La sangre de las flores

Una novela histórica donde el drama es apenas el puntapié para evidenciar una serie de dificultades que la protagonista sin nombre deberá sortear para sobrevivir en tierra de hombres.

Tapa del libro en su edición francesa

Cuando hablamos del genero de novelas históricas románticas donde una mujer fuera protagonista, mencionamos brevemente “la sangre de las flores” de Anita Amirrezvani.

En esta novela, la escritora cuenta la historia de una joven iraní en el siglo 17 con una pasión por las alfombras de nudos. Su vida está inmersa en un escándalo cuando su padre muere, y ella y su madre tiene que depender de la bondad de los parientes ricos y la esperanza de que la joven encuentre un marido rico.

La sangre de las flores está muy bien escrito y cuenta una historia conmovedora que llegará a los lectores de inmediato.

Amirrezvani describe una tierra exótica hasta los últimos detalles y en La sangre de las flores se entremezcla con las historias populares que se tejen en la narración principal. La historia de la joven, que sufre un matrimonio temporal, es erótico sin ser cursi. Sin embargo, son estos pasajes de contenido sexual los que tornan a la novela inapropiada para los lectores jóvenes.

El narrador sin nombre es una joven que aprende del tejido de alfombras de su padre, luego de que este muere repentinamente. Ella y su madre se mueven a la ciudad a vivir con sus parientes ricos, pero resentidos. Por esta razón, la siguiente opción es conseguir un matrimonio con un hombre rico.

Anita Amirrezvani se inspiró para escribir su primera novela, La sangre de las Flores, por una alfombra persa que le dio su padre cuando era una adolescente. Se imaginaba la vida del fabricante de alfombras, y de allí nació la historia de una joven del siglo 17 en Irán.

Las alfombras son un tema principal en La sangre de las Flores y el título se refiere a los tintes de las alfombras que vienen de las flores, pero las historias juegan un papel importante también. La madre del narrador es conocida por su capacidad de narración de cuentos, y Amirrezvani entrelaza las historias en la narrativa.

La sangre de las flores es exuberante y un perfecto ejemplar de una novela histórica que transporta al lector a la antigua Irán y permite descubrir y sentir en su propia piel las dificultades de ser una mujer que necesita ganarse la vida en un mundo de hombres. También es una lectura fascinante, y no pretende educar acerca de los detalles históricos, sino más bien para entretener.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...