Despertares de Oliver Sacks

En esta entrada revidamos el libro Despertares de Oliver Sacks, médico que suscribe el lado humano de sus experiencias con los pacientes de la enfermedad del sueño

Cuando uno acude a una librería y se interesa por libros de psiquiatría y todo lo referente a trastornos neurológicos, debe tener bastante suerte para que le recomienden títulos de Oliver Sacks. En efecto, por lo general lo inundarán con toda clase de publicaciones científicas y rigoristas de medicina, verdaderos tratados modernos que, por supuesto, no tienen ningún demérito.

Oliver Sacks

Entonces –muchos de ustedes se estarán preguntando- ¿qué tiene de particular la obra de Oliver Sacks? Pues hay que decir que se trata de una obra que, sin alejarse de la parte académica del tema, incide con decisión en el aspecto humano de las personas que sufren alteraciones neurológicas y por supuesto de su entorno. Si hay que elegir una obra de Oliver Sacks, pienso que podríamos arrancar por Despertares que, para nuestra sorpresa, ya tiene 35 años en el mercado.


Si bien es cierto, su primera edición pasó casi desapercibida (debido a las tendencias en publicaciones de este rubro en la década de los 70’s), las reediciones posteriores fueron ganando terreno y respeto tanto en la comunidad médica como en las generaciones posteriores de lectores que redescubrieron lo que el doctor Patch Adams propuso alguna vez en base a la risoterapia o lo que escuchamos por las tradiciones orales de nuestro abuelos que, con fruición, nos contaban acerca de ese lado humano de los médicos de su tiempo, los llamados médicos de cabecera que visitaban a sus pacientes aún cuando estos ya habían sanado formando un estrecho vínculo.

Obra Despertares

Obra Despertares

Son estas obras, las que difieren de su contexto y se adelantan a su tiempo las que por lo general terminan convirtiéndose en clásicos, como ha sido del caso de Despertares. En la obra, Sacks se centra en su experiencia con pacientes que sufrían de encefalitis letárgica crónica y que eran los sobrevivientes de la también llamada “enfermedad del sueño”, epidemia que se dio entre 1916 y 1927.

El título del libro proviene de los experimentos que realizó Sacks al trabajar como médico en la institución mental que albergaba estos pacientes y administrarles L-Dopa. Por cierto que las historias se enriquecen al convertirse cada paciente en un caso particular con síntomas paralelos, recaídas y adaptaciones en las que personas que habían estado casi unánimes por años ahora corrían y saltaban como niños. No les digo más.

Foto 1 de  psi-clau.blogia
Foto 2 de lsf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...