JK Rowling acusada de plagio: Harry Potter no es Willy el Mago

La demanda interpuesta en el mes de mayo ha sido finalmente desestimada

La denuncia presentada por los herederos del escritor Adrian Jacobs por plagio contra Rowling ha sido desestimada en los Estados Unidos.

Esta resolución pone fin a una solicitud que los querellantes ya habían planteado en Inglaterra alegando el mismo motivo, o casi: «La lectura de dos libros confirma inequívocamente que las dos obras son diferentes tanto en el fondo como en la forma, las reacciones viscerales que generan han sido muy diferentes en los lectores.» Para tomar esta decisión, el juez, no sólo se refiere a la sustancia y a la forma del texto (por supuesto), sino también a la recepción muy diferente (me llama la atención que la describa como «visceral») del libro por parte del público. En cierto sentido reconoce que un libro infantil que pasa desapercibido en las estanterías de las librerías no tiene el mismo status que un best-seller como Harry Potter.

El autor de «Las aventuras de Willy el Mago«, libro ilustrado para niños, habría muerto en 1997 y son sus herederos quienes pedían en primera instancia 586 millones de dólares. Para ello han sostenido que para el Volumen 4 de su éxitosa saga ,JK Rowling había plagiado a su abuelo, sobre todo en la idea de un tren rojo que sirve para conectar el mundo de los humanos con Hogwarts. Una idea original de Jabos. En comparación con otros cargos de plagio es cierto que la denuncia de los herederos de Jacobs parece muy débil y carente de base, aunque por razones desconocidas, la cobertura que han recibido los demandantes en los medios de comunicación ingleses y americanos es preocupante. La página web del autor puede darnos una idea más precisa de lo que se alega contra JK Rowling: los préstamos léxicos y secuestro de la idea original. Los herederos de Jacobs han expresado su deseo de continuar el proceso en apelación, esta vez en Inglaterra. Antiguo millonario que había trabajado en la introducción de ciertas sociedades en la bolsa parecía escribir por el gusto de hacerlo (en ningún caso tuvo necesidad de diner). Su historia personal parece una antítesis de la ruta seguida por la autora de Harry Potter, que de la nada se convirtió en una de las personas más ricas del Reino Unido en los últimos años gracias al éxito de sus novelas.

Lo único que demuestra este caso es simplemente, y no creo que nadie se atreva a decirme lo contrario, que Harry Potter nunca ha sido a su vez una invención nacida de la nada. JK Rowling ha tenido la inteligencia y la capacidad necesaria para tomar el relevo de los patrones tradicionales de la literatura fantástica y la fantasía, mezclándolos con los patrones arquetípicos de la literatura infantil (cuentos ,….) luego reciclarlos para un público objetivo adolescente (o pre-adolescente) en un sistema que tiene la consistencia y la cohesión de un universo Tolkiniano. El éxito de Harry Potter no es solo Harry Potter, es la densidad de su entorno. Hay por supuesto algunas ideas originales puestas en el libro, una narración excelente, pero sobre todo una sensación de haber conseguido un producto literario de moda que a la vez es en sí mismo una aventura extraordinaria. Todos los señores que se apelliden Jabos pueden seguir intentando tocar la moral y denunciar a Rowling, están en su derecho pese a que no conseguirán nada. Parece que no es solo en España donde algunas personas se obstinan en vivir de las creaciones culturales que hicieron hace años sus antepasados en lugar de intentar ganarse la vida con un poquito de dignidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...