El hombre invisible

Uno de los más grandes villanos, el Hombre Invisible, es hijo de la ciencia ficción. Afortunadamente hay links de descarga para disfrutar de uno de los primeros y mejores científicos locos de la literatura.

hombre-invisible.jpgUno de los más grandes villanos de la literatura es sin duda “El Hombre Invisible”. Este villano en su concepto básico ya había sido tratado en varias obras clásicas. ¿Qué pueden ser los dioses que dirigen las lanzas de los héroes griegos de la Ilíada? Villanos sin duda e implacables en ese caso. Igual caso se repite en los demonios o efrits de las Mil y Una Noches. Nada tan terrible para los héroes de los cuentos que descubrir a sus amadas raptadas por temibles demonios o genios malvados y muchas veces en forma de viento invisible. Otra gran versión del villano invisible es la del cuento “El Horla” de Guy de Maupassant. Una verdadera obra maestra que tiene el horror del intruso expresado en una figura invisible. La descripción magistral que hace Maupassant sobre el Horla es uno de esos momentos sublimes de la literatura. A pesar de la grandeza y méritos del cuento de Guy de Mausapassant, no se trata de un hombre invisible ya que el Horla es un extraterrestre y en el caso de las obras griegas y árabes los villanos invisibles son seres sobrenaturales o divinos. Grandes villanos todos, pero no el Hombre Invisible del que trata este artículo. El gran villano conocido como el Hombre Invisible corresponde a la novela corta del genio de la ciencia ficción H.G. Wells.

La obra forma parte de los primeros escritos de Wells, etapa que se caracterizó por presentar sus obras más conocidas para la posteridad, y desarrolla un tema que estaba en la mente de todos a fines del siglo XIX. La ciencia prometía lograrlo todo y ¿por qué no? la invisibilidad. El tratamiento que da el autor a su villano y la trama es el característico de sus obra. No es Wells de aquellos autores que buscan la estilización en sus párrafos o de aquellos que preparan una frase poética en sus textos. Al contrario Wels se caracteriza por sus frases simples y descripciones funcionales. El maestro Wells sabe perfectamente que sus obras tienen una propuesta fantástica que es lo más llamativo de ellas. El interés del narrador se centra en desarrollar la trama excepcional más que buscar adornos a su estilo de narración. Lo que importa en Wells es el contenido y no la forma. Eso no significa por supuesto que el autor no ejecute grandes descripciones, pero lo suyo es más económico en las descripciones. Lo importante es el fondo de la historia.

Desde el comienzo, y con mucho humor inglés, se nos muestra al Hombre Invisible como un canalla. Su presencia altera a la comunidad que lo sufre y de paso Wells aprovecha en regalarnos algunos de los secundarios más inolvidables de la literatura. La obra progresa sobre la incógnita de este hombre invisible hasta llegar a la presentación del mismo. Descubrimos entonces que detrás de los vendajes se encuentra un hombre hedonista que busca obtener sus objetivos a cualquier costo. Un hombre brillante, pero canalla. Como suele suceder en estos casos de genios del mal, todos sentimos de alguna manera una simpatía culpable por ellos.



El libro transcurre sin mayores preocupaciones acerca de la génesis del personaje. Lo que deslumbra es el poder imposible del villano. Además de superhombre es un derroche de habilidad y astucia. La explicación convencional del origen del villano se realiza después cuando el Hombre Invisible se enfrenta a su némesis, el científico Kemp. Wells sabe que en las novelas fantásticas es muy importante sacudir al espectador desde el comienzo con la presencia de lo extraño y lo siniestro. Los primeros párrafos de la novela apuntan a deslumbrar al lector con la presencia de un ser extraño, solitario y excéntrico en su apariencia (el científico loco) quién conmociona al pueblo de Iping. Un pueblo bastante gris hay que decirlo, por ello es el lugar ideal para presentar a un magnífico personaje fantástico como es el Hombre Invisible. La presencia perturbadora del hombre extraño y tenebroso se completa con una serie de delitos que ponen a los pueblerinos en alerta.

hombre-invisible-2.jpg

La revelación del Hombre Invisible es mostrada por el autor cuando el lector ya está dispuesto a aceptarlo. Las gafas y las vendas se retiran. El lector quede frente a lo extraordinario y la aventura empieza con un ritmo trepidante. Griffin, el nombre del Hombre Invisible, huye causando zozobra por donde pasa. Recluta un ayudante, se burla de la incompetencia del pueblo y sigue victorioso hasta encontrarse con el héroe de la historia. El honrado científico Kemp. La confrontación con el científico sirve para que Wells cuente el origen de manera vibrante el origen del ser fantástico. Todo se debe a un experimento con la refracción de la luz. Una causa noble ocasiona el conflicto. Al nublar su mente con ambición el científico Griffin pierde la perspectiva del mundo, se vuelve loco y se convierte en ese villano memorable que es el Hombre Invisible.

Posteriormente se han hecho muchas versiones de seres dotados del poder de la invisibilidad. Todos toman el modelo del experimento científico fallido. El Hombre Invisible es un hijo de la ciencia. Las versiones cinematográficas toman el personaje en ambiciosas películas como la protagonizada por Kevin Bacon en el Hombre sin rostro. La villanía del personaje simplemente consiste en reconocer su carácter de extraordinario. Cuando el hombre invisible se da cuenta de su magnífico poder simplemente entiende que el mundo está en sus manos y va por él. ¿Quién no haría lo mismo? Al menos en un primer momento.

Otra versión más amable, pero igual basada en un experimento científico es la que nos ofrece la Marvel cómics con el personaje de Susan Storm, la mujer invisible. En el caso de Storm se trata de una superheroína científica miembro de los cuatro fantásticos que se enfrenta a miles de peligros para salvar al mundo. Definitivamente una vuelta de tuerca sobre el legendario personaje.

El Hombre Invisible desde su creación habita nuestros sueños. Algunas veces en la figura de un superpoder que todos quisiéramos tener para ayudarnos y ayudar al mundo. por otro lado admiramos a esos personajes nobles que utilizan su invisibilidad para proteger a los demás ¿Quién no ha soñado con ser besado de manera invisible por la mujer invisible? Imposible no soñarlo cuando Jessica Alba la interpreta. Pero el personaje más inquietante, aquel que no quisiéramos tener como enemigo es el brillante científico Griffin. No hay peor enemigo que aquel que no se puede ver.

Afortunadamente podemos darle una revisión a uno de los más brillantes villanos de la literatura en varios sitios webs. Un ejemplo es este enlace. Aproveche esta invitación de librosgratis.com amigo lector y descubra al siniestro Hombre Invisible.

Fotos en Flickr

Foto Hombre Invisible: Ceronne en flickr
Foto 2: labambona en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...