El Libro Negro

Un libro clásico polémico e inteligente que deberían leer las generaciones jóvenes. Un ejercicio perfecto de sabiduría y polémica.

Si hay un libro polémico entre los libros polémicos ese es el «Libro Negro» de Giovanni Papini. Afortudamente ese clásico se encuentra disponible el libro gratis en la web para ser leído de forma gratuita y muchos jóvenes de la generación MTV o youtube van a poder conocer lo que es ser un verdadero provocador. Un tiempo mejor, lejano de los Códigos Da Vinci y el sensacionalismo barato de los Caballos de Troya. Este es un libro del tiempo en el que la gente pensaba y se dedicaba a investigar, criticar o cuestionar el mundo. Es una paradoja realmente que justo cuando los estudiantes universitarios (los que deberían elevar el nivel cultural del resto) tienen a la mano a la mejor biblioteca inventada por el hombre: Internet, no se produzca una revolución de verdaderos pensadores críticos.

Lo único que vemos es a tipos que adoptan poses de «emos», una desgracia inventada por la MTV yanqui, o se aturden con la música Metal (confieso que hasta ahora no descubro la grandeza de las letras de este tipo de canciones, pero quizás los ruidos que emite no me dejan escuchar las letras que acompañan los sonidos estridentes). Se puede decir que estamos ante la decadencia intelectual de occidente producto del acceso sin límites a la información. Se ha banalizado la información y ahora debemos luchar contra la juventud memorista y tecnificada que aprende conceptos pero no reflexiona sobre ellos. Un mundo que algunas mentes sabias adivinaron muchas décadas antes de Umberto Eco y sus apocalípticos e integrados. Entre ese grupo de grandes mentes estaba el gran Giovanni Papini y su naturaleza polémica destacó en una Italia de grandes autores como Cesare Pavese o Alberto Moravia (aunque este último fue de una generación posterior su obra coincidió con la de Papini algunos años). Se recuerda de Papini que primero fue un provocador y un cínico con respecto al mundo y la religión, pero terminó convertido en católico fervoroso. ¿Por qué ese cambió? El misterio de esa fe se lo llevó Papini a la tumba, pero no se trata del único caso de gran escritor católico. También tenemos al gran Chesterton en Inglaterra por ejemplo. Quizás lo rescatable de esa conversión al catolicismo de Papini sea que murió en paz consigo mismo. Y ese no es un consuelo menor.

El Libro Negro de Papini fue el favorito durante muchos años de la juventud idealista y simpatizante de izquierda de los años sesenta. Incluso en los años 50 se veneraba este extraño libro. Usualmente se considera su obra maestra a «Un hombre Acabado», pero la fama universal de este clásico de la literatura que es el «Libro Negro» prevalece sobre otras apreciaciones literarias y es que en la obra del escritor florentino siempre existió la provocación y la polémica como rasgo distintivo y ni siquiera en su obra de corte filosófico «Gog» logró tan afinar peculiar estilo como en el Libro Negro. Si hay un libro que se viene primero a la menta al mencionar a Giovanni Papini ese es el Libro Negro.



Pero ¿Cuál es el encanto de este libro? Para empezar mezcla sabiamente a personajes universales e históricos con anécdotas ficticias pero verosímiles. Entonces uno asiste con verdadero placer a conversaciones con Lin Yu Tang. García Lorca, Valery, Hitler, etc. Todos y cada uno de los capítulos del libro (algunos de ellos dedicados a estos personajes históricos) son apasionantes e inquietantes. Retrata a los personajes históricos como unos los imagina a través de la información oficial de los diarios o libros históricos (verosimilitud), pero también los construye como personajes posibles y sorprendentes apelando a las características que les atribuimos como posibles detonadores de razones y motivos sorprendentes.

Quizás la maestría de su escritura se deba a su carácter introvertido (Cuanto le debe la literatura a los tímidos y ensimismados) y a su afición por la lectura de todo tipo obras. No es extraño entonces que Papini terminara de bibliotecario y que fuera admirado por ese otro gran genio bibliotecario de las letras: Jorge Luis Borges. Incluso Papini ejercía una fascinación especial para el escritor argentino ya que la vida de Papini semejaba a aquellas vidas de tiempos clásicos en la que los grandes pensadores y filósofos griegos se batían en duelos intelectuales y se apasionaban por sus creencias. Incluso de esas legendarias polémicas del pensamiento entre personas que ni siquiera se conocían Borges hizo un gran relato: Los Teólogos. Para el maestro de Ficciones Papini era un personaje similar a aquellos hombres del pasado. Un hombre sin fe que terminaba de católico fervoroso y defensor de la iglesia. ¿Se puede imaginar una vida más apasionada?

Del Libro Negro destaco un capítulo sensacional que contiene una entrevista ficticia a ese gran hombre de letras chino Lin Yu Tang. La presentación de la anécdota es inquietante y revela una certeza del hombre sabio occidental frente al destino de la poderosa China. No en vano el capítulo se llama «El Peligro Amarillo». En el capítulo Lin Yu Tang (hombre pacífico y sabio) revela para asombro del lector que el pueblo chino es peligroso y que está acostumbrado a la idea de que el mundo le pertenece. Posteriormente cuenta un trabajo silencioso de colonización del pueblo chino a través de los numerosos inmigrantes que forman barrios chinos en diferentes ciudades del mundo. Ellos, asegura Lin Yu Tang, son los que preparan el camino para el destino inevitable del pueblo de la Gran Muralla. Las afirmaciones siguientes del capítulo son estremecedoras. Los chinos caminan rumbo a conquistar el mundo por una necesidad geográfica más que política. Son peligrosos porque son concientes de su destino y no se detienen ni tienen reparos ante nada en sus objetivos.

Papini predijo muchos años antes ese carácter del pueblo chino que a comienzos del siglo XXI los tiene copando la economía mundial y les asegura una futura supremacía global inevitable y contundente.

No todo lo que dice el libro es literalmente cierto. Pero muchos de sus párrafos encierran verdades irrefutables que el tiempo se ha encargado de comprobar. Es allí donde se descubre el genio de su autor. Definitivamente un libro que nadie debe dejar de leer.

Foto 1 en flickr
Foto 2 en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...