Amor y aventura de la mano de Romeo y Julieta

Romeo y Julieta es la más grande obra escrita dedicada al amor. En ella se aprecian los comportamientos humanos y las acciones que realizamos cuando estamos completamente enamorados, demostrando que el amor puede más que todos los demás sentimientos, principalmente que el odio.

Si me preguntaran con qué compararía a la obra Romeo y Julieta, sólo se me viene una cosa a la cabeza, con el Titanic. ¿Cómo? Muchos pensarán que he enloquecido y debería hablar directamente con un psiquiatra, pero si lo piensan bien, los puntos de comparación son varios. Lógicamente, la magistral obra de Shakespeare no podría compararse con nada y seguramente casi todos lo han leído, pero quienes no lo hayan hecho aún, pueden descargarlo desde este lugar.

Si no tienen muchas nociones, sólo podemos decir que es la más hermosa narración jamás escrita, donde los protagonistas muestran el verdadero amor, el que proviene del alma, el más puro de todos. Y esta demostración se verá plasmada en toda la obra, transformándose la misma en el cuento de amor por excelencia, un culto a este tema podría decirse, siendo la más bonita escrita jamás.

Aunque me imagino que muchos de ustedes ya conocen la historia o al menos el final de la misma, y es por eso que la puedo comparar sólo con el Transatlántico Titanic, ya que podremos no conocer detalles, he incluso la historia completa, pero definitivamente todos sabemos como termina, eso no es ningún misterio. El Titanic, hundido, y la pareja de enamorados, ya saben, pero por las dudas no lo diré, no sea caso que alguno no la conozca aún.

Ahora situemos un poco en el tiempo histórico esta afamada obra. Creada por William Shakespeare en el año 1595, o al menos fue estrenada ese año, la historia de amor sucede entre dos jóvenes de familias rivales, cuyas luchas provenían de generaciones atrás. Los mismos eran los Capuleto y los Montesco. Por parte de los Montesco encontramos a Romeo, un joven enamorado del amor, hasta que se enamora perdidamente de su vecina Julieta, hija de los Capuleto, lo que impedía que ese amor pudiera ser viable ya que sus familias jamás se lo permitirían, a ninguno de los dos.



El estudio de esta obra han querido demostrar que en realidad existieron estas familias en Verona, donde aún se puede apreciar y que ya es un sitio turístico muy visitado, el balcón de la joven enamorada, donde transcurrirían varios acontecimientos. Efectivamente, se ha comprobado que esa casa perteneció a la familia Capuleto, aunque todo lo demás se desconoce por completo.

Definitivamente no quiero contarles la historia, simplemente mencionar la pureza del autor a la hora de escribirla, aunque se presume que fue escrita muchos años antes por otro autor pero que la forma de narrarlo de Shakespeare ha permitido que traspasara todos los límites, perdurando en el tiempo por sobre las demás.

Y no es para menos, todos los valores humanos están expresados en esta obra, e incluso todas las emociones, El odio, la envidia y el amor son los más llamativos, pero de fondo se pueden entrever casi todos los sentimientos del hombre. Pero además deja ver ciertos destellos cómicos, principalmente de parte de los sirvientes.

Así y con todo esto, Romeo y Julieta no deja de ser una obra pura y exclusivamente dedicada al amor, un amor que traspasa fronteras, los límites de las herencias familiares y sus conflictos, llevando al amor consigo hasta la muerte, en una clara señal de pureza y demostrándole a sus familiares, que los conflictos no tienen ningún sentido.

Balcón perteneciente a los Capuleto en Verona

Es en definitiva, una enseñanza de vida, una especie de conclusión moral se obtiene luego de su lectura, la cual seguramente inspiró a muchos poetas y escritores posteriores. Todos deberíamos aprender de ella, y saber apreciar el verdadero valor del amor, su significado real.

Las familias opuestas por un odio infundado, no pudieron detener el amor. Es una forma de expresar el mal y el bien, el odio y el amor, en una desenfrenada lucha para ver quien sobrevivirá a la larga. Una lucha que gana el amor, que demuestra que finalmente triunfa pese a las adversidades generadas desde afuera.

Un amor que no podía ser, pero finalmente sucederá, ya que nadie ni nada podía detener ese sentimiento que cada día se manifestaba de mayor manera en los protagonistas, llevándolos a decisiones límites con el fin de hacerlo perdurar, pese a las negativas de las respectivas familias.

No existe una obra con la cual poder comparar lo que refleja realmente Romeo y Julieta, pese a que existen muchas historias de amor famosas a lo largo de la historia. Hoy en día es lo primero que nombramos cuando vemos enamorados en las plazas y parques, empleando estos nombres para definirlos y compararlos, e incluso ¿quién no se ha comparado con ellos en algún momento de nuestras vidas?

Pocas parejas han perdurado en el tiempo como ellos. Otra que se me viene a la memoria en este momento, son los mencionados por Dante en su Infierno de la Divina Comedia, al ver en él a los enamorados Paolo y Francesca, pero ya estamos hablando de un amor un poco más sufrido. Aunque salvando las distancias…el amor mutuo entre ellos y los amantes shakesperianos no es muy diferente.

Romeo y Julieta nos representan en gran parte a todos nosotros, a nuestras pasiones ocultas y las cosas que realizamos por amor. ¿Quién no ha cometido una locura en alguna oportunidad, por la persona amada? Y otra más común todavía…¿quién no se ha ofendido cuando un ser querido, sea un familiar o amigo, nos dice que la persona que esta a nuestro lado no nos conviene?

Ambas cosas son muy comunes y todos las hemos realizado alguna vez, lo que ha llevado a crear la famosa frase «el amor es ciego«, ya que cuando nos mueven los sentimientos, no pensamos nuestras acciones, y por ello o realizamos acciones que hoy nos parecen absurdas, o bien peleamos con familiares cuando ven cosas en nuestra pareja, que nosotros no, y nos están advirtiendo.

El amor, en ese sentido si es ciego…díganme una cosa, ¿cuántas veces hemos cargado todas las compras, o hemos ido en la madrugada a buscar a nuestra pareja a algún sitio? Seguramente muchísimas veces hicimos alguna de estas acciones, y si lo comparamos con las veces que le hicimos algún favor de ese estilo a nuestras propias madres, muchas veces sentiríamos vergüenza de cosas que le hemos negado, pero eso lo podemos ver ahora, no en el momento debido.

Y de esto se trata Romeo y Julieta, de mostrarnos el amor verdadero y lo que somos capaces de hacer por amor, desafiando incluso a nuestras familias y optando por ese sentimiento tan hermoso, que nos suele mantener vivos, al igual que a ellos, por lo cual deciden estar juntos para siempre, pese al destino familiar que les ha tocado.

Imagen libro: elresumen
Imágenes: Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...