Álvaro Retana, pura bohemia literaria

A principios del siglo XX, Madrid estaba poblado por una serie de personajes literarios a cual más excentrico. Uno de ellos fue Álvaro Retana, autor de novelas eróticas en sentido bisexual, de cuplés y de frases ingeniosas.

A principios del siglo XX, pululaban por Madrid toda una serie de personajes literarios a cual más curioso. Tan singulares eran que el mismísimo Valle-Inclan, prototipo de excentricidad, al lado de ellos, resultaba tan normal que pasaría por un ciudadano ejemplar. Bebedores impenitentes, las anécdotas que de ellos se refieren darían para llenar una enciclopedia.

Foto del libro Luces de Bohemia

En Luces de bohemia, de Valle-Inclán, aparecen retratados muchos de estos personajes

La nomina seria interminable, pero, por mencionar algunos ejemplos, citaremos a Alfonso Vidal y Planas, Joaquín Dicenta, Eugenio Noel, Alejandro Sawa –el Max Estrella de Luces de bohemia– o Dorio de Gadex, también presente en la obra valleinclanesca.

Otro de estos sujetos y no ciertamente el más formal fue Álvaro Retana Ramírez de Arellano (Batangas, Filipinas, 1890-1970). Hijo de un importante político, pudo ocupar cargos importantes pero prefirió dedicarse al mundo de la farándula, la bohemia y la literatura, escribiendo novelas de fuerte contenido erótico en las que su bisexualidad se halla muy presente.

Se consideraba ‘el novelista más guapo del mundo’ y acostumbraba a retratarse con quimonos rosas y los labios pintados. Fue un gran aficionado a la música –se le considera uno de los introductores del jazz en España– y compuso numerosos cuplés para cantantes famosas de la época. Eran éstos canciones ligeras de tono picante que hacían las delicias del público.


Anarquista más por frivolidad que por ideología, durante la Guerra Civil acudía a las manifestaciones vestido con mono proletario pero confeccionado en seda y otros tejidos caros. Tras la guerra, fue detenido en casa de un alto cargo del bando republicano y, como se le hallaron objetos de culto utilizados de forma sacrílega fue procesado.

En pleno juicio, cuando el fiscal lo acusó de beber semen de vírgenes en un copón sagrado, no se le ocurrió otra cosa que responder con desparpajo: ‘Señoría, yo eso prefiero tomarlo siempre directamente’. Al final, cumplió nueve años de prisión. Murió en 1970, asesinado por un chapero.

Foto de Batangas, en Filipinas

Batangas, en Filipinas, donde nació accidentalmente Retana

A pesar de este cúmulo de excentricidades, fue un buen novelista. Sus obras son, cuando menos originales, pues retratan la sociedad decadente y superficial que le rodeaba y, de modo especial, los ambientes en que se movía, siempre con una fuerte ironía hacia ellos pero también hacia sí mismo.

Y es que estos singulares personajes de la bohemia madrileña eran capaces de reírse de los demás, pero, sobre todo, de sí mismos. No era para menos pues configuraban un cuadro de excentricidades dignas de estudio.

Podéis leer una biografía del escritor aquí.

Fotos: Luces de bohemia: Beatrice Azzurro en Flickr | Batangas: Macrodomo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...