En el aniversario del nacimiento de Michael Crichton

En 2012, se cumplen setenta años del nacimiento del malogrado escritor norteamericano Michael Crichton, autor de la legendaria novela ‘Parque Jurásico’ que Spielberg llevaría al cine. Es, además, considerado el creador del techno-thriller o narración de aventuras con base científica que luego cultivarían otros muchos autores.

Crichton fue el creador de 'Parque Jurásico'

Crichton fue el creador de 'Parque Jurásico'

Aunque la novela y el ensayo son dos géneros literarios distintos, existe un tipo de narrativa que, si bien en su desarrollo da rienda suelta a los elementos fantásticos, tiene una base científica. O, dicho con otras palabras, especula con las posibilidades de la Ciencia en un futuro no tan lejano y en manos poco éticas. Y en ella fue un consagrado maestro un escritor de cuyo nacimiento se cumplen ahora setenta años: Michael Crichton (Chicago, 1942-2008), autor de la novela ‘Parque jurásico’ que, llevada al cine por Steven Spielberg, despertó una verdadera fiebrepor el mundo de los dinosaurios.

Los americanos han bautizado a ese tipo de narrativa como techno-thriller por combinar lo científico con la aventura y el suspense, aunque no deja de ser una variante de la ciencia-ficción tradicional. Lo que sucede es que, hoy día, los avances logrados por el ser humano permiten especulaciones que, hasta hace poco tiempo, eran inimaginables.

Antropólogo y médico, Crichton comenzó a escribir para pagarse sus estudios pero los éxitos obtenidos orientaron definitivamente su labor hacia la Literatura. En 1969, consiguió el Premio Edgar Allan Poe a la mejor novela con ‘Un caso de urgencia’ y, poco después, aparecería su primer best-seller: ‘La amenaza de Andrómeda’, que narra la llegada a la Tierra de un agente biológico extraterrestre a bordo de un satélite y de la pandemia que provoca. Fue la primera obra del escritor que sería llevada al cine. Tras ella, casi todas sus creaciones seguirían idéntico camino: ‘El hombre terminal’, que trata sobre el dominio de las máquinas inteligentes sobre el mundo; ‘Congo’, acerca de la explotación de la Naturaleza por el ser humano o ‘Esfera’, sobre un objeto desconocido hallado en el fondo del océano.

Pero sería ‘Parque jurásico’ la novela que le daría fama universal, en buena medida gracias a la versión cinematográfica de Spielberg. En una apartada isla, el multimillonario John Hammond ha creado un centro lúdico sobre la Prehistoria que alberga un oscuro secreto: su equipo de científicos han revivido a varias especies de dinosaurios mediante la alteración genética de su ADN fosilizado. Orgulloso de su hazaña, invita a Alan Grant y a Ellie Sattler, dos prestigiosos paleontólogos, y al matemático Ian Malcom a visitar el lugar. Todo parece estar bajo control pero una serie de circunstancias se combinan para alterar la seguridad y dejar a los personajes a merced de ese mundo prehistórico y terrorífico.

Una vista de Roslyn

Una vista de Roslyn (Long Island), donde Crichton pasó su infancia

El mensaje no puede estar más claro: una vez que se rompe el equilibrio de la Naturaleza, no pueden controlarse las consecuencias. Sin duda, animado por el éxito de esta novela, Crichton escribió una secuela titulada ‘El mundo perdido’ (homenaje a la obra homónima de Conan Doyle, uno de sus maestros). Ian Malcom ha logrado sobrevivir a la anterior aventura pero ahora recibe una llamada de socorro del paleontólogo Richard Levine diciendo que se encuentra atrapado en una extraña isla. Acompañado de un equipo de expertos, Malcom emprende el rescate pero, al llegar allí, comprueba que el lugar se halla poblado de dinosaurios y averigua que era donde se criaban los animales para luego enviarlos al Parque Jurásico.

Ambas novelas desataron una auténtica fiebre por estas criaturas prehistóricas y, al igual que las restantes de Crichton, poseen indudable interés dentro de la narrativa de aventuras pero, en lo que respecta a su calidad literaria, ésta es más bien discreta. Aunque no están mal escritas, desde luego no formarán parte de la alta literatura. No obstante, ello no resta valor a su trabajo: simplemente, Crichton encontró su lugar dentro de la narrativa y supo exprimirlo.

Fuente: Crichton Official.

Fotos: Heykellieee y Dougtone.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...