‘Blanco y azul’, de Guy de Maupassant

‘Blanco y azul’ de Maupassant es un cuento donde se contrasta el amor a la naturaleza y el sentimiento de despreocupación del narrador, frente al apego a lo cotidiano en su amigo Pol, quien no goza plenamente de la navegación en barca por estar pendiente de las noticias del periódico que lee en el trayecto y de los chismes que cuenta a su anfitrión.

Guy de Maupassant

Guy de Maupassant (Francia, 1850-1893), escritor naturalista, fue muy acertado en describir el paisaje y darle protagonismo. En su cuento ‘Blanco y Azul’ (1885), Gil Blas posee una barca blanca, manejada por un marinero, pasea a sus anchas por el azul mediterráneo, hay casas en la costa, muy blancas, una de ellas es la de su amigo Pol a quien invita a navegar, pero este lleva el periódico y lee noticias de desgracias, mientras están en alta mar, sin embargo la visión de montañas nevadas deleita al narrador.

En este relato, el mar mediterráneo es un protagonista que conduce a los personajes a descubrir el paisaje, a interpolar datos de las noticias con el escenario que ven. El fin de Gil es viajar, descubrir, su amigo Pol está más anclado a la lectura del diario. En este viaje, el remero es un personaje silencioso, solo sabemos de su cansancio, pero a pesar de ello es el personaje más vital del cuento, el que lleva la acción de navegar, mientras Pol y Gil conversan sobre un amigo que conquistó a una bella chica.


Divisando Tierra desde el mar

Gil presenta su barca blanca con cierta prosa poética, luego va naturalizando su discurso para introducirnos en la mente de Pol, quien se siente frustrado por no poder competir con su amigo el bello Jules Raider, quien ha conquistado en un baile a la bella Sylvie Raymond, despertando la envidia de todos los hombres. Incluso Jules se prepara para esta mujer lavando sus pies en la nieve, en un arranque de euforia. Gil no se inmuta por la noticia, para el lo más importante es ver París y Niza desde el mar.

Gil logra limpiarse de toda tensión en el mar, pero esto es más difícil para Pol, un hombre que vive más en la tierra, pendiente del chisme o las noticias. Maupassant descubre el aspecto vivificador del mar, algo que nos recuerda la temática de Rafael Alberti en su poemario ‘Marinero en Tierra’. Todo el cielo y mar son azules, están de marco del paisaje humano que representa al detalle, herencia de Flaubert, su mentor, un escritor del realismo pero que no descartaba esa visión de cámara filmadora del naturalismo.

El mar brinda un relevo espiritual, un impulso para la contemplación del paisaje y la salida de la ciudad a fin de obtener relajación. Esta forma de sentir el mar es el aprendizaje natural de Gil Blas.

Conclusión

Gil Blas se siente a gusto en su barca, navega contratando a un remero silencioso, el dialogo surge cuando invita a su amigo Pol a subir, sin embargo a este le falta desprenderse de sus intereses en las noticias y el chisme para gozar del paisaje marino y de la vista de las ciudades desde alta mar.

Lectura del cuento | ‘Blanco y azul’, en Librodot

Imagen | Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...