3000 lectores logra Diarioestupefaciente.com

Las nuevas tecnologías invaden el mundo y con ello transforman nuestra forma de consumir los productos culturales. La industria editorial ya se enfrenta a nuevas situaciones que la obligan a adaptarse frente al nuevo consumidor.

Un ejemplo de ello lo tenemos en las novelas digitales hechas de mensajes de textos en los celulares. Hay un verdadero boom literario en Japón con estas “novelas celulares”. Muchos han criticado este nuevo subgénero literario por ser truculento y no desarrollar personajes ni trama. Pero el nuevo subgénero literario es consumido con verdadero interés por la generación de jóvenes adictos al celular. Y eso es algo que no se puede dudar.

Este subgénero literario, sin embargo, tuvo su origen en otro “nuevo” soporte tecnológico literario. La novela-diario de los blogs. Se sabe que la novela celular empezó cuando una página web japonesa Maho no i-rando, le ofreció a los miles de jóvenes japoneses que escribían novelas en sus blogs la posibilidad de subir sus novelas digitales a los celulares. Todo empezó con las novelas diarios de los blogs.

Debido a la importancia que ha ganado el subgénero, en esta ocasión tenemos para analizar la novela blog “Diarioestupefaciente.com“. Blog español que desde su primer post (o capítulo) se sincera con sus objetivos hace poco conseguí el argumento definitivo y el principio de esta novela, incluso a grandes rasgos lo que sería la estructura básica y definitiva”

diario.jpg

A pesar de estar escrita con la sinceridad de un diario intimo, el autor nos advierte que se trata de una ficción con estructura interna y que toma la forma de diario blog. Esto produce una sensación de falsa espontaneidad que ya es reconocida por el lector desde el principio. Quizás fue un error.


En el primer capítulo nos cuenta el narrador que desea narrar una novela sobre su amor prohibido con Nadia, una chica menor de edad en una trama con resonancias de la “Lolita” de Nabokov. Inmediatamente después de ese primer capítulo aparece la respuesta de la Nadia real quien se sorprende del uso de su nombre e historia en la novela. El narrador en seguida contesta con ironía y luego no se sabe más de la famosa Nadia. No se vuelve a escribir sobre ella en toda la novela y tampoco ella vuelve a escribir.

A pesar de lo poco apasionado del intercambio de comentarios entre el narrador y Nadia era una veta literaria que parecía interesante. Una especie de correspondencia epistolar ya explorada en la literatura clásica en la construcción de la estructura de muy buenos cuentos. Pero en Diarioestupefaciente ese recurso se deja de lado muy pronto y uno se pregunta si era necesario ese comienzo falso de la novela.

Se puede argumentar que ese ir y venir le otorga veracidad a la novela digital. Pero ya la explicación previa del autor en los primeros párrafos nos había advertido que desconfiáramos de la lectura ingenua. Con eso se pierde una de las premisas de la literatura, la suspensión de la realidad.

A partir del segundo capítulo empieza la verdadera historia. El narrador nos va a contar las diversas historias de amor del protagonista en su recorrido de diferentes locaciones de España. La historia estará salpicada de sexo, música y drogas. Esto no lo llega a asimilar bien en el lector común. Porque si bien el diario-blog quiere retratar a la juventud acomodada de la España de comienzos del siglo XXI, uno no llega a aceptar bien la construcción de las situaciones. Pareciera que las situaciones de droga y sexo estuvieran puestas con calzador más por una estrategia de marketing que busque incentivar el morbo del lector que por razones literarias.

Claro que frases como ¡QUIERO FOLLARTE, FOLLARTE, FOLLARTE…! Están presentes desde el fallido primer capítulo con Nadia. Pero hay algo que hace a la presencia de las situaciones de drogas y el sexo como impostados y falsos.

La historia va construyéndose a partir de frases ingeniosas, reflexiones del protagonista sobre el amor, el desamor, el sexo, la música y las drogas. También hay importantes momentos en los que el autor se permite comentar libros como “La insoportable levedad del ser” e incorporar sus reflexiones en el discurrir del libro.

A pesar de estar declarada la coherencia interna de la novela como un deseo del autor. Muchas veces las situaciones son confusas. Por ejemplo no queda clara la presencia de Miryam quien a veces parece estorbar el relato cuando este pide la presencia de Mery. Es como si fueran un solo personaje de dos caras.

Conforme avanza la novela siguen sus contradicciones. En el capítulo 17 se contesta un comentario y de paso se afirma que la novela por ese capítulo está en el 50% de su ejecución. Sin embargo la misma no termina en el capítulo 34 sino que sigue y sigue. Estas incoherencias en el relato dificultan la lectura de la novela blog. Por momentos parece que la materia del mismo es el caos.

Los buenos momentos de la novela blog se los debemos a las virtudes formales. Su puesta en escena en el ordenador. Uno de los aciertos es incorporar la música a través de los videos musicales de youtube. Los videoclips son insertados aplicadamente para guiarnos sobre el estado emocional del narrador en la redacción del blog.

diario2.jpg

Por otro lado encontramos que el autor se preocupa más en soltar “la frase memorable” que en construir un argumento perdurable. La novela se deja leer con agrado, pero no conmueve. Algo falta en ella para poder suspender la realidad y sumergir al lector en el universo ficcional de la misma.

Tal vez una alternativa hubiera sido asumirla desde un principio como una representación del caos de los blogs diarios. Se hubieran podido trabajar con ingenio los comentarios en los capítulos. Pero nada de eso se logró con la primera declaración del autor acerca de la naturaleza del diario-blog. En los primeros capítulos se nos indica que se trata de una historia armada y pensada para 34 capítulos, pero esto ni siquiera se cumple y, al contrario, se conduce al lector a un torrente de ideas pensadas para escribir alguna frase ingeniosa en el blog.

Lo que queda al final es un autor convencido de explorar en todas las posibilidades multimedia de un blog para contar una historia. Tenemos los videoclips y los comentarios interactivos de los lectores. Solo falta que en una próxima novelablog el autor tenga una verdadera historia que contar en formato diario de ficción. Esta vez no caminó bien el experimento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...