Sobre algunos males de la educación, Ernesto Sábato expone su concepto de la enseñanza

Ernesto Sábato es, junto a Cortázar y Borges, el principal escritor argentino de la segunda mitad del siglo XX. Pese a ser científico de profesión, su obra muestra una visión crítica de la deificación de la Ciencia, en tanto convierte al ser humano en cosa. Para él, la educación del individuo es esencial, tal como señala en el ensayo Sobre algunos males de la educación.

Nadie puede discutir que la Ciencia ha promovido grandes avances y beneficios para el ser humano. Es un hecho incontestable que, gracias a ella, vivimos más y con mayores comodidades.

Sin embargo, la deificación de la Ciencia es tan peligrosa como su desprecio. Permitir que ese ingente edificio científico organice nuestra vida lleva al hombre al mero papel de cosa, de partícula de materia que forma parte del Universo.

Foto de Ernesto Sábato

Ernesto Sábato con una admiradora.

Este razonamiento constituye en buena medida la base de toda la obra de Ernesto Sábato (Rojas, Buenos Aires, 1911-2011), quién representa, junto a Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, lo mejor de la literatura argentina de la segunda mitad del siglo XX.

Hombre de intachable independencia y rigor ético -recordemos su papel como Presidente de la Comisión que investigó los crímenes de la dictadura de su país-, el concepto que Sábato muestra de la Ciencia posee más valor aún debido a que él mismo fue un eminente científico antes de dedicarse a la literatura.

A su modo de ver, frente al antropocentrismo del hombre renacentista, que sabe de las fuerzas que rigen el mundo y las subyuga a su servicio, el de nuestro tiempo se halla reducido a cosa: es esclavo de un trabajo controlado por las máquinas y, cuando termina éste, accede a otro «reino ilusorio» -el del ocio- dominado por otras máquinas que fabrican sueños.

Es, por tanto, su obra una desolada visión del mundo contemporáneo y un profundo análisis de la condición del hombre en él. Tanto El túnel como Sobre héroes y tumbas, sus dos principales novelas, muestran estas inquietudes y, al tiempo, estos contenidos les confieren un fuerte carácter intelectual.

No es de extrañar, por tanto que en el ensayo Sobre algunos males de la educación Sábato defienda una enseñanza basada en despertar la curiosidad de los alumnos, en poner en marcha su capacidad de pensar.

Frente a la educación tradicional, que constituye un mero aporte de personajes y fechas que deben memorizarse, el escritor argentino propone una enseñanza basada en aportar un mínimo de datos clave que desencadenen el afán de saber en los alumnos y los obliguen a pensar.

No se libran de su crítica los profesores que tan sólo pretenden que sus discípulos aprendan lo que ellos saben sin educarlos para la reflexión. Según Sábato, esta enseñanza controlada es propia de las dictaduras, que tan sólo admiten su «verdad oficial». Por tanto, así no se forman ciudadanos libres y críticos sino masa incapaz.

En suma, un excelente ensayo del escritor bonaerense que, precisamente, nos obliga a pensar.

Podéis leer la obra aquí.

Fuente: El Poder de la Palabra.

Foto: Ernesto Sábato: Música y Poesía en Arte y Fotografía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...