‘Gente de la Edad Media’, de Robert Fossier

Un original estudio de la mentalidad medieval que incorpora conceptos novedosos como el de “Incastellamento” para suplir al tradicional de “Feudalismo”.

Caballeros medievales

Es curioso lo que ha ocurrido con el interés por la Edad Media. Durante mucho tiempo, fue considerada un periodo oscuro sobre el que los historiadores vertían una serie de tópicos. Sin embargo, de unas décadas a esta parte, ha triunfado una visión distinta de esa etapa, más compleja y que defiende su valor histórico-cultural (en España, por ejemplo, buena parte de culpa de ello la tuvo el polígrafo Ramón Menéndez Pidal).

Consecuentemente, han proliferado las obras dedicadas al Medievo y que lo abordan desde distintas perspectivas: filosófica, artística, política o incluso antropológica. Una riqueza de estudios que también ofrece puntos de vista ciertamente originales como los del escritor francés Robert Fossier (1927-2012).

Archivero y profesor de la Universidad de La Sorbona, especializado en historia de la Edad Media, Fossier publicó una quincena de libros centrados principalmente en la sociedad de aquel periodo como ‘La infancia de Europa: siglos X al XII’ o, precisamente, ‘La sociedad medieval’. En sus obras ha acuñado términos como el de “Incastellamento”, que prefiere al tradicional de “Feudalismo” para referirse a la relación entre señores y pueblo llano. Es ésta una de las ideas que desarrolla en ‘Gente de la Edad Media’: mientras otros autores caracterizan todo el Medievo en función de ese vínculo de vasallaje, Fossier considera que el Feudalismo no es tan importante, pues tan sólo afectó a la vigésima parte de la población.

Prefiere hablar de “Señorío” (o “Incastillamento”) entendido como la relación existente entre el conjunto de los habitantes de una región con el aristócrata en cuyas tierras vivían, concepto que sí engloba a la totalidad de las gentes medievales. No es ésta la única aportación original de Fossier al estudio de aquel periodo: también lo aborda desde una perspectiva que podríamos calificar casi como biológica, aportando datos tan curiosos y controvertidos como que el hombre del Medievo consumía más calorías que el actual y su desnutrición se debía más al erróneo consumo de alimentos que a la falta de ellos.

Pero ‘Gente de la Edad Media’ es, sobre todo, un estudio de las mentalidades de aquel periodo: las costumbres, las relaciones sociales, la visión del extranjero, el machismo o el pensamiento político y la forma de entender la religión. Y, en este sentido, se trata de una obra audaz y controvertida que continúa levantando más de una polémica entre los historiadores al uso clásico.

Fuente: Hislibris.

Foto: Xornalcerto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...