Literatura mallorquina

La literatura mallorquina no es tenida en cuenta habitualmente cuando nos ponemos a hablar de libros y best-sellers. Porque claro, el balance literario de Mallorca es más bien gris, como corresponde a una isla pequeña, marcada históricamente por la pobreza, el hambre, la peste y las luchas internas y externas. Pero a pesar de todo, las tierras mallorquinas dieron al mundo dos figuras de primera magnitud. La primera fue la de Ramón Llull y la segunda la de Anselm Turmeda. Cuando tomemos alguno de los vuelos Mallorca y visitemos esta isla arrinconada de las Baleares, no nos olvidemos de estas dos grandes figuras literarias.

Ramón Llull

Estatua de Ramón Llull en la Universidad de Barcelona.

Ramón Llull, cuyo nombre figura en calles, colegios y plazas, también fue conocido como Raimundus o Raymundus Llullus en latín; también como Raymond Lully por los ingleses o como Raymond Llulle por los franceses. Filósofo, poeta, místico, teólogo y misionero mallorquín del siglo XIII, fue incluso declarado beato y en su nombre se conmemora el 29 de marzo de cada año. Hoy por hoy se le considera uno de los creadores del catalán literario y se le atribuye la invención de la rosa de los vientos y del nocturlabio. Es el autor catalán más importante de todas las épocas, un escritor fecundo e infatigable. El otro es Anselm Turmeda. Nacido en Palma en 1352 y muerto en Túnez en 1430, fue inicialmente un fraile fransciscano, aunque después se convirtió al islam. Es uno de los pocos escritors que ha escrito en lengua árabe y en una lengua europea, el catalán, siendo un clásico en ambas. Entre sus obras figuran:Llibre dels bons amonestaments’, ‘La disputa de l’ase’, ‘Llibre de tres’ y ‘Cobles de la divisió del Regne de Mallorques’.

Al lado de estos dos grandes nombres, también hay algunos poetas afiliados a la Escuela de Tolosa, algunos clérigos que escribieron libros de piedad, algunos nombres como Guillem de Torroella que se entretenían traduciendo los temas británicos y algunos cortesanos más que residían generalmente fuera de Mallorca, como Ferran Valentí. Sin embargo, no existirá ninguna obra literaria realmente importante hasta la Renaixença, ni en catalán ni en castellano ni en latín. Escritores, no obstante, no faltaron. Durante el primer tercio del siglo XX hubo figuras mallorquinas importantes dentro de la literatura catalana: Antoni M. Alcover, Joan Alcover, Miquel Costa i Llobera, Llorenç Riber, Maria Antònia Salvà, Miquel dels Sants Oliver, Gabriel Alomar, fueron algunos de ellos.  La novela como tal ha recibido cierto auge a partir de los últimos años bajo el signo del turismo, de las mutaciones de la Mallorca actual y de las nuevas preocupaciones políticas y sociales. Entre los narradores más actuales destacan: Llorenç Villalonga, Blai Bonet, Miquel Àngel Riera, Baltasar Porcel, Carme Riera y Antoni Serra, entre otros. Pero por encima de ellos, siguen brillando los apellidos Llull y Turmeda.

Fuente: xtec

Foto: Pil 56

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...