‘La sirenita’, de Hans Christian Andersen, cumple ciento setenta y cinco años

Si difícil es escribir literatura para adultos, más aún lo es hacerlo para niños. Precisamente este año se cumple el ciento setenta y cinco aniversario de la publicación de ‘La sirenita’, de Hans Christian Andersen, uno de los más grandes cuentos infantiles de las Letras Universales y que no ha envejecido ni un ápice.

Si difícil es crear literatura para los adultos, más aún lo es hacerlo para los más pequeños. Hay que conservar mucho de niño para ser capaz de escribir de tal forma que el texto despierte su interés y les agrade. Y, si de paso, resulta educativo, mucho mejor. Ha habido extraordinarios cuentistas en toda época y lugar pero inevitable es referirse al francés Charles Perrault, quién dio forma literaria a ‘Caperucita roja’ o a ‘El gato con botas’; a los hermanos Grimm, difusores de ‘Pulgarcito’, ‘Blancanieves’ o ‘La cenicienta’ y al italiano Edmundo de Amicis, creador de ‘Marco, de los Apeninos a los Andes’.

Hans Christian Andersen es recordado en Copenhague con este monumento a 'La sirenita'

Hans Christian Andersen es recordado en Copenhague con este monumento a 'La sirenita'

Al igual que ellos, el danés Hans Christian Andersen (Odense, 1805-1875) ha contribuido a alegrar la vida de muchos niños aunque, curiosamente, su gran ilusión era triunfar como dramaturgo.

Precisamente ahora se cumplen ciento setenta y cinco años de la publicación de una de sus obras maestras: ‘La sirenita’. De familia humilde y formación esencialmente autodidacta, Andersen se trasladó con tan sólo catorce años a Copenhague en busca de cumplir su sueño de escribir para el teatro. Por entonces comenzó a leer a los románticos alemanes –Goethe, Schiller E. T. A. Hoffmann– que influyeron enormemente en su obra. Siguiendo su estela, publicó su primera creación, ‘El niño moribundo’, un poema al que seguirían algunos textos dramáticos que no alcanzaron el éxito deseado. Comenzó entonces a viajar por Europa, visitando España, Alemania, Italia o Inglaterra. En este último país, entabló amistad con Dickens, quién también influiría en su obra posterior.

De regreso a Dinamarca, logró cierta fama con la novela ‘El improvisador’ pero, probablemente, su mejor decisión fue interesarse por las tradiciones orales germánica y danesa, de las que extrajo numerosos argumentos infantiles a los que dar la oportuna reelaboración literaria. Así, entre 1835 y 1872, escribió ciento sesenta y ocho cuentos dirigidos a los más pequeños. En ellos, como rasgo común, la fantasía y la realidad se mezclan de forma natural y se exaltan los sentimientos y el espíritu humano. Un cierto sentido del humor completa sus características.

Hans Christian Andersen nació en Odense. En la foto, su casa

Hans Christian Andersen nació en Odense. En la foto, detalle de su casa en esta ciudad

Creó así relatos en los que impera la justicia, el amor se impone al odio, la persuasión a la fuerza y, en líneas generales, la virtud es recompensada. Entre ellos, imprescindible es citar ‘El patito feo’, ‘El soldadito de plomo’, ‘La cerillera’ o ‘Las zapatillas rojas’. Pero, probablemente, el más popular sea ‘La sirenita’, de cuya publicación se cumplen ahora –como decíamos- ciento setenta y cinco años. Cuenta la historia de una de estas criaturas mitológicas que, habiendo ascendido desde el fondo del mar a la superficie y contemplado a un bello príncipe, se enamora de él. Renuncia entonces a su condición para convertirse en humana pero ello tiene muchos riesgos que deberá afrontar. No hace falta explicar mucho más, ya que se trata de un texto universalmente conocido.

Y es que ésta y otras obras de Andersen, además de ser reeditadas una y otra vez, han sido convertidas en ballet, en espectáculos musicales e incluso en películas de cine. Es curioso el caso del escritor danés, que anhelaba triunfar como dramaturgo y, sin embargo, ha logrado convertirse en una de las cimas de la Literatura Universal merced a sus cuentos infantiles. Sin duda, se trata de un acierto del Destino pues, gracias a ello, hoy contamos con algunos de los más bellos relatos para niños que se hayan escrito jamás. Merecerían mayor reconocimiento y recuerdo estas personas que con su labor han contribuido a alegrar la vida de generaciones y generaciones de infantes de todo el mundo.

Fuente: The Hans Christian Andersen Center.

Fotos: Erling A y Pcambraf.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...