de una exposición humana, si nosotros somos los que hacemos al mundo o es que el mundo desbordado, sin un objeto central y definido, es el que produce hombres faltos de conciencia para pensar en sí mismos y en el resto de personas tanto en el presente como en el futuro.

Con Tiempos Blandos, el autor se propone encontrar una pregunta para llegar a la respuesta que muchos creen tener pero que pierden de vista ante la soberbia falta de fineza que caracteriza estos tiempos.

Según la definición de Gardella, tiempos blandos se pueden definir exactamento como lo que estamos viviendo hoy en día bajo plena dominación del posmodernismo que ha llegado a este siglo.

El posmodernismo es todo lo contrario, y a la vez, producto del modernismo que no supo cumplir como esa promesa que rescataría a la humanidad de su situación de hundimiento.

Falta de paradigmas o ideas fuertes que agrupen a la humanidad, pérdida del sentido de la vida, ausencia de fuertes corrientes, la miniaturización de las tecnologías, la rapidez de las comunicaciones, la futilidad de las relaciones y las obsolecencia de cuanto se hace son los pilares que apuntalan el cielo posmodernista.

Así las cosas, este libro apunta a no ser parte de ese posmodernismo. Un buen reflejo de lo que es la humanidad por estos días y que quizá ni siquiera nota dentro de su rapidez en cada actividad, de su pequeña fijación por lo inmediato perdiendo de vista el horizonte que se solía ver siempre detrás de cada actividad en el pasado.

Puedes leer el libro gratis aquí

Foto: Modernismo de Governo de Minas Gerais en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...