El Infierno de Dante Alighieri

La Divina Comedia de Dante, representa el mejor poema épico de la literatura italiana, y sin dudas, su primera parte, el Infierno, es una obra maestra. La imaginación empleada para crear el ambiente, hacen que quienes lo lean, sientan como si todo eso fuese real.

La idea principal de este artículo, era realizar una breve introducción a la Divina Comedia del autor Dante Alighieri, pero era prácticamente imposible intentar resumir un poco más la Primera Parte, el Infierno. Esta emblemática obra, ha perdurado en la historia y así será, gracias a la magistral exposición que realiza sobre el Infierno en el libro, tomándolo en forma de cono, en el cual Dante descenderá por cada uno de los nueve círculos. En cada uno de los círculos, los suplicios van aumentando en intensidad a medida que ese “embudo” se estrecha.

la_divina_comedia.jpg

Sin dudas una de las mejores interpretaciones, como así del Purgatorio o el Paraíso, aunque los personajes que se encuentra en el Infierno, sumado a la muy buena disposición de los círculos y un castigo acorde para cada uno de los pecadores, han llevado a la fama este texto. Inclusive, es muy empleado como texto de estudio, principalmente en Literatura.

Este poema épico, se separa en tres partes, y éstas a su vez en cantos compuestos por tercetos. Está considerada como el poema épico más grande de la literatura italiana de todos los tiempos. Se llama Comedia debido a que no podía ser una tragedia al tener un final feliz. Por contraposición, la denominó de esa manera.

De Dante, no es muy clara su biografía ya que nadie la ha prestado mucha atención en su época, al menos antes de escribir este texto, luego de ello, al quedar prohibido por completo su difusión o lectura, muy difícilmente se escribiera algo de él. Sí se sabe que nació en el 1265 en Florencia, y su apellido real era Alaghieri.

Todo comienza cuando Dante vaga toda la noche por una selva intrincada y obscura, y al lograr salir se encuentra en el camino una pantera, un león y una loba, que simbolizan la Lujuria, la Soberbia y la Avaricia, denominados sus tres pecados capitales. Entonces llega Virgilio y le anima a continuar, pero atravesando el Infierno, el Purgatorio y finalmente el Paraíso, donde hallará a Beatriz, su gran amor.

dante.jpg

Dante Alighieri. Foto: biografiasyvidas

Antes de entrar al Infierno, se puede leer la inscripción en la puerta, la cual hasta el día de hoy es recordada. Una de las frases célebres más importantes de la historia queda marcada en sus puertas. “Por mí se va a la ciudad del llanto; por mí se va al eterno dolor; por mí se llega al lugar en donde moran los que no tienen salvación; la justicia animó a mi sublime arquitecto; me hizo a la Divina Potestad, la Suprema Sabiduría y el primer Amor. Antes que yo no hubo nada creado, a excepción de lo inmortal, y yo duro eternamente. ¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!

En la entrada al infierno se localizan en el vestíbulo, y se encuentras con Carón, el barquero encargado de llevar las almas hacia la otra orilla del río, donde ingresarán al mismo para ser recolocados en el círculo correspondiente. Ni bien los poetas cruzan el río de los muertos, se encuentran en el primer círculo, el Limbo, donde se ubican aquellos que no pecaron, pero no recibieron el agua del bautismo al vivir antes del Cristianismo, por lo que al no adorar a Dios, permanecerán con el deseo sin la esperanza. Entre otros, el poeta vio a Electra, César, Lucrecia, Demócrito, Diógenes, Orfeo, Séneca, Livio y Avicena.

Luego descienden al segundo círculo, donde están los lujuriosos. Minos es quien juzga a las almas y el castigo consiste en ir sin cesar errantes, impelidos por el viento. De allí pasan al tercer círculo, donde se castiga a los glotones. Su pena consiste en estar metidos en el fango mientras la lluvia mezclada con el granizo los atormenta sin cesar. El guardián es el Cancerbero, que ladra con sus tres fauces irritándolos.

El cuarto círculo es el de los pródigos y los avaros, condenados a chocar unos contra otros permanentemente. En el quinto círculo se hallan los irascibles, donde son perseguidos por flechas mientras están en un pantano. Flegias es el encargado de transportarlos hacia el otro lado, donde se toparán con la ciudad de Dite. Aquí tres demonios no los dejarán pasar hasta que llega un ángel en su ayuda.

Una vez dentro de la ciudad de Dite, acceden al sexto círculo, el de los herejes, metidos en sepulcros de fuego. El séptimo círculo se divide en tres partes: el primero donde gimen los violentos contra la vida y los bienes del prójimo y están sumergidos en sangre. El segundo recinto es para los violentos contra sí mismos, aprisionados en árboles y malezas, mientras los disipadores son perseguidos por perros. El tercer recinto es para los violentos contra Dios, contra la Naturaleza y la Sociedad, atormentados en un espacio cubierto de arena mientras llueven bolas de fuego.

infierno.jpg

Mapa del Infierno. Foto: rincondelvago

El octavo círculo es el de los fraudulentos y se dividen en diez fosas concéntricas: rufianes y seductores; aduladores y cortesanos; simoníacos; adivinos; quienes trafican con la justicia; hipócritas; ladrones; malos consejeros; autores de escándalos, cismas y herejías y finalmente los charlatanes y falsarios. Para cada fosa se tiene un castigo distinto y las historias de los personajes que Dante encuentra allí son imperdibles.

Finalmente llega el noveno círculo, donde son atormentados los traidores. Este se divide en cuatro recintos, donde se castiga a cuatro clases distintas de ellos. “La Caína“, es donde están los fratricidas y los traidores a sus parientes. La segunda es “La Antenora“, donde se encuentran los traidores a su patria. En la “Ptolomea” están los traidores a sus amigos y a sus huéspedes y finalmente tenemos “La Judesca“, donde sufren sus castigos Judas y quienes han sido traidores a sus bienhechores.

Esta impresionante clasificación que otorga Dante al Infierno, lo hacen una obra digna de leerla, y les puedo asegurar que no se arrepentirán de hacerlo. En su momento, fue un libro prohibido, ya que en esta primera parte, encontraremos entre los círculos diversos Papas tanto de la Edad Media como de épocas posteriores, lo que causó un gran revuelo a nivel católico en ese entonces. Hoy en día, se toma como una ficción, pero resulta ser una muy peculiar descripción del Reino de Lucifer.

Catalogado como uno de los grandes libros de la Historia, podemos afirmar que la Divina Comedia realmente tiene ganado ese título, ya que se convierte en un relato totalmente distinto a los conocidos de este estilo. Principalmente el Infierno es el que destaca por sobre todos los demás, donde demostró que su imaginación, será durante mucho tiempo inigualable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...