‘Vida de Tolstoi’, de su discípulo Romain Rolland

Rolland fue un activo pacifista que siguió con gran interés las ideas casi místicas del novelista ruso. nadie mejor que él, por tanto, para escribir esta ‘Vida de Tolstoi’ que es casi una hagiografía.

León Tolstoi

Busto de León Tolstoi

En los últimos años de su vida, León Tolstoi se convirtió en una suerte de gran líder místico dedicado a iluminar a la Humanidad con su personal religión y sus ideas de justicia social. A su propiedad de Yasnaia Poliana acudían personas de todo el mundo para estar con él y recibir sus consejos y en todas partes surgieron seguidores –incluso dentro de la intelectualidad- del autor de ‘Ana Karenina’.

Entre ellos se encontraba una de las grandes figuras de las letras francesas, Romain Rolland (Clamecy, 1866-1944), creador de una monumental obra que incluye novelas, teatro, ensayos y biografías. Nadie mejor, por tanto, para escribir ‘Vida de Tolstoi’, casi una hagiografía del maestro de la literatura rusa.

Perteneciente a una familia acomodada de la Borgoña, Rolland fue un pacifista militante que, en plena Primera Guerra Mundial, creó toda una corriente de opinión en favor de la paz, algo que le reportó no pocas enemistades en una Francia que clamaba venganza tras la derrota de 1870. A la defensa de esta idea consagró sus ensayos ‘Por encima del conflicto’, ‘A los pueblos asesinados’ y ‘Los precursores’ y, en buena medida, gracias a esta actitud, recibió el Premio Nobel de Literatura en 1915. Incluso una de sus novelas más conocidas, ‘Jean Christophe’, publicada en 1912, incide en su tesis, pues narra la historia de un músico alemán que busca la amistad entre su país y Francia, algo que hubiera evitado todas las contiendas.

Fue, además, Rolland un gran biógrafo al que otra figura del género, el germano Stefan Zweig, consideraba su maestro. Escribió algunas dedicadas a grandes artistas como Beethoven o Miguel Ángel, otras a personalidades históricas como Gandhi y también a filósofos de la religiosidad india como Ramakrishna o Vivekananda, pues admiraba las creencias orientales.

En cuanto a su ‘Vida de Tolstoi’, se inicia con estas palabras: “La gran alma de Rusia, cuya llama se encendió sobre la tierra hace cien años, fue para mi generación la luz más pura que alumbró su juventud”, que nos dan perfecta idea del tono panegírico del libro, escrito por un auténtico devoto. En ella, combina en perfecta armonía la narración de la peripecia vital del autor ruso, el análisis de su ideología y el de la evolución de su obra. Además y acorde con el biografiado, la prosa de Rollain desborda lirismo y delicadeza. Para los admiradores de Tolstoi, se trata, sin duda, de una verdadera joya literaria.

Fuente: Asociación Romain Rolland.

Foto: Maiak.Info.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...