Educación a distancia con libros digitales

Los cursos de educación a distancia impartidos por universidades en varios idiomas están en pleno auge por la necesidad de actualización continua en medios laborales competentes. Estos programas se apoyan en el diseño de libros digitales que son entregados a los alumnos inscritos con clave de acceso.

educación a distancia

El desarrollo de la cibernética, los recursos de internet, la necesidad de
estudiar cursos rápidos en un horario flexible para mejorar las oportunidades laborales, ha hecho que la educación a distancia en los años 2000 sea un boom respecto a inscritos y personas que quieren potenciar su currículum vitae. Estos cursos requieren del desarrollo de libros digitales, preparados por las universidades con su equipo de profesores, pasando por la corrección de normativa a cargo de gente de lingüística y literatura.

Estos cursos de clases no presenciales confieren un ingreso extra a las universidades que los imparten en un entorno virtual. De esta forma los alumnos se comunican con el profesor por videoconferencia y son asesorados acerca de los libros digitales del sílabo o plan de estudios. Los cursos de educación virtual son organizados por convenios entre varias universidades, son ofrecidos para talleres de capacitación de personal de empresas diversas, amplían la currícula y cubren todas las áreas del conocimiento humano.


Los libros digitales en los campos especializados
Cualquier universidad del mundo tiene cursos de educación a distancia, la UMED, universidad mexicana de educación a distancia, Campus Virtual PUCP de Perú también ofrece esta alternativa, para sus propios alumnos en todos los grados de desarrollo académico, estudios generales, facultad y maestría, con el adicional de dar cursos de idiomas por esta vía. Estos cursos compiten en línea de acuerdo al prestigio de cada universidad, a más renombre mayor número de interesados e inscritos.

Carreras tan distintas como derecho, ingeniería, humanidades, artes cuentan con estos servicios y si bien las clases no son presenciales, lo que atrae a sus alumnos es tener una experiencia de interacción con los otros inscritos y el profesor, en sesiones de chat colectivo. Estamos ante una gigantesca demanda de cursos de especialización y no sería raro que para las universidades de prestigio de todo el mundo, estos cursos sean el negocio del siglo 21, para una vida acelerada que demanda flexibilidad.

Estos cursos son impartidos con un paquete de libros o separatas digitales para trabajarlas en clase, además de otorgar acceso a la biblioteca completa de libros digitales para alumnos. Para mantener el círculo comercial cerrado, cada universidad diseña su propio sistema de chat, jamás se conectarán alumnos y profesores por un chat público como el Messenger de Hotmail o de Yahoo, pues un tercero podría acceder gratis a la conversación al ser invitado por un participante y piratear el contenido.

El nuevo circuito de edición y elaboración de los libros digitales
Los cursos de especialización van a pasar por un proceso de elaboración intensivo antes de ser digitalizados y puestos en la red con clave de acceso. Primero deben tener el aspecto de textos actualizados, son ediciones del mismo año del curso y suponen revisión de los programas por los profesores de las distintas áreas que los preparan. Los cursos son presentados en borrador y las universidades contratan a correctores de estilo, para que la redacción de estos libros respete la gramática castellana.

En la mayoría de universidades los correctores trabajan a destajo, esto es un reflejo de la crisis mundial, a pesar de ser profesionales de lingüística y literatura, no gozan de beneficios sociales ni de planillas donde estén registrados. La gente que toma estos trabajos pequeños lo hace con la esperanza de mejorar su currículum vitae para en algún momento conseguir un buen trabajo que mejore su calidad de vida. El negocio es para las universidades que minimizan sus costos fijos, aun los de mantener aulas reales.

Estas ediciones pasarían a un banco de datos de los cursos de educación virtual para ser revisadas, renovadas y reeditadas con correcciones. Un efecto de estas publicaciones en línea es el aumento de la producción de conocimiento, el planteamiento de nuevas teorías y métodos de solución a problemas de los diferentes campos de estudios. Estos cursos traen bibliografía en sus sílabos por lo que la retroalimentación del conocimiento está sugerida al alumno dispuesto a investigar y ahondar en los temas del curso.

La globalización de la enseñanza
Estos cursos en línea de educación a distancia son pensados para alumnos de otros idiomas al de la universidad que los dicta también. Tenemos el ejemplo de la University of Phoenix que ofrece cursos en español para alcanzar cobertura internacional. Sólo el desarrollo de Internet ha permitido estos programas con herramientas interactivas y la oportunidad de generar créditos aprobados en las carreras que ofrecen esta enseñanza virtual, si primero se habló de aldea global, ahora se habla de universidad global.

Debemos ponderar el ahorro de las universidades al mantener aulas virtuales en vez de aulas reales y el de los alumnos al recibir estas clases desde sus casas u oficinas. Esta época es de mucha exigencia y así como hay encuestas de profesores para ver su calidad didáctica y medir su llegada con los alumnos, no sería raro que en el futuro se exija más transparencia a las universidades para revelar los resultados de aceptación de sus profesores en línea, recordemos que en época de crisis mundial el dinero vale más.

Es lógico que todos exijan el mejor servicio, pues la vida de hoy no soporta la pérdida de tiempo ni la baja calidad. Para un estudiante a distancia será un motivo de descansar del trajín de la movilización a la universidad y para otros subsanar la poca opción de viajar al extranjero por estudios, cuando se elige una universidad extranjera para un curso a distancia. En momentos de abandono estudiantil, para las universidades estos cursos serán otra vía para mantenerse como entidades auto sostenibles.

Conclusión
La educación a distancia es el negocio del siglo para las universidades de todo el mundo en esta época de escasez de recursos económicos. El desarrollo de la enseñanza virtual requiere de la actualización constante de libros digitales, preparados, corregidos y digitalizados en línea o para descarga por las mismas universidades que los brindan.  Hay beneficios mutuos, de estudiantes e instituciones docentes, esperemos que estos dictados brinden la calidad y motivación de los cursos presenciales.

Imagen | Cosassencillas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...