Quiero trabajar en el Daily Bugle

Los diarios son recurrentes en el imaginario de la moderna cultura occidental. Los podemos ver en películas clásicas del cine, en libros famosos y también en historietas entrañables.

Debo confesar que de niño soñaba con trabajar en el Daily Bugle o en el Daily Planet. Lo cierto es que esos dos periódicos ficticios fueron mi paradigma del centro de trabajo. Unido, ciertamente, a las visitas que hacía al diario «La Crónica» de Lima, lugar donde trabajaba mi padre.

Desde muy pequeño soñé con trabajar en un diario. En parte porque me gustaba la rutina diaria de periodista judicial de mi padre. Acompañarlo a visitar a los jueces en el Palacio de Justicia limeño y quedarme en la antesala conversando con las secretarias o viendo televisión. A veces en la misma oficina de algún «informante» tomando una gaseosa mientras escuchaba la revelación de la próxima «bomba» o gran noticia del diario. Una vida sencional.

daily-bugle.jpg

Tampoco me dejaban indiferentes las tertulias entre los periodistas al finalizar los días de trabajo. Generalmente los acompañaba a un café cercano al diario donde los escuchaba conversar sobre muchos y diversos temas. Los periodistas son una enciclopedia por los diversos temas que tratan. Esos días de verano en los que acompañaba a mi padre en su jornada de trabajo siempre terminaban con la visita de alguna librería en la que compraba una historieta o tebeo del Hombre Araña o Superman

Claro, no es usual que los periodistas vayan al trabajo con sus hijos. Pero en mi caso no había otra opción. Durante las vacaciones escolares de verano no había quien me cuidara en mi casa. Mi madre trabajaba en las oficinas de una minera importante del país y mi hermano mayor generalmente estaba matriculado en algún curso de verano. El pequeño de la casa, yo, de 8 o 9 años se podía quedar en la casa con nuestro perro Fido, pero mi padre preferiría llevarme consigo al diario.

Es importante aclarar que la vida de un periodista le permite ciertas libertades. Tiene un horario de entrada para saber cuáles son las noticias importantes del día y luego de escoger su comisión sale al campo a buscar la noticia. Recuerdo que me gustaba entrar al diario en la mañana, sentarme en el escritorio de mi padre a leer el diario del día (una cortesía de la editorial que regalaba el periódico todos los días a sus trabajadores) y esperar a que mi padre terminara de dar las comisiones del día y escogiera la suya. Me olvidaba, mi padre era el jefe de la sección judiciales por lo que él determinaba cuales eran las comisiones del día. Unos días fantásticos.

La mañana y tarde me la pasaba paseando con mi padre visitando varias oficinas. Quizás de allí surgió mi pasión por recorrer mi ciudad. Dicen que soy un impenitente viajero de la ciudad. Cada vez que puedo salgo a recorrer las calles a veces solo por el gusto de ver los edificios y los coches.

Pero si la vida de periodista de mi padre me tenía fascinado, la vida de los diarios de los tebeos era mi ideal. Sobre todo el Daily Bugle y en meno medida el Daily Planet. Ambos diarios de la ficción eran el centro de trabajo de dos famosos superhéroes: Spiderman y Superman o quizás deba decir Peter Parker y Clark Kent.

El Daily Bugle está ubicado ficticiamente en la ciudad de New York y es dirigido por el inefable J.J. Jameson, tiene como jefe de redacción al sabio Robie Robertson y cuenta con una de las secretarias más eficientes del mundo del tabloide: Betty Brant. También cuenta con un famoso periodista, Ben Urich, y un fotógrafo que es en realidad un super héroe, Peter Parker alias Spiderman.

Con tremendo personal las historias del Daily Bugle no pueden ser menos que una delicia. Las primeras aventuras del Daily Bugle escritas por Stan Lee y dibujadas por Steve Ditko son frescas y divertidas. Lee tenía muy claro el protagonismo que quería del mundo editorial en su historieta y desde el segundo número hace aparecer en las aventuras al genial y cascarrabias J.J. Jameson. El autor ha reconocido con los años que el personaje de Jameson está inspirado en su propia personalidad y trabajo. Stan Lee era el director de la editorial Marvel durante el tiempo que se creó a Spiderman.

Muchas de las mejores historias de Spiderman tuvieron como protagonista al diario. Se puede mencionar la historia del robot caza arañas (manejado por el mismo Jameson), la del Escorpión (contratado por Jameson para cazar al héroe arácnido) y también la del Merodeador (convertido en villano a raíz de un enfrentamiento con el editor del Daily Bugle) entre algunas de las mejores historias del tebeo.

Particularmente quiero mencionar la sensacional historia de los seis siniestros. En aquella historia un grupo de villanos liderados por el Dr. Octopus rapta a la tía May de Spiderman y a la secretaria de Jameson, la señorita Brant, para exigir que el Hombre Araña las rescate y así tener un enfrentamiento definitivo con el superhéroe. En ese número las viñetas dedicadas a Jameson destacan por su comicidad y la duda ética que carcome al editor al no poder decidir si pedir la ayuda de Spiderman o llamar solamente a la policía. Un clásico de la historieta que se debe leer.

superman.jpgLa historia del Daily Planet es menos impactante que la del Daily Bugle, pero también nos proporciona momentos inolvidables. El diario está ubicado en la ciudad imaginaria de Metrópolis y ha destacado por muchas cosas durante su historia. Primero porque es el centro de trabajo de dos de los mejores periodistas de la historia: Louise Lane y Clark Kent (superman). Segundo, cuenta con uno de los fotógrafos más carismáticos que se recuerde, Jimmy Olsen, y uno de los más sabios editores del mundo, Perry White.

Durante años, en las primeras historietas del Hombre de Acero, hemos leído como Louise Lane trataba de conseguir la noticia más importante de todos los tiempos. La identidad secreta de Superman. También hemos visto la competencia implacable entre ella y Kent por conseguir la mejor noticia. Una competencia desigual ya que Kent tiene la ventaja de sus superpoderes. Tantas anécdotas guarda el Daily Planet.

Ambos superhérooes comparten la profesión. Los dos son periodistas, pero uno es redactor y el otro reportero gráfico. Igualmente,guardan una identidad secreta que muchas veces ha sido amenazada por sus compañeros de trabajo. Todo una serie de coincidencia que también incluyen un intercambio de centro de trabajo en el célebre Crossover Superman Vs Spideman contra el Dr. Doom y el Parásito. Otra lectura imprescindible del tebeo superheroico.

Quizás a usted lector no le gusten las historias de los superhéroes. Pero consiga uno de los tebeos en los que sale el Daily Bugle o el Daily Planet. Encontrará una lectura distinta del tebeo y le aseguro que no se va arrepentirá.

tebeo.jpgAdemás, no puedo negar que incluso yo me he animado a publicar unas páginas de historietas en las que soy el editor de una revista. Un sueño finalmente hecho realidad.

Si desea empezar a conocer un poco más del Daily Bugle, vaya a la página de la editorial Marvel y podrá leer algunos tebeos gratis.

Imágenes:

1. Daily Bugle con J.J. Jameson del capítulo de Spiderman «Los seis siniestros»

2. Daily Planet, superman con Lois Lane

3. Historieta del autor de la nota publicada en librosperuanos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...