La Crítica a la Razón Pura

La obra de Immanuel Kant es sin dudas una de las más importantes a nivel mundial. Creada hace más de dos siglos, aún en nuestros días tiene una vigencia muy importante, aplicándola todos nosotros cada día, aunque no nos demos cuenta.

En los últimos dos siglos, la figura de Immanuel Kant en la Filosofía es sin dudas, el principal espejo a seguir y sobre todo el hombre que le ha otorgado una nueva visión del mundo y una nueva base doctrinaria para el estudio de la materia. Principalmente su obra Crítica a la Razón Pura, la cual pueden descargar aqui, es una especie de Biblia para la mayoría de los filósofos, estén de acuerdo o no con sus teorías.

Su trabajo se puede concluir principalmente en sus estudios sobre moral y ética (ética kantiana, moral kantiana) y para ello parte de una pregunta base, que sería ¿qué debo hacer?. Aquí ya se puede predecir su estrecha relación con el deber, más que nada con el deber moral, sobre lo que se debe hacer, y lo que debe ser evitado.

Libro original de la Crítica a la Razón Pura. Foto: Wikipedia

Partiendo desde este punto, podemos llegar a comprender un poco más su Crítica a la Razón Pura, donde no sólo mezcla estos puntos, sino que además ingresa la Metafísica a jugar un papel fundamental en el pensamiento no exclusivamente kantiano, sino en el de todos los seres humanos al poseer uso de razón.

Su introducción a la Metafísica se debe a la fuerte influencia recibida por David Hume con su empirismo, expresando el mismo Kant Hume me ha despertado de mi sueño dogmático“. Además de esta influencia, se formó intelectualmente según la tradición Metafísica de su época, es decir dogmática, haciendo afirmaciones acerca de Dios, el mundo y la inmortalidad del alma.



Por si fuera poco, encontramos la fuerte influencia y gran admiración que tenía para con Newton debido a la sólida fundamentación que le otorgó a la ciencia. Ya que hemos descrito las tres influencias principales que tuvo el filósofo, pasemos a describir las tres preguntas fundamentales de la reflexión kantiana, siendo las mismas: ¿qué puedo conocer?, ¿qué debo hacer? y ¿qué me está permitido esperar?

En la búsqueda de estas respuestas, comienza a jugar un importante papel la distinción entre la ciencia física, la cual es innegable, y la metafísica, de la cual duda que sea una ciencia con todas las letras, ya que asegura que “no todos los conocimientos han entrado en el camino seguro de la ciencia“. A modo de ejemplo, la lógica y la matemática si lo han hecho.

Pero, ¿cómo se puede determinar si un conocimiento es o no una ciencia?. La respuesta es sencilla, y se la atribuye a la razón, la cal actúa como un juez, mientras busca lo que desea saber según el plan que la misma elabora. Para ello tiene en cuenta sus principios y las diversas experiencias que le siguen a los mismos.

Esto se puede explicar más sencillamente, con un científico, el que estimula y provoca las respuestas que él mismo desea conocer. Es el famoso método científico, que permite que la respuesta se ajuste a lo que se esté buscando, ya que para eso se actúa.

Pero para Kant, aquí comienzan a participar otras cosas, ya que es imposible obtener conocimiento, sin la actividad del entendimiento, ya que esto es lo que determina qué es lo que se conoce y cómo es, y para ello, tiene un papel trascendental la sensibilidad.

Immanuel Kant. Foto: Wikipedia

En la Crítica a la Razón Pura, un libro bastante entreverado y complicado de entender, por lo que les recomiendo una lectura pausada, muy detenida, analizando paso a paso todo lo que allí se explica, podremos obtener todas las ideas fundamentales del pensamiento de Immanuel Kant, desde su ética a su moral, pasando por la enorme crítica a la metafísica. Una crítica que por supuesto, es en sentido constructivo, de donde saca conclusiones muy interesantes.

Ahora bien, aprovecharé la oportunidad para presentar algunas curiosidades del autor, ya que quizás mucho de ustedes no las conocen. Primero, debemos aclarar que Kant (1724 – 1804) nació en Könlgsberg, actual Kaliningrad y recibió una educación protestante muy severa en cuanto a adquisición de conocimiento moral y religioso.

Realmente era un intelectual, muy merecido tiene ese “título” pero aquí viene la curiosidad. Indudablemente Kant conocía a la perfección el mundo, sus personas, y sobre todo, los pensamientos de la sociedad entera. El sabía que era lo que se trataba y que se discutía en todos lados. Pero este conocimiento lo obtuvo, sin salir jamás de su pueblo natal.

Es más, era muy metódico por lo que todos conocían incluso el horario en el que paseaba a su perro. Esto es lo más increíble de todo. Como una persona que jamás salió de los límites de su ciudad, logró obtener un conocimiento general sobre todo el mundo, al extremo de convertirse en uno de los filósofos más famosos de la historia.

Definitivamente, la Crítica a la Razón Pura es un libro, o un estudio mejor dicho, que revolucionó todos los fundamentos filosóficos que se empleaban en ese entonces, aplicándose incluso en nuestros tiempos. Hoy en día permite que su análisis sea muy utilizado en diversas carreras de grado de las Universidades esparcidas a lo largo del mundo.

Desde los Historiadores hasta los Filósofos, pasando incluso por todos los hombres de ciencia, emplean en alguna medida todos los descubrimientos, doctrinas y estudios realizados por Kant. Y sobre todo, nosotros la empleamos aunque no nos demos cuenta.

La ética y la moral que define el filósofo, nosotros la aplicamos cada día, viviendo nuestras vidas según lo que nos mandan nuestras propias reglas morales y éticas, lo que nos permite definir qué creemos que está bien, y qué está mal. Esto es, por supuesto, amén de los métodos coercitivos del Estado, y sus leyes, que de por sí sabemos cuando las violamos o cuando no.

Esto va más allá de eso, va en los principios que rigen nuestras vidas, en las cosas que sabemos nos afectarán en el futuro si las realizamos, ya que nos podrían dejar el famoso “cargo de conciencia“. De aquí, que la filosofía de Kant, cuando es bien entendida, nos dará como primera conclusión esta respuesta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...