Silvia y Bruno de Lewis Carroll

De imaginación desbordante e infinitos recursos, Lewis Carroll escribió Silvia y Bruno como una suerte de prolongación de su obra más conocida: ‘Alicia en el país de las maravillas‘. El éxito de esta novela, si bien le reportó fama mundial, también ensombreció otras obras de Carroll como la que hoy recuperamos: ‘Silvia y Bruno’. Los orígenes de este cuento, publicado en dos volúmenes los años 1889 y 1893, los encontramos en dos cuentos que vieron la luz en 1867, en el Aunt’s Judy Magazine. Así, y junto a este germen literario, Lewis Carroll pone al servicio de la historia toda su colección de canciones, poemas, notas y diálogos, recopilados durante años. Los lectores encontrarán en ‘Silvia y Bruno’ todas las señas de identidad de ese universo loco, ingenioso e imprevisible que se le atribuye a Lewis Carroll.

Silvia y Bruno de Lewis Carroll

Ilustración de Harry Furniss para 'Silvia y Bruno'

Tanto Silvia como Bruno, los protagonistas de los dos volúmenes, pertenecen al mundo de las hadas. De hecho, son dos duendes hijos del alcalde del País de los Duendes, llamado Tierrafuera. Junto a las peripecias de los dos duendecillos, el lector podrá presenciar el desarrollo de una trama paralela, que tiene lugar en el mundo de los humanos: la del Doctor, enamorado en secreto de Lady Muriel. Como vemos, dos universos paralelos pero distantes, el de las Hadas y los Duendes, y el calificado como “real”, que se articula como un reflejo de la sociedad victoriana del siglo XIX. Lo interesante de esta obra es ver cómo se interrelacionan ambos mundos, cómo uno se inmiscuye en el otro cambiando su significado. De hecho, Bruno y Silvia no dudarán en intervenir en el mundo real, lo que dará lugar a divertidas aventuras. Como vemos, y como ya ocurriese en ‘Alicia’, fantasía y realidad son dos conceptos opuestos de los que surge un contraste, pero que se alimentan mutuamente. De hecho, ‘Silvia y Bruno’ puede leerse como una reivindicación de la fantasía en toda regla.

Hay quien afirma que la obra que te presentamos supone la novela de Carroll más elaborada y estructurada, al tiempo que sabe aplicar con maestría su formación multidisciplinar. Las matemáticas, la filosofía y los misteriosos engranajes del lenguaje forman parte de la personalidad literaria del escritor inglés. Por otro lado, podemos afirmar que junto a la fantasía, convive una voluntad de novela social, ya que la historia se ambienta en la Inglaterra victoriana y sus personajes discuten sobre temas por entonces relevantes, como la religión, la moralidad, la filosofía o la sociedad.

La edición de los dos volúmenes que contienen las aventuras de ‘Silvia y Bruno’ incluyen ilustraciones de Henry Holliday, como ya ocurriese en ‘Alicia’. La lectura de esta obra se recomienda a partir de los doce años, si bien es cierto que los más mayores podrán igualmente disfrutar, igual o más que los jóvenes, con la inmersión en este mundo de fantasía creado por Lewis Carroll.

Más información: El simple arte de escribir.

Foto: Wikipedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...