Los tigres de la Malasia de Emilio Salgari

Las obras de aventuras de Emilio Salgari son reconocidas a nivel mundial por todos y han marcado la infancia de varias generaciones, a través del célebre Sandokán. Mediante los tigres de la Malasia, continuamos la saga que comienza con Sandokán y donde los personajes siguen en emocionantes aventuras.

La obra Los tigres de la Malasia de Emilio Salgari viene a ser una especie de «continuación» de la obra Sandokán y se caracteriza por ser una novela de aventuras donde desarrollan diferentes aventuras en lugares exóticos, y donde sus personajes, de muy definidos rasgos, se entremezclan a la perfección con el ambiente en el cual se desarrollan.

Como casi todas las obras de Salgari, las aventuras son sus temas predilectos y se siente muy cómodo narrando esas historias. El ambiente recreado para ellas, él los conoce en profundidad dada su labor como marinero, que ha recorrido cientos de destinos diversos alrededor del mundo. Así es como decide plasmar su conocimiento, mezclándolos con la fantasía, formando así al héroe de muchas generaciones como fue y es, Sandokán.

barco-de-sandokan.jpg

Barco de Sandokán. Foto: dardevilgenius

La mayor crítica que se le hacen a estas obras, es que a medida que transcurre se mencionan personajes que ya se dan por conocidos, y esto se debe a la unión que presentan entre sí los textos de Salgari, por lo que es recomendable leer todos los libros del autor, o al menos los relacionados con Sandokán y Los tigres de la Malasia, continuación del primero.

En esta obra sucede eso mismo, se encuentra ligada a Sandokán, aunque no es imposible leerlo de forma separada al resto. Igualmente, en próximos posts hablaremos de Sandokán y sus principales características. En particular esa obra tiene su continuación en «La reconquista de Mompracem«.

Emilio Salgari fue un escritor italiano nacido en Verona en 1862 y muere en 1911 en Turín. Pese a su ocupación de periodista, decidió desarrollar su interés por el mar, realizando la carrera de marino y de sus experiencias desarrolló toda su obra, casi todas tomando como eje central el mar en sus textos.

La obra se compone de 16 capítulos donde prima la acción en cada uno de ellos y se narra en forma recta, siguiendo paso a paso todo el desarrollo y los sucesos en un correctísimo orden cronológico. Así se convierte en una obra dinámica, lo cual es muy importante para su continuación, ya que al cargar un hecho tras de otro, nos hace imposible a quienes la leemos el dejar de hacerlo sin querer llegar al final.

El argumento de la obra trata sobre la continuación de la victoria de Sandokán sobre los thugs, los estranguladores de la India, que causaban muerte en ese país por su fanatismo religioso. En esta continuación, se trata sobre un hijo del líder de los thugs, llamado Shinar, quien comienza a formar alianzas para vengar la muerte de su padre.

Así se definen dos planos diferentes muy vinculados entre sí. Por un lado la rebelión liderada por Shinar y su hostigamiento contra Tremal-Naik y su hija Damma, protegidos por Sandokán. Éste logra rescatar a los mencionados, tras superar varias emboscadas y batallas.

El otro plano es el asedio que sufre Sandokán en su sede de Mompracem, y por ello recibe ayuda por parte del portugués Yáñez. Pese a todo, son derrotados pero igualmente reemprenderá la reconquista de su isla, pero esto se verá en otro libro.

libro2.jpg

Foto: camlibro

En cuanto a los personajes mencionados, son varios los que nos encontramos aquí e incluso muchos de ellos ya han sido presentados, pero igualmente nos los describe uno por uno, poniendo especial énfasis en sus rasgos, por lo que no nos será muy difícil imaginarnos su apariencia.

El protagonista principal, no es como se piensa, Sandokán, sino el portugués Yáñez, a quien se describe como una persona muy tranquila y calculadora, dada la serenidad que mantiene incluso en los momentos más complejos. También se presentan, pero sin mucho relieve, otros personajes que rodean a Yáñez, como es Kammamuri, el hombre de confianza de Sandokán.

Sin embargo, la figura central es Sandokán, algo que no se da mucho en las novelas, ya que en casi todas, la acción ronda en torno al personaje principal. Aquí es así también, pero nunca deja de estar presente la figura del líder principal, aunque en esta ocasión participa de manera ínfima en la obra. Es recién en el último capítulo cuando Sandokán se transforma en un actor principal, dado pie para la continuación de la obra.

Sobre el ambiente algo ya mencionamos. Es característico del autor escoger lugares exóticos para el desarrollo de la obra, y en este caso es el archipiélago de Malasia, entere Asia y Oceanía, donde logra uno de sus objetivos como escritor que es atrapar al lector. En este caso lo consigue atrayendo al mismo hacia lo misterioso y desconocido, en este caso, el espacio geográfico y los paisajes que lo rodean.

Pero no sólo se basa en el espacio físico, sino que además nos narra las tradiciones y costumbres de los destinos mencionados, como es la carga de los elefantes, que se aprecia en el capítulo VI.

salgari_emilio.jpg

Emilio Salgari. Foto: windoweb

Una obra especial para los amantes de las aventuras, esta serie de Salgari ha despertado durante años la curiosidad de los lectores, que se ve especialmente atraídos por el misterio mencionado, y sobre todo por la rapidez con la cual se puede leer la misma.

Emilio Salgari ya es reconocido como uno de los más célebres autores de Italia, y en sus obras se puede apreciar el por qué. Definitivamente, Los tigres de la Malasia es una de las mayores obras de este autor y las aventuras de Sandokán son conocidas por varias generaciones, gracias a los dibujos animados que se han visto años atrás en varios países del mundo, lo que ha llevado a una lectura masiva de la obra de Salgari.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...