Las conspiraciones de América y su descubrimiento

Las conspiraciones en la historia son argumentos que cuentan con un público cautivo. El descubrimiento de América por parte de templarios antes de la llegada de los españoles es otro giro sobre las legendarias teorías de conspiraciones históricas.

templarios.jpg

En estos días me he reunido con un abogado peruano, Mauricio Bermúdez, quién me ha comentado acerca de una singular historia acerca del descubrimiento de América por parte de los europeos. La teoría de la que me habló el Dr. Bermúdez postulaba que mucho tiempo antes de la llegada de Colón ya habían llegado varios europeos a América. Y no se trataba de la clásica teoría de los Vikingos. Lo que él sostenía era otra teoría relacionada con los caballeros templarios que comerciaban con los nativos de las indias occidentales desde hace mucho tiempo. Una teoría muy peculiar que tiene numerosos adeptos, pero que todavía no cuenta con un respaldo bibliográfico que lo sustente. Según el abogado peruano que conversó conmigo, él había obtenido las pruebas viajando a viejas bibliotecas de antiguos monasterios europeos. Debo reconocer que quedé fascinado con su historia que me recordaba el escándalo del libro «El Código Da Vinci«.

En nuestro tiempo tenemos una cierta fascinación por las historias de conspiraciones y verdades ocultas por poderes ocultos (me refiero a poderes terrenales, no poder diabólicos). Lamentablemente el libro que pensaba publicar Mauricio Bermúdez se tuvo que abortar debido a fuertes presiones del Vaticano para evitar su publicación. Al parecer al Vaticano no le convenía en nada que se descubriera la verdadera historia de América porque atentaría contra su historia de la evangelización de América. Entre los muchos datos que me dejó Mauricio Bermúdez, me llamó la atención el significado verdadero de la palabra Sur. Resulta que la palabra no significaba realmente abajo sino SOL ya que deriva de una palabra francesa. Lo que mi interlocutor Bermúdez interpretó con un enigmático «te puedes dar cuenta por ese ejemplo que los que vivimos no estamos abajo como injustamente nos han hecho creer los europeos».

El comentario de Bermúdez me hizo recordar una tira cómica de Mafalda (del genial Quino) en la que la simpática niña argentina clava un globo terraqueo al revés y consigue enderezar a América del Sur. Un clásico de Quino.



Los libros acerca de teorías basadas en conspiraciones históricas abundan en la literatura occidental. Tenemos el ejemplo clásico de «El Código Da Vinci» de Dan Brown, pero incluso la literatura más seria como «El nombre de la rosa» de Humberto Eco toman como argumento las grandes conspiraciones mundiales. También tenemos libros sobre conspiraciones más recientes como la que arguye que el asesinato del presidente estadounidense J. F. Kennedy fue planeada por el propio gobierno yanqui en alianza con importantes grupos de ultra derecha.

Los misterios y conspiraciones que más llaman la atención de la gente son aquellos que involucran la religión y la historia. No en vano existe actualmente un boom literario que gira en torno a esta literatura de conspiraciones históricas. El enemigo común en las historias de conspiraciones históricas es el catolicismo. Específicamente la alta jerarquía con sede en el Vaticano y sus grupos religiosos más conservadores. Entre los libros de grandes conspiraciones de la historia uno puede encontrar entre las primeras búsquedas del Google el libro «Las 20 grandes conspiraciones de la historia» de Santiago Camacho. Este libro menciona un tema que fascina a las nuevas generaciones ¿llegamos realmente a la luna? Con el paso de los años y la pobre colonización del satélite lunar ya nos va pareciendo cierto a todos nosotros que el hombre nunca llegó a la Luna, pero es un tema discutible ya que hasta ahora no se han presentado pruebas contundentes que nieguen la proeza de la NASA.

Otro libro famoso de conspiraciones es «Los hijos de la Luz» de César Vidal, el libro cuenta una conspiración masónica y se interna en los misterios esta secta que surge al desaparecer la orden de los templarios. Una obra interesante que narra las aventura de la secta de los «Illuminati» para lograr el poder. Cabe resaltar que los libros sobre conspiraciones masónicas son verdaderos clásicos de este subgénero literario.

templarios2.jpg

Pero volviendo al tema del «descubrimiento de América» Mi curiosidad me hizo investigar en Internet hasta encontrar el blog de un tal Walter, tirolés que sospechosamente escribe en castellano, que detalla muchas de las teorías sobre conspiraciones mundiales de encubrimiento de información acerca de América. El blog es muy entretenido y tiene por nombre «Descubrir América«. Es curioso que pese al origen tirolés del supuesto autor, este escriba mucho sobre México, lo que ocasiona el enfado de muchos lectores sudamericanos que como es sabido tienen una gran rivalidad hacia el país charro. Si uno piensa con malicia se podría pensar que el verdadero autor del blog es un mexicano encubierto. Una conspiración de los charros en Internet, pero no viene al caso detenerse en ese punto. El blog ofrece información muy interesante. Muestra noticias sorprendentes como la llegada de un barco chino a América alrededor del año 1000. El post sobre ese barco del almirante Zheng He ofrece curiosa información acerca de las similitudes entre las culturas peruanas y la cultura china, ya que presenta la hipótesis de que los chinos colonizaron el Perú y fueron los verdaderos artífices de la gloria de culturas precolombinas como la de los Mochicas o los Incas. En el caso de este post sustenta su información en otro post de la web Medevalium. La información que se ofrece sobre la legendaria y, quién sabe, cierta expedición del almirante He ha causado revuelo en el mundo debido a las investigaciones de un almirante británico de nombre Gavin Menzies que han obtenido eco en algunas autoridades de Singapur. Sin embargo, más allá de lo pintoresco de la noticia, la propia web Medevalum cita opiniones de expertos en historia que señalan lo absurdo de las versiones acerca de un descubrimiento chino de América. Como de costumbre se trata de especulaciones muy llamativas que no tienen base científica.

Las conspiraciones acerca del descubrimiento de América seguirán captando adeptos entre los aficionados a los misterios, pero por ahora no pasan de ser interesantes ejercicios de fantasía. Hasta que no demuestren con pruebas lo contrario, Colón seguirá siendo considerado el descubridor de América para los europeos. Finalmente, este tipo de historias se antojan un tanto racistas ya que proponen la existencia de grupos europeos en América que fueron los que condujeron el verdadero desarrollo del continente en su época precolombina.

Si los europeos o los chinos descubrieron antes América es un tema que tiene sin cuidado a los verdaderos americanos. No tiene mayor importancia ya que es el equivalente a una historia del descubrimiento de Europa por los primeros Aztecas o Incas. No se ha documentado lo que contaron los primeros indios americanos al regresar por primera vez del viejo continente. Quizás porque no es un tema importante para los conspiradores de la historia…

Foto 1 en flickr

Foto 2 en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...