Lewis Carroll, la fama con una sola obra

Este año 2012 se han cumplido ciento ochenta desde que naciera Lewis Carroll, creador de ‘Alicia en el País de las Maravillas’, una de las obras más populares de la Literatura Universal. Sin embargo, este autor de relatos infantiles es un personaje oscuro sobre el que se han vertido numerosos rumores.

Lewis Carroll

Retrato de Lewis Carroll

A lo largo de la Historia de la Literatura, ha habido algunos escritores peculiares: fueron capaces de hacer lo más difícil, es decir, consagrarse con una sola obra publicada y, sin embargo, tras ella, retornaron a un voluntario anonimato. Son proverbiales los casos de Harper Lee, autora de ‘Matar un ruiseñor’ o de J. D. Salinger, que triunfó con ‘El guardián entre el centeno’y, si bien después publicó algún otro relato breve, rápidamente desaparecería del panorama literario.

Pero ninguno como Charles Lutwidge Dodgson, cuyo nombre nada dice al aficionado a las letras hasta que se menciona su pseudónimo: Lewis Carroll (Daresbury, Lancashire, 1832-1898), de cuyo nacimiento se cumplen, este 2012, ciento ochenta años y que fue un hombre tan singular como enigmático. Y es que este oscuro diácono que vivió toda su vida consagrado a las matemáticas y a sus clases en la Christ Church de la Universidad de Oxford creó una de las obras más populares de la Literatura Universal: ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

Hijo de un pastor anglicano, Carroll creció en la pequeña aldea de Daresbury junto a sus diez hermanos y nada hacía presagiar que iba a ser un prodigio de las matemáticas. Tras formarse en distintos centros, ingresó en Oxford para cursar Letras y en ese ambiente permanecería cuarenta y siete años. Acerca de su vida han corrido todo tipo de rumores que incluyen un posible consumo de drogas e incluso sospechas de pederastia. Éste último se debe a su afición a la fotografía y, más concretamente, a retratar niñas pero, sobre todo, a su extraña relación con Alice Liddell, a quién se considera musa de su inmortal relato.

Era hija de un compañero de claustro y contaba cuatro años cuando llegó a Oxford. Al parecer, Carroll entabló una estrecha amistad con ella que hizo correr todo tipo de habladurías. Solía llevarla, junto a sus dos hermanas, de excursión por los parajes cercanos. Y fue precisamente durante una de ellas cuando, con objeto de entretenerlas, el escritor improvisó un cuento relacionado con anécdotas de la excursión. De esta forma tan peculiar nació ‘Alicia en el País de las Maravillas’.

Representación de 'Alicia en el País de las Maravillas'

Una representación de 'Alicia en el País de las Maravillas'

La niña le pidió que lo pusiera por escrito y Carroll lo hizo con objeto de regalárselo por Navidad. Originariamente se tituló ‘Las aventuras subterráneas de Alicia’ y no fue hasta su publicación en 1865 cuando adoptó el encabezamiento que todos conocemos. El escritor jamás imaginó el éxito que iba a obtener ni mucho menos que su pequeño texto se convertiría en uno de los más famosos de las Letras Universales. Sin embargo, tal fue su extraordinaria recepción por los lectores que Carroll se vio obligado a escribir una secuela: ‘Alicia a través del espejo’, sin embargo hoy menos conocida. En honor a la verdad, hay que decir que los enormes beneficios obtenidos con estas obras fueron donados por el autor a la beneficencia.

Por otra parte, ‘Alicia en el País de las Maravillas’ es un relato extraño, casi tanto como la vida de Carroll. Bajo su anécdota superficial de cuento infantil, se esconden juegos de lógica que han llegado a intrigar a los estudiosos y alusiones a la vida política y académica de su tiempo. Por si ello fuera poco, sus personajes son igualmente peculiares: aparentemente proceden del mundo de la imaginación pero no deja de costar trabajo ubicarlos en el mundo infantil. Seres como el Sombrerero Loco, el Gato de Chesire con sus parlamentos filosóficos, el humanizado Conejo Blanco o la furiosa Reina de Corazones no casan fácilmente con la imaginación de un niño. Más bien parecen extraídos de mundo de los surrealistas del siglo XX. En cualquier caso, se trata de una de las más populares creaciones literarias de todos los tiempos.

Fuente: C. C. G. Ediciones.

Fotos: Soham_ Pablo y Theater Purkersdorf.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...