Godzilla, Gojira y el auge de los Kaijus

Godzilla, el gigantesco y monstruoso dinosaurio radioactivo, y la historia de cómo una película marcada por una política anti-globalización se convirtió en una saga interminable de films con una postura completamente opuesta.

Los japoneses siempre le tuvieron un pánico terrible al océano y a los misterios de las profundidades. Probablemente sea así porque son una isla, están rodeados absolutamente de agua. Además de que son un pueblo pesquero desde hace cientos de años, desde mucho antes que se convirtieran en potencia mundial en cuanto a tecnología. Que sean un pueblo pesquero los lleva a tener una cultura dedicada al mar, y a tener un folclore dedicado al océano también. Las historias sobre las oscuras profundidades de mar abierto son muy fuertes en la cultura japonesa.

Los Kaiju, o DaiKaiju, son los Monstruos Gigantes. Son la representación máxima del horror japonés de otros tiempos, antes de la comunicación masiva y los celulares. Los Kaiju son la peor pesadilla japonesa, una isla, que sea asediada por algún gigantesco ser bestial salido de las profundidades del océano. Godzilla es el Kaiju más famoso de todos los tiempos.

Godzilla apareció por primera vez en la pantalla grande en 1954, en el film Gojira . Vale decir que Godzilla es una aproximación fonética para el nombre en japonés de la bestia. Gojira es una combinación de dos palabras: gorila y ballena. En España la película se conoció con el título Japón bajo el terror del monstruo. A lo largo de los años, el monstruo apareció en 28 films diferentes. En 1998, bajo la dirección de Roland Emmerich, se realizó una remake, esta vez con el nombre de Godzilla, que en lugar de transcurrir en Tokio, era en Nueva York.

Godzilla además de una referencia folclórica clarísima, también tiene una carga política muy importante. Gojira es la imagen de la antiglobalización, es el monstruo venido del océano con su aliento atómico. Gojira es Estados Unidos, que llegó en 1868 con sus Barcos Negros a invadir la isla y que durante la Segunda Guerra Mundial bombardeó dos ciudades dejándolas atomizadas.

En los Estados Unidos, se estrenó Gojira bajo el nombre de Godzilla, King of the Monsters (Rey de los monstruos). Para el estreno del film se lo censuró y se cambiaron muchísimas escenas para que el público no viera el desastre nuclear, y el monstruo fuera tan solo un dinosaurio mutante y no una representación del monstruoso hombre norteamericano. Volvió a pasar lo mismo en 1985 con una remake.

En 1965 apareció otro Kaiju que se hizo muy famoso en todo el mundo: Gamera. Era una tortuga voladora inmensa. Nació para rivalizar a Godzilla. Incluso, se la realizó en blanco y negro en lugar de a color, que ya era posible en ese entonces.

Otro de los monstruos tan famosos de las sagas japonesas es Anguirus. Tiene la apariencia de un dinosaurio de la raza Anquilosaurio, pero mide más de 100 metros. Nace tan solo un año después del estreno de Gojira, en la continuación del film, que fue el primero de una larga caída hacia otro estilo y política absolutamente contraria a la primera película: Gojira protege a Japón de Anguirus.

En 1956 los Estudios Toho, responsables de las películas Kaiju, realizaron una tercera película y un tercer monstruo: Radon. El nombre es una contracción de pteranodon, una raza de dinosaurios; pero a la vez radon hace referencia al Radón, un material radioactivo. Tiene la apariencia de un reptil prehistórico, como sus dos compañeros monstruosos.

Con los años el género Kaiju se convirtió en uno de los más vastos del cine japonés. Se realizaron películas sobre muchísimos monstruos más, además de Gojira. Entre ellos podemos nombrar a Mothra, una polilla gigantesca que azora Japón nacida en un film de 1961. Mothra tiene dos formas, al principio es una larva enorme de 30 metros, que crece y crece, hasta llegar a la madurez, con 120 metros y sale de su capullo para convertirse en esta mezcla de polilla y mariposa de 65 metros de alto y 175 metros de envergadura.

Mothra está basado en la leyenda del fénix, ya que cuando uno muere, en otra parte del mundo se incuba un huevo.
La enorme polilla además es inspiración para Pokemon, la serie de dibujitos animados japonesa sobre un mundo poblado por animalitos con poderes especiales que son capturados y entrenados por niños y adultos para hacerlos competir en torneos de todo el mundo. Estos pokemones (pocket-monsters, osea monstruos de bolsillo) evolucionan y cambian de forma dos o tres veces en su vida, como Mothra. Además en Pokemon son homenajeados muchos Kaijus, entre ellos Mothra y Godzilla.

El origen de Gojira, pensado como una representación de la globalización y del peligro estadounidense, pronto se convirtió en todo lo contrario. Será porque Japón se globalizó finalmente y se convirtió en un país idéntico a los Estados Unidos, y con una cultura muy occidentalizada. Incluso los dibujitos animados y las películas japonesas llevan en sus títulos palabras inglesas en muchísimos casos, en lugar de utilizar su propio idioma.

Gojira finalmente se convirtió en Godzilla, el rey de los Monstruos. En las películas siguientes el monstruo se convirtió en un protector de la humanidad, dejado en la Tierra por una raza extraterrestre para proteger el planeta de el Gryphon, un ser extraterrestre de forma cambiante. A pesar de que el nacimiento del monstruo es diferente en todas las versiones, durante muchos años, llamados El período Showa, que dura hasta 1985, Godzilla protege a la humanidad de decenas de monstruos, entre ellos el mismísimo King Kong. Luego se establece El periodo Heisei, donde el monstruo vuelve a ser el que atacaba Tokio en la primera película.

En las diferentes películas de Godzilla se le busca un origen diferente al monstruo, como el de ser el rejunte de las almas de los soldados japoneses muertos en la Segunda Guerra Mundial; o que las pruebas nucleares en el Océano Pacífico revivieron y mutaron a un antiguo dinosaurio congelado. En todo caso siempre el origen es nuclear.

En 2008 JJ Abrams realizó un homenaje al género Kaiju con Cloverfield, la película sobre el ataque de un monstruo inmenso en la ciudad de Manhattan, pero contada mediante un video, encontrado en los restos del Central Park. Al estilo Blair Witch Project.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...