España perdiste

España perdiste, es el título del nuevo libro del escritor argentino Hernás Casciari. Los textos, que tratan sobre la dificultad de adaptación del inmigrante argentino en España, se encuentran íntegramente disponibles en su web

Hernán Casciari es uno de los bloggers más conocido en el mundo de las letras hispanas. Lo descubrí casi de casualidad, leyendo un artículo sobre los premios que otorga la emisora alemana Deutsche Welle. Estos premios, denominados The bobs son el equivalente Internet (perdón por la ridícula comparación pero es necesaria para entender la importancia -quizás superficial- de estos premios) de las estatuillas de Hollywood llamadas Oscar. Lo cierto es que, desde 2004, ya se han instalado como los grandes galardones del mundo Internet, seleccionando y eligiendo a los mejores sitios en sus diferentes categorías: diseño, publicidad, animación, navigación y otros. Bueno, en el 2005 el blog de Hernán Casciari «Diario de una mujer gorda» fue elegido como el mejor blog de lengua española y la noticia comenzó a repandirse rápidamente.

casciari.jpg

Ahora bien, el Diario de una mujer gorda no fue la única invensión literaria de este argentino radicado en Cataluña. Podemos citar por ejemplo su otro blog “Juan Dámaso, vidente”, un sitio en el que Juan Dámaso Miranda propone vaticinios (acertados o no) sobre el futuro. Cada entrada es un vaticinio y al vencimiento de la fecha propuesta por el vidente realiza una actualización en el post en el que escribe si su visión se ha cumplido o no. Así se presenta el personaje creado por Casciari:

Mi nombre es Juan Dámaso Miranda, y como algunos sabéis, tengo un don. En esta página (que no tiene más pretensión que dejar constancia de mis videncias) os digo lo que ocurrirá. Si ocurre lo que predigo, gano yo. Si no ocurre, pues gana la banca.

Si bien este blog alcanzó una importante popularidad (sus textos alcanzaban los 1500 comentarios), la creación que terminó por dar a conocer a este escritor fue su blogonovela premiada por la Deutsche Welle. El éxito fue tal que la editorial Plaza & Janés decidió publicar la versión impresa de su blog bajo el título de Más respeto, que soy tu madre.



Según algunos, este texto inauguró lo que podría ser calificado como un nuevo género literario: mitad blog, mitad novela. El libro-blog está contado en primera persona y trata de las vivencias de una ama de casa narradas en clave de humor. La protagonista, Mirta, es un personaje tierno que se encuentra agobiada por diversos -y grotescos- problemas cotidianos: un marido en paro, dos insoportables hijos adolescentes, una matrimonio sin pasión. La contraportada del libro nos aclara ya el tono del texto:

¿Existe la posibilidad de ser moderna cuando tu hija adolescente sabe más posturas sexuales que tu?¿Es posible tener orgasmos con un marido que está la mitad del tiempo en el paro y la otra mitad en el fútbol?¿Hay manera de entrar en la vejez cuando tu suegro de 80 años cae preso por tenencia ilícita de marihuana?¿Se puede dormir en paz cuando tu primogénito es gay, después no, después sí, y la culpa siempre es tuya? Éstas son algunas de las cavilaciones de Lola, madre de una disparatada familia y protagonista de Más respeto, que soy tu madre, una novela tierna y desternillante basada en el weblog ‘Diario de una mujer gorda’, considerado como el mejor del mundo en 2005.

Hace algunos meses Casciari volvió a la carga y esta vez en el seno del equipo de redacción del diario El País publicando un blog bautizado Yo y mi garrote en el que un supuesto Xavi L. de 33 años nos hace testigos de su encierro en el Institut Psiquiátric de la ciudad de S. El paciente escribía desde su claustro como ejercicio terapéutico para mejorar su estado mental. El objetivo que le habían impuesto a Casciari era que durante seis meses los lectores no descubran que su pluma se encontraba bajo los textos de Xavi L. Y lo consiguió.

portada_orsai.jpgEn septiembre del año pasado, Plaza & Janés publica un nuevo libro del blogger basado en los textos publicados en su bitácora personal: Orsai.es. El libro en cuestión se llama España, perdiste y está formado por una serie de ensayos humorísticos sobre la condición del inmigrante argentino en España. Aquí el logro de Casciari es doble. Por un lado consigue una vez más llevar a papel un conjunto de textos electrónicos pensados para, y a partir de, un determinado medio de comunicación: Internet. Por otro lado, y este logro me parece todavía más aplaudible, consiguió que una editorial multinacional acepte que la totalidad del libro esté disponible libremente en Internet. Nos dice Casciari con su particular ironía:

Inicialmente la editorial (por costumbre y tradición) me pidió que quitase los textos online que serían publicados en papel, a efectos de preservar el negocio. El de ellos y el mío. Como es lógico, les dije que tal cosa me resultaba imposible de hacer. No por ética ni por generosidad, ni mucho menos por cabezonería, sino por vergüenza. Yo no podía regalar algo y más tarde, por el solo hecho de participar en un negocio, quitárselo a los agasajados.

—Permítame usted que le arranque de las manos este obsequio que le hice el año anterior, porque ahora es mi deseo poder vendérselo a quince euros.

No, no me parecía lógico

El resultado es importantísimo para las letras libres y, como lo aclara el propio autor, es posible que marque una importante precedencia en el momento de pensar las futuras implicaciones del sistema de los derecho de autor. La innovadora cláusula que estipuló junto a los miembros de su editorial es la siguiente: “EL AUTOR no podrá autorizar, sin permiso de EL EDITOR, la reproducción total o parcial de ningún capítulo de la obra; a excepción de los derechos de web, que pertenecen en su totalidad a EL AUTOR”.
El escritor entonces sigue siendo el propietario de sus textos publicados en Internet y el lector ávido puede seguir leyéndolos libremente.

El quiera echarle una mirada al libro, puede hacerlo por aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...