La mano del muerto

La mano es uno de los más clásicos cuentos de Maupassant y crea una figura de horror en el miembro más necesario del cuerpo humano

Uno de los cuentos clásicos de Maupassant es La Mano, libro gratis listo para su descarga y disfrute enlace. Se trata de uno de sus cuentos más recordados y en el que desarrollan dos de sus temas más celebrados, lo fantástico y el terror. El terror viene de la descripción de esa parte del cuerpo humano más sugestiva e importante. ¿Podría el hombre haber alcanzado la excelencia intelectual que hoy tiene si hubiera carecido de manos? Lo dudamos. ¿Cómo hubiera descubierto las herramientas? Esa versatilidad la convierte en uno de esos miembros del cuerpo más importantes. Incluso puede reemplazar otras funciones que nos pueden parecer más complejas. Por ejemplo ¿un hombre ciego para poder leer a qué debe echar mano? Y como la pregunta plantea cuando uno hace algo se dice en lenguaje echar mano (en algunos países) lo que significa hacer algo, pero como el acto de realizar cualquier actividad está tan ligado en nuestra mente a las manos es una figura correcta. Ahora respondiendo a la pregunta inicial, una mano puede suplantar a la vista mediante el tacto, tanto para leer como para guiarse mientras se camina. Es increíble la funcionalidad de la mano, motivo por el cuál todos nos quedamos maravillados de este apéndice de nuestro cuerpo.

Recuerdo una anécdota de una tira genial de Mafalda de Quino. En ella la inteligente niña argentina recuerda el poder de la mano con su amigo Manolito. En realidad durante la conversación Mafalda se refiere al dedo índice, la parte más compleja de la mano, le indica a Manolito que el poder de la mano y en especial del índice es tan grande que solo basta que presione un botón para desencadenar el Apocalipsis. Esto porque el dedo índice podría presionar un botón en una central nuclear y volar todo el planeta. Una reflexión aguda sobre el poder de la mano y la importancia que tiene en la historia de la humanidad. Claro que conociendo a Quino luego viene la viñeta de humor. Mafalda pregunta ¿hay algo que puede parar el poder del dedo índice? Y Manolito contesta enfadado mostrando su dedo vendado por un terrible golpe. «Sí, una puerta» Genial como siempre Quino.



La historia de la mano es planteada con un estilo clásico de Maupassant para abordar lo sobrenatural. Se presenta una reunión de la burguesía en la que un magistrado cuenta a un grupo de damas de sociedad las aventuras que ha vivido viendo casos de corsos. Relata el magistrado que en los casos excepcionales que ha visto la mayoría pueden ser atribuidos a las Vendetta. Estas venganzas tradicionales de los corsos hacen que sus actos sean pavorosos: le cortan el cuello a los niños, asesinan familias enteras. Todo por seguir sus principios de vengar las afrentas no solo en el que los ofendió, también en aquellos que forman su familia.

Como de costumbre Maupassant se vale de estas descripciones de reuniones burguesas para expresarnos su punto de vista acerca de lo sobrenatural. El narrador omnisciente le otorga su lugar a un segundo narrador quién es el protagonista del relato. Gracias a esa técnica Maupassant nos comunica su punto de vista acerca de lo fantástico. El magistrado les indica a las damas y que prefiere utilizar el término inexplicable. Es un ambiente agradable el que describe Maupassant, una reunión cordial, un grupo humano instruido y un relato que surge de improviso. Este ambiente amable del inicio del cuento será el que le permita a Maupassant ejecutar un último giro sobre su trama.

La historia que se relata es subyugante. Se inicia primero con la descripción del extraño que llega al poblado. Esto es un clásico en los relatos de terror, el miedo ancestral que tienen los humanos a todo lo desconocido. Este nuevo vecino de la localidad es un inglés amable que tiene por costumbre la caza de animales. El magistrado, intrigado como todos, acude a visitarlo para encontrarse con relatos de aventuras y cacerías, así como con las cabezas de todas sus víctimas (animales salvajes como el hipopótamo, el tigre, etc.) Esto provoca que la curiosidad del magistrado encuentre en la casa la mano disecada de un hombre, una mano horrible, negra, despellejada y atrapada por una cadena. EL cazador inglés lejos de inmutarse por el descubrimiento del magistrado, le explica que esa mano perteneció a uno de sus más mortales enemigos y que la guarda como trofeo de la más difícil de las cacerías: la cacería del hombre.

Hay manos estremecedoras. Las manos de dedos largos y huesudos son especialmente aterrorizantes. Parecen arañas pegadas al cuerpo humano. En mi caso tengo unas manos de dedos largos que han ocasionado cierta inquietud cuando muevo los dedos como una araña. Quizás ese parecido con la forma de una araña sea el motivo de su terror.

Siguiendo con el relato, el magistrado cuenta como al pasar el tiempo la gente se fue olvidando de la novedad del forastero, pero este regresó luego a sus vidas de temores cuando se comunicó la noticia de su muerte. Se le había encontrado estrangulado en su casa. Las huellas de unos dedos horribles grabadas en su cuello y la desaparición misteriosa de la mano hacen pensar a todos en la muerte del cazador por un hecho sobrenatural: la mano lo habría matado.

Un relato tan bien llevado podría finalizar en ese momento, pero Maupassant tiene un último giro que darle a la historia. Regresa a la narración del magistrado que responde a las preguntas de las damas. Ellas aseguran que esa narración solo puede tener una respuesta: la mano se cobró venganza. El magistrado discrepa con la respuesta de las damas y les dice que lo más probable es que el verdadero dueño de la mano cortada y disecada del cazador regresará por venganza. Como es lógico la explicación no dejó contentas a las damas de la reunión y el magistrado (Maupassant hablando en él) se excuso diciendo «Ya les había dicho que mi explicación no les gustaría».

Extraordinaria forma de decirnos que los seres humanos siempre preferimos las explicaciones fantásticas

Foto 1 en flickr
Foto 2 en flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...