Los orígenes de la Revolución Francesa de Jacques Godechot

Los orígenes de la Revolución Francesa de Jacques Godechot es una obra de gran importancia para comprender el proceso revolucionario ocurrido en Francia a finales del siglo XVIII. Godechot representa la visión sintética de la historiografía sobre este acontecimiento. Este autor francés trata de realizar una interpretación total sobre la Revolución Francesa y es uno de los principales defensores de que la Revolución Francesa pertenece a un conjunto de movimientos mucho mayor conocido como “la Revolución Atlántica”.

Los orígenes de la Revolución Francesa de Jacques Godechot es una obra indispensable para el análisis de las causas del proceso revolucionario ocurrido en Francia en 1789. La Revolución Francesa es el modelo de revolución liberal-burguesa que supuso la descomposición de la sociedad estamental característica del Antiguo Régimen, la abolición de los privilegios nobiliarios y eclesiales, el paso de un régimen monárquico absolutista a un sistema parlamentario y la imposición de los ideales de la Ilustración (libertad, igualdad y soberanía nacional). La importancia de la obra de Godechot radica en el hecho de que es uno de los textos cumbres de la historiografía relacionada con este acontecimiento. Este autor francés representa la corriente de pensamiento que trata de sintetizar todas las conclusiones extraídas por los estudiosos del proceso de revolucionario, desde los contemporáneos hasta los autores marxistas que entendían la Revolución Francesa como una lucha de clases en la que el Estado burgués acabó con las estructuras feudales francesas.

En Versalles se gestó la Revolución Francesa

La Revolución Francesa ha sido un periodo que se ha interpretado de muy diversas formas. Parece ser que el único punto en común que tienen todos los historiadores que realizan estudios acerca de este acontecimiento es la naturaleza de sus repercusiones, de las cuales se pueden destacar dos: la Revolución Francesa dio pie a las revoluciones liberales del siglo XIX que cambiaron por completo el panorama político de Europa y América, y la Revolución Francesa inaugura la modernidad y sienta las bases de los regímenes políticos constitucionales de la actualidad.

Junto con Robert Palmer, Godechot representa la visión sintética acerca del estudio de este acontecimiento. Estos historiadores pretenden realizar una interpretación total y entienden la Revolución Francesa como un proceso que se enmarca en otro más amplio bautizado como “Revolución Atlántica”. Esta teoría englobaba otros movimientos como la Revolución Americana de 1776, la Revolución Bátava de 1781 o la Rebelión Irlandesa de 1798.

Entre las causas sobre la Revolución Francesa de las que habla, destaca, además de la influencia de los intelectuales de la Ilustración, la crisis política del reinado de Luis XVI o los desajustes sociales evidenciados en el enfrentamiento entre la aristocracia y la burguesía, el colapso financiera sufrido en Francia a finales del sigo XVIII. Los impuestos que la población francesa pagaba eran insuficientes para cubrir la deuda del Estado. Además, únicamente el Tercer Estado estaba sometido al fisco (el diezmo a la Iglesia y la talla al Estado). El intento de crear un impuesto general que afectase también a la nobleza desencadenó el proceso revolucionario.

Foto: Gonzalo Barroso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...