Sandokán, de Salgari, aventura en tierras exóticas

En la segunda mitad del siglo XIX, un gran número de personas se suman a la lectura. Para sus gustos nace el folletín o novela por entregas de tipo sentimental o de aventuras. Un autor clásico en este sentido es Emilio Salgari, creador entre otros de Sandokán, un valiente príncipe asiático destronado que atraviesa mil peripecias.

La segunda mitad del siglo XIX es un periodo que contempla profundos cambios sociales. La fortísima emigración hacia las ciudades creó una nueva clase social que, con el tiempo, se fue alfabetizando y aficionando a la lectura. Toda esta masa de nuevos lectores exigía obras de entretenimiento para ocupar sus ocios y, fruto de ello, fue la aparición del folletín, novelas por entregas de corte sentimental o de aventuras.

Foto de Salgari

Emilio Salgari

Para satisfacer esta demanda, se crearon obras de escasa calidad pero también hubo excelentes escritores que se dedicaron a ello –así comenzó su carrera, por ejemplo, Blasco Ibáñez-. Y, con el paso del tiempo, la novela de aventuras alcanzó un éxito que se extiende hasta hoy en día.

Uno de los narradores a quién el género debe más es el italiano Emilio Salgari (Verona, 1862-1911). Antiguo marino, fue periodista y escritor y, con el tiempo, se especializó en narraciones juveniles que le proporcionaron enorme éxito, aunque éste no se tradujo en dinero gracias a la usura de quiénes publicaban sus obras. Afectado por un desequilibrio psíquico, acabaría suicidándose.

Es significativa la nota que dejó al hacerlo a sus editores: ‘A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel, manteniendo a mi familia en una continua semimiseria, o aún peor, sólo os pido que os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saluda rompiendo la pluma. Emilio Salgari’.


El gran personaje creado por el italiano es Sandokán, joven príncipe malayo que, tras ser asesinada su familia por los ingleses, se dedica a la piratería acompañado de unos pocos fieles valientes. Desde su base en la isla de Mompracen, ataca a los británicos causándoles enormes pérdidas y trastornos. Su lugarteniente es el portugués Yáñez y, como todo héroe de aventuras que se precie, también tiene una amada, la bellísima Lady Mariana, conocida como ‘la perla de Labuan’ y sobrina del gran enemigo del bucanero, lord James Guillonk.

Foto de Sandokán

Una imagen de la versión cinematográfica de Sandokán

En Los tigres de Mompracen asistimos al primer encuentro entre Sandokán y la joven, que lo cuida cuando ha sido herido en combate. Tras muchas peripecias, se propone secuestrar a su enamorada y, después de hacerlo, es atacado por el tío de ésta, que trata de rescatarla.

En suma, una gran sucesión de aventuras que mantienen al lector en tensión constante. Se trata de literatura juvenil de excelente calidad lo cual, en los tiempos que corren, no es ciertamente poco.

Podéis leer la obra aquí.

Fotos: Emilio Salgari: Bermoraca en Flickr | Imagen de Sandokán: Tonto-Kidd en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...