«Crímen y Castigo» de Fiódor Dostoievski

Ya está disponible para su descarga el clásico Crimen y castigo, del autor ruso Fiódor Dostoievski. Junto con Guerra y paz de León Tolstoy, considerada una de las más influyentes e internacionales obras de la literatura rusa.

Crimen y CastigoYa puedes descargar en formato de PDF esta novela de uno de los más importantes autores de la literatura rusa, Fiódor Dostoievski.

Crimen y Castigo es una de sus más aclamadas novelas, cuya primer publicación fue a través de la gaceta literaria “El Mensajero Ruso”, en doce entregas mensuales en 1866, y luego editada en un volumen.

La obra se enfoca en la angustia mental y dilemas morales de Rodion Romanovich Raskolnikov, un estudiante empobrecido de San Petersburgo, que ve sus sueños y proyectos impedidos por la falta de dinero.

Raskolnikov idea y ejecuta un plan para asesinar a una aborrecible e inescrupulosa prestamista, aparentemente por dinero, pero esta teoría da por tierra cuando regala a una familia desconocida el botín obtenido para que entierren al padre, el oficial Marmeladov.

El trasfondo del crimen, es considerar a la anciana un ser humano inútil para la sociedad, que sólo entorpece a las personas a su alrededor.



Raskolnikov asume que la sociedad se divide en dos clases de seres humanos; aquellos superiores, con derecho a cometer crímenes en pro del bienestar general de la sociedad y aquellos inferiores sometidos a las leyes, cuya única función es la reproducción de la raza humana.

Su justificación moral para el crimen es ser un hombre superior, por lo que no ha de sentir ningún tipo de arrepentimiento por su acción.

El desenlace psicológico del libro ocurre cuando Raskolnikov es acosado por su arrepentimiento, quedando en evidencia que le es imposible el tránsito a la condición de hombre superior, y su consecuente pertenencia al grupo de hombres que tanto desprecia.

Raskolnikov confiesa su crimen aún cuando no hay prueba alguna contra él y un inocente se ha declarado culpable, cediendo a las presiones policiales.

Enviado al presidio en Siberia para cumplir su condena, Sonia (hija de Marmeladov) lo acompaña, cayendo Raskolnikov en la cuenta de que la ama y que quiere concluir su condena para vivir junto a ella.

Fiódor Dostoievski.Dostoevsky comenzó a escribir Crimen y Castigo en el verano de 1865. Se encontraba en una dura situación económica por sus hábitos de juego, así como por sus esfuerzos por ayudar a la familia de su hermano Mikhail, muerto en 1864; el autor debía grandes sumas de dinero. Firmó un acuerdo con el editor Katkov explicándole que la novela trataría de un joven que asesina a una prestamista a sangre fría, y luego intenta a la par escapar y defender su acción, pero finalmente confiesa.

El escritor tenía, en cierta medida, dos ideas de novelas: una que se llamaría Los Borrachos. La otra, basada en la noción de un «relato psicológico de un crimen». Sin embargo, los dos trabajos se fusionaron en uno, sin dudas, la familia Marmeladov en Crimen y castigo fue concebida inicialmente con la idea de ser personajes de Los Borrachos.

Frecuentemente se ha señalado la noción de dualidad en la obra, con la teoría que hay un grado de simetría en ella. La novela posee 6 partes, y algunos episodios clave están distribuidos en una mitad de la novela, y luego otra vez en la otra mitad.

Escrita en tercera persona desde una perspectiva omnisciente, es narrada inicialmente desde el punto de vista de Raskolnikov; no obstante, cambia a la perspectiva de los personajes de Svidrigailov, Razumikhin, y Dunya a lo largo de su desarrollo.

Fiódor Mijáilovich Dostoyevski, nacido en Moscú en 1821, alcanzó el grado de Teniente en la Academia de Ingeniería Militar de San Petesburgo, en 1842.

Su acercamiento más serio con la literatura fue con la traducción al ruso de la novela de Balzac, Eugénie Grandet, en 1843, para luego pasar a la ficción en 1844.

En 1845, su primer obra, la novela corta epistolar, Pobres Genrtes, publicada en el periódico El Contemporáneo, fue recibida con gran regocijo por parte de los críticos, los cuales lo bautizaron como el nuevo Gogol.

Sus siguientes novelas, El doble, Una novela en nueve cartas, Noches blancas y Niétochka Nezvánova, no tuvieron la repercusión esperada.

Arrestado y encarcelado en 1849, por formar parte del grupo intelectual liberal El Círculo Petrashevsky, en medio de la psicósis del Zar Nicolás ante la ola de revoluciones europeas de 1848, fue sentenciado a muerte, para luego conmutársele la pena por trabajos forzados en el presidio de Omsk, Siberia.

En 1854 fue puesto en libertad, e inmediatamente reclutado en el Regimiento Siberiano.

Sus experiencias en prisión y el ejército derivaron en importantes cambios en sus convicciones políticas y religiosas, manifestando una clara desilusión con las ideas occidentales, así como repudiando sus movimientos filosóficos, lo cual derivó en su retorno a los valores rústicos y tradicionales rusos; además de una conversión al cristianismo ortodoxo.

Oponiendo al Nihilismo y Socialismo sus parodias veladas, y no tanto, de los intelectuales rusos influenciados por las corrientes occidentales, abandonó el estilo dramático europeo volcándose a complejas, oscuras e intrincadas historias, en las cuales se mostraban personajes tortuosos, frecuentemente surgidos de una mirada introspectiva, los cuales se debatían en temas existenciales y tormentos espirituales, así como un recurrente despertar religioso, y la confusión psicológica entre la cultura rusa tradicional y la influencia de la filosofía occidental moderna.

Las novelas de Dostoevsky remarcaban la idea que las utopías e ideas positivistas de utilitarismo eran irrealistas e inalcanzables.

Su influencia ha llegado a autores como Marcel Proust, William Faulkner, James Joyce, Charles Bukowski, Albert Camus, Friedrich Nietzsche, Henry Miller, Yukio Mishima, Cormac McCarthy, Gabriel García Márquez, Jack Kerouac, Allen Ginsberg, Virginia Woolf, Orhan Pamuk, Joseph Heller y Ernest Hemingway.

A pesar de ser un escritor simbólico, Dostoevsky exhibió una marcada comprensión de la psicología humana en sus creaciones más importantes.

Desarrolló una obra llena de vitalidad y de un flujo casi hipnótico sobre el lector, caracterizada por escenas febrilmente apasionadas en las cuales sus personajes se debaten frecuentemente en una atmósfera escandalosa y explosiva, envueltos en apasionados diálogos cercanos a la dialéctica socrática enmarcada en la realidad rusa, la búsqueda de Dios, el problema del mal, y el dilema ante el sufrimiento de inocentes.

Sus novelas se comprimen en el tiempo
(mucha de ellas transcurren en sólo unos días) y esto le permite evitar uno de los aspectos dominantes en la prosa realista, la corrosión de los valores humanos en el flujo de tiempo. Sus personajes incorporan valores espirituales, y estos son, por definición, eternos.

Otros temas recurrentes son el suicidio, el orgullo herido, la caída de los valores familiares, la regeneración espiritual a través del sufrimiento (quizás el elemento más presente), el fuerte rechazo al occidentalismo y la reafirmación de la ortodoxia rusa y el Zarismo.

Frecuentemente calificado como polifónico, Dostoevsky no apunta a una visión única y determinante, y más allá de la simple descripción de situaciones desde múltiples enfoques, engendra dramáticas novelas, en las cuales distintos y conflictivos puntos de vista y personajes son abandonados a su suerte, para desarrollarse en un in crescendo poco equitativo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...