‘La Orden del Sol Negro’, de James Rollins

La novela de aventuras e intriga es uno de los géneros más populares. Pero la imaginación no debe desbordarse. El argumento debe tener un mínimo de verosimilitud para ser creíble. De lo contrario, corre el riesgo de caerse en lo disparatado. Y esto es lo que sucede en ‘La Orden del Sol Negro’, de James Rollins, pues una trama en la que tengan cabida una Biblia que perteneció a Darwin, los experimentos nazis, monjes budistas y hasta los servicios secretos norteamericanos, todo ello en aras de salvar a la Humanidad de un perverso complot nos parece excesivo.

No creemos equivocarnos si decimos que la novela de aventuras e intriga gusta a cualquier lector. Es entretenida, con frecuencia trepidante, capaz de engancharnos como un imán y, en ocasiones, no exenta de calidad literaria.

Portada de la obra

Portada de la obra

Pero los novelistas, en otros casos, llevados por ese afán de atar al lector, se exceden. Combinan épocas, escenarios distantes, conspiraciones, malvados de manual e incluso géneros, de tal suerte que lo resultante es una narración absolutamente inverosímil y, en ocasiones, vista en su conjunto, un tanto absurda.

Este es el caso, a nuestro juicio, de la última novela de James Rollins, ‘La Orden del Sol Negro’, recién publicada por Editorial Roca. Rollins (Chicago, 1961) es un autor norteamericano con una obra ya bastante extensa, en la que destaca la pentalogía ‘Los proscritos y los desterrados’, y que también ha publicado algunos relatos con el pseudónimo de James Clemens.

‘La Orden del Sol Negro’ nos presenta al comandante Gary Pierce que, tras un sospechoso incendio en una librería de Copenhagen, se verá envuelto en una investigación que le llevará a través de cuatro continentes. Por si el peregrinaje fuera poco, el enredo de la trama no se queda atrás: para evitar el robo de una Biblia que perteneció a Charles Darwin, tendrá que indagar acerca de unos experimentos secretos que los nazis realizaron en un laboratorio de Polonia.


Por otra parte, en un monasterio del Nepal, los monjes padecen una rara enfermedad mental que contagian a un científico norteamericano que se encuentran por la zona. Allí se halla también un asesino sin escrúpulos que trata de matar a la doctora Cummings. Y todo ello enmarcado en un macabro plan que trata de alterar el destino de la Humanidad.

James Rollins

James Rollins

Juzgue el paciente lector por sí mismo si no se trata de un argumento un tanto descabellado y absurdo. La aventura y el misterio están muy bien pero tienen un límite. Mezclar en una misma trama a la Biblia, Darwin, los nazis, monjes budistas y fuerzas secretas norteamericanas nos parece, por qué no decirlo, ridículo y absolutamente inverosímil.

En buena lógica, tanto enredo y sobresalto tiene que conllevar muchas páginas y Rollins nos obsequia nada menos que con quinientas veintiocho. Sin entrar a valorar las cualidades literarias del escritor norteamericano, que no dudamos, nos parece que, en esta ocasión, se ha dejado llevar por el afán comercial y ha olvidado las teorías aristotélicas acerca de la verosimilitud.

Fotos: Portada: tomada de la web de la editorial | James Rollins: tomada de la editorial

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...