La primera historia policial

El cuento «Los asesinatos de la calle Rue Morgue» es uno de los más grandes relatos de la literatura universal y puede leerse como una metáfora de la lucha de la razón humana contra los instintos animales.

Considerada por muchos el relato más emblemático de Edgar Allan Poe, «Los crímenes de la calle Rue Morgue» es también el primer relato policial de la historia de la literatura. Su lectura nos mezcla la intriga policial con el horror. Curiosamente este libro no es muy recordado por el ancentral terror humano a las bestias y a lo irracional.

poe.jpgRecordemos que durante los años de las primeras ediciones del cuento, los relatos conocidos de los gorilas y orangutanes se confundían en el imaginario popular con relatos de hombres salvajes bestiales. Una especie de abominación mitad hombre, mitad animal. Debe haber sido una experiencia espantosa observar al primer gorila en la europa occidental.

Sin embargo, Edgar Allan Poe es un hombre racional y no puede presentar a los grandes simios como seres fantásticos humanoides. Quizás otro autor hubiera sucumbido a esa interpretación, pero no Poe.

Es importante señalar que Edgar A. Poe no utiliza gratuitamente la figura del gran simio. Su cuento puede leerse, como toda la tradición del relato policial, como un duelo entre la luz y las tinieblas. Un enfrentamiento entre la razón y la ignorancia. La razón está representada por el detective Dupin y la ignorancia por la pobre habilidad de la policía y la opinión de la multitud para hallar una respuesta al crimen. Pero también puede leerse como un enfrentamiento en el hombre racional, Dupin, y el hombre ignorante dominado por sus instintos, el orangután.


Interpretando el cuento como un duelo entre la razón humana de Dupin y el comportamiento bestial e instintivo de los animales, llama la atención la habilidad del orangután para no ser responsabilizado por el crimen. Evidentemente, en el cuento se explica esa habilidad del simio no como una proeza de su mente sino como una casualidad propiciada por la falta de la razón humana. El hombre bestia logra ignorar el castigo gracias a la confusión del hombre mediocre que no puede deducir nada que no sea evidente.

El Orangután es el personificación de la brutalidad y el dominio de los instintos en la mente humana. Los cadáveres de las mujeres son colocados en lugares horribles por el deseo del simio de ocultar evidencias de su crimen. Incluso el Orangután, un ser poco racional, se preocupa y trama ocultar pistas. Es el reto que debe asumir el detective Dupin, derrotar la ignorancia humana y la bestialidad.

Casi todos los cuentos policiales de Poe se busca relatar el triunfo de la inteligencia humana. Por ello el héroe de esos relatos es el humano más astuto de todos: El investigador o detective. Según el nuevo paradigma impuesto por Poe acerca del nuevo super hombre, el detective es la culminación de la inteligencia humana como arma para comprender y someter a la realidad. Una tradición de héroes que ha perdurado hasta el día de hoy con sagas fílmicas como la de James Bond, novelas de éxito como El nombre de la rosa e incluso en historietas como Batman.

Veamos la figura del villano en este cuento. Existen dos. La opinión pública y la policía que no encuentra respuesta creativa a las pistas y no sabe cómo resolver el misterio. El segundo villano es el Orangután. Un ser que es dominado por la bestialidad en todos sus actos.

El villano orangután es una presencia terrible y de espanto, pero también es misteriosa. No se sabe nada del asesino durante gran parte del cuento. Y solo se puede imaginar como la apoteosis de toda maldad humana. A medida que avanza la lectura de la novela el lector se va intrigando más por saber la identidad del misterioso asesino, a la vez que se horroriza por lo brutal del crimen.

Encontramos que el horror producido por el simio no significa que este no sea inteligente. El autor nos comenta que el Orangután intenta ocultar las huellas de su crimen, probablemente para evitar algún castigo de su domador. Esta inteligencia precaria del simio es la que produce tanta confusión. Los policías y el hombre común, lector de noticias, no pueden entender la actitud del animal porque les resulta imposible plantearse la aparición de un animal salvaje en plena ciudad de París. Estamos frente a una negación del elemento extraordinario (pero no fantástico). Como el hombre común no puede aceptar lo extraordinario simplemente busca la explicación en lo ordinario.

El éxito de Dupin y por tanto de la mente humana radica en la capacidad de observar e interpretar los detalles. Dupin establece conexiones donde otras mentes menos dotadas no pueden encontrar ningún tipo de relación. Igualmente se puede interpretar del cuento, que el hombre mediocre sin mucho vuelo creativo no puede encontrar pistas más allá de lo que acepta por «normalidad».

Al contrario Dupin triunfa porque puede aceptar lo extraordinario y relacionarlo con los hechos cotidianos de la vida humana.

Tenemos entonces dos interpretaciones del célebre cuento de Poe. El temor a lo desconocido y a la ferocidad animal. Metafóricamente se puede tomar al orangután como el hombre ignorante e instintivo. En la lectura del cuento también podemos percibir el temor que sentimos todos a ser vencidos por nuestra animalidad representada por el orangután.

orangutan.jpg

En el plano más terrenal tenemos el verdadero miedo que sentimos frente a los grandes simios porque se asemejan demasiado a nosotros, pero sin nuestros atributos racionales. Una renovación de ese temor se puede encontrar en el descubrimiento de una nueva especie de simio gigante muy parecido al chimpancé y que según los reportes se caracterizaría por matar nada menos que gorilas. Una pesadilla a punto de convertirse en realidad.

Un dato curioso sobre los orangutanes es que los primeros especímenes llevados a europa fueron en ocasiones confundidos con hombres salvajes y por ello en ocasiones se les trató y vistió como caballeros de la sociedad europea. Está anécdota ha sido aprovechada en recientes películas familiares de Hollywood.

Pero al margen de la lectura que usted le quiera dar a la lectura de Los crímenes de la Calle Rue Morgue, es indudable es que usted, estimado lector, encontrará uno de los relatos más apasionantes de la literatura. Uno donde se celebra el triunfo de la razón humana. Con toques de horror y misterio.

Puede descargar el libro en este link

¿Tiene usted otra interpretación de este clásico de las letras?

Foto 1 en Flickr
Foto 2 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...