M`Hijo el Dotor de Forencio Sánchez

Florencio Sánchez es uno de los más grandes exponentes de la literatura de Uruguay y del Río de la Plata, y reconocido internacionalmente gracias a su obra M`Hijo el Dotor, la cual presentaremos a continuación, una obra teatral que muestra las realidades del país en su época, mostrando la rivalidad entre el campo y la ciudad.

Uno de los más grandes dramaturgos de la Historia del Uruguay y reconocido a nivel mundial es sin duda Florencio Sánchez, quien con su mítica obra M`Hijo El Dotor, la cual puedes descargar aqui, marcó un antes y un después en la literatura de este país rioplatense.

El realismo social que presenta la obra de Sánchez, pocas veces fue tan aceptada y al mismo tiempo tan acertada sobre una sociedad. El título de la obra lo dice por sí mismo, M`Hijo el Dotor, representa el pensamiento de cada uno de los integrantes de la sociedad uruguaya de su época, la época conocida como el florecimiento de la cultura.

Libro de Florencio Sánchez. Foto: Wikisource

Y esto se debe a que perteneció a la llamada Generación del 900`, una generación que marco al país y que fue intelectualmente hablando, insuperable por donde se lo mire. Muchos de ellos fueron quienes modernizaron al país y lo acercaron un poco más a lo que era el mundo en ese entonces, siendo en aquellos años uno de los países más cultos de América.

Florencio Sánchez nació el 17 de enero de 1875 en Montevideo y falleció el 7 de noviembre de 1910 en Milán, Italia. Se destacó por ser uno de los pioneros en instalar la sobras teatrales en el Río de la Plata, y esta obra que comentamos no fue la excepción, sino que fue estrenada por primera vez en el año 1903 en Buenos Aires, más precisamente en el Teatro de la Comedia.



Su teatro es considerado criollo, siendo el primero en aplicarlo conjuntamente con su estilo, «realismo naturalista«. Los temas tratados eran las representaciones de los ciudadanos tanto rurales como urbanos, desde un punto de vista totalmente real, sin jamás entrar en el terreno de la fantasía.

Es por ello que la obra M`Hijo el Dotor es uno de sus claros ejemplos, además del máximo exponente de su estilo. En esta obra narra el pensamiento de las familias rurales, quienes soñaban conque sus hijos, se dirigieran a la capital, Montevideo, para así estudiar y ser en el futuro, diferentes a ellos, y más que nada, por el honor que significaba tener un hijo «Doctor«.

Principalmente era la carrera de abogacía la que más atraía, dando un cierto estatus social a quien poseía ese título, idealizándolos como los «ideales«, y aquellos ejemplos para el resto de la sociedad. Y más que nada en el campo, donde muy pocos podían acceder a semejante título a fines del siglo XIX y comienzos del XX, por lo que aumentaría indudablemente el estatus de la familia.

En la obra se puede ver además un claro ejemplo de teatro uruguayo, completamente nacionalista por así llamarlo. En ella se pueden vivir momentos de tensión, de drama, de pasión y ternura e incluso de violencia. En M`Hijo el Dotor se pasa de lo dramático a lo cómico de un capítulo a otro, en algo que a futuro se concretaría como una marca registrada en todo el Río de la Plata, más que solo en Uruguay.

Florencio Sánchez. Foto: Wikipedia

Los conflictos generacionales son los que marcan los pasos a seguir en la obra, conflictos que surgen por las diferencias entre los hombres del campo y los de la ciudad. Los primeros eran poco ilustrados y muy conservadores, mientras que en la ciudad florecía la cultura y la modernización estaba a la orden del día.

Quizás para poder comprender esta obra en su totalidad debemos ubicarnos históricamente en lo que sucedía por ese entonces en Uruguay. Como mencionamos anteriormente, se vivía en una época de puro florecimiento cultural, alcanzando su punto máximo con la generación del 900`.

Pero además, el Uruguay vivía en un momento de plenos cambios sociales, económicos y políticos, con el ascenso a la presidencia de José Batlle y Ordóñez, uno de los mejores presidentes del país y el máximo responsable de que todo lo que estaba sucediendo en el ambiente intelectual, se viera respaldado por sus decisiones. Además, los cambios modernizadores que priorizaba, le estaban dando al país un nuevo aire, y al mismo tiempo elevándolo al punto tal que durante muchos años, fue conocido como «la Suiza de América«, por ser un país al mejor estilo europeo.

Justamente estos cambios eran los que sucedían en la ciudad, y por ello las controversias entre las generaciones de padres e hijos que narra Sánchez en su obra, en un intento por describir la sociedad de aquel entonces, y que realmente mejor no le pudo haber salido. Queda plasmado su sello inconfundible de realismo y a su vez, refleja absolutamente todo lo que sucede en el país sin mentiras.

Estamos ante una de las mejores obras de teatro americanas, y una de las máximas en el Río de la Plata, por lo que no podemos perdernos la oportunidad de leerlo. Es más, les recomendaría de ser posible apreciar la obra de teatro, que alguna vez fue presentada en Teatros de España, Francia e Italia, aunque con su lectura ya se podrán dar cuenta de lo que quería representar Florencio Sánchez.

Su vida culminó trágicamente a los 35 años debido a la tuberculosis que lo aquejaba. Sí podemos asegurar que la vivió plenamente como un bohemio, entre amores y desamores, infidelidades y con su pequeña adicción al casino. A modo de anécdota, recibió 3000 Francos por los derechos de autor de una de sus obras, con los cuales acabó en menos de una semana entre aventuras amorosas y el casino en plena ciudad de Niza.

Pese a esta irregular conducta personal, no podemos decir lo mismo en cuanto a sus creaciones, ya que las mismas presentan un total equilibrio, llegando a crear 20 obras de teatro en un lapso inferior a siete años, lo cual habla de su enorme capacidad imaginativa y sobre todo, narrativa. Así los dejo con la obra que revolucionó la literatura uruguaya, M´Hijo el Dotor, una obra que es sin dudas, una de las mayores creaciones literarias de Uruguay.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...