Mirjam Pressler desvela la historia de la Familia Frank

Los aficionados al género de las biografías son muchos, y de este tipo se publican muchas obras al año, todas ellas muy variadas. En esta ocasión nuestra intención es mostrarte una biografía un tanto distinta, centrada en un núcleo familiar antes que en una sola persona. Eso es precisamente lo que ha logrado la escritora Mirjam Pressler mediante la reconstitución del universo familiar de la archiconocida Ana Frank, uno de los iconos del pasado siglo, que con su obra autobiográfica, ‘El diario de Ana Frank‘, dejó un importante legado que nos hace partícipes de los sueños y tristezas de una joven que no pudo vivir su vida a causa del nazismo. En esta ocasión es su familia la que se analiza, un modelo de unidad familiar cosmopolita, cultivada y, en última instancia, sacudida por la guerra.

la familia frank

Portada del libro

Así, y tomando como modelo a la familia de la famosa Ana Frank, la autora traza un retrato de un clan unido por sus desventuras, al tiempo que lanza una mirada a la contienda nazi desde un punto de vista que se aparta del conflicto estrictamente bélico para lanzarse al terreno personal y relacional. Un grupo de personas, una misma familia, un destino demoledor. Y es que tan solo Otto Heinrich Frank, padre de Anna, conseguiría sobrevivir al exterminio masivo ocurrido en los campos de concentración. Pero ¿cómo era la vida en el hogar de los Frank antes de que estallase la guerra y tuvieran que huir a Holanda?

La familia de Ana Frank estaba compuesta por ella misma, hija menor del matrimonio entre Otto y Edith Hollander. Tenían otra hija, la mayor, que se llamaba Margot. Los Frank se enorgullecían de su pasado como patriotas alemanes, pues la familia de Otto había participado activamente defendiendo a Alemania durante la I Guerra Mundial. De hecho, la autora defiende que la familia es un modelo de esa Europa intelectual y avanzada que pudo ser, pero que el nazismo cortó de raíz. De este modo, Pressler reconstruye una panorámica de esta familia de la gran burguesía que se desarrolló en Alemania, Suiza y Holanda.

Gracias a una minuciosa investigación averiguamos que el abuelo de Ana vivía en la Judengasse, el callejón de los judíos, mientras que la abuela Alice fue una mujer pionera y viajera, esposa de un banquero. En definitiva, un estudio que no solo se centra sobre la familia Frank, sino que se extiende hacia la Europa culta y liberal de la época. Ello se evidencia en la práctica corriente de las lenguas extranjeras, los viajes al extranjero, la apertura al mundo gracias a la cultura y la literatura… En definitiva, todo aquello que ya se desprendía de la lectura de ‘El diario de Ana Frank’ pero que con este ensayo conoceremos más profundamente.

Si quieres conocer a fondo la trayectoria de la escritora alemana, te recomendamos una entrevista con Mirjam Pressler.

Fuente: bibliosurf.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...