Cincuenta años de La ciudad y los perros, de Vargas Llosa

Este 2012, se cumplen ciencuenta años de la novela de Mario Vargas Llosa titulada ‘La ciudad y los perros’ que no sólo es una obra extraordinaria sino que, al recibir el Premio Biblioteca Breve de Narrativa, le dio a conocer como escritor. Con este motivo, repasamos esta magnífica narración.

En el año 1962, un joven peruano totalmente desconocido en Europa se presentaba al Premio Biblioteca Breve de Narrativa anualmente convocado por la Editorial Seix Barral, que a la sazón sería la máxima responsable de la difusión en el viejo continente de los novelistas del famoso Boom hispanoamericano, en especial, de Gabriel García Márquez.

Ese hombre de veintiséis años era Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936) y la novela con que concurría se titulaba ‘La ciudad y los perros’, hoy día una de sus obras más leídas pero entonces aún ni siquiera publicada. Por supuesto, ganó y la obra apareció entre las novedades de la misma editorial al año siguiente.

Mario Vargas Llosa en un acto acompañado de su mujer

Mario Vargas Llosa en un acto acompañado por su mujer

Hasta entonces, el peruano, al margen de su tesis doctoral sobre Rubén Darío, algunos relatos breves y una obra teatral titulada ‘La huida del Inca’, no había escrito nada y había sobrevivido desempeñando diversos trabajos de lo más variados, como traductor, locutor de radio, periodista o profesor de español. Se trata, por tanto, de una obra y una fecha clave en la trayectoria de Vargas Llosa. A partir de entonces, comenzaría una carrera literaria jalonada de éxitos y galardones, que se inician con el Rómulo Gallegos, pasan por el Príncipe de Asturias y el Cervantes para culminar en el Nobel de Literatura en 2010 otorgado, según la propia Academia Sueca, “por su cartografía de las estructuras de poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, la rebelión y la derrota”.

‘La ciudad y los perros’, que además recibió el Premio de la Crítica española es una novela inaugural, por tanto, del citado Boom de la narrativa hispanoamericana. Presenta la vida en el Colegio Militar Leoncio Prado pero se centra en unos pocos personajes principales (“el Jaguar”, “el Esclavo”, “el Poeta” o “el Boa”) y el argumento no puede ser más sencillo: un día desaparece un examen de Química que los alumnos iban a realizar y ello desencadena toda una serie de circunstancias que terminan trágicamente.

Pero lo realmente destacable de la obra es el retrato que Vargas Llosa hace de la vida en uno de esos centros, donde los abusos están a la orden del día y en los que las autoridades tapan todo suceso que pueda manchar su imagen. Y, en un sentido más amplio, una muestra de la realidad peruana. El propio autor estudió dos años en ese centro por lo cual las teorías sobre el autobiografismo de la novela son numerosas. En cualquier caso, se trata de un libro excelente.

Fuente: Web oficial de Vargas Llosa.

Foto: Merche Falagán.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...