Tradiciones y leyendas puertorriqueñas de Cayetano Coll y Toste

Profundo conocedor de su tierra, Cayetano Coll y Toste fue un puertorriqueño que dedicó gran parte de su obra a recopilar informaciones y otras historias sobre su isla natal. Ejerció la medicina y tuvo grandes reconocimientos políticos durante el mandato español y tras el traspaso de poderes de la isla a Estados Unidos. Sus Tradiciones y leyendas puertorriqueñas son imprescindibles para conocer mejor Puerto Rico.

Cayetano Coll y Toste

Cayetano Coll y Toste (Arecibo 1850-Madrid 1930), ilustre poeta y profundo conocedor de la Historia y las costumbres de su Puerto Rico natal, recopila en estas Tradiciones y leyendas puertorriqueñas casi un centenar de historias y aventuras protagonizadas por descubridores, colonizadores y criollos en la isla caribeña. Fechada en 1925, esta primera edición que aquí tratamos, organiza en dos tomos estas leyendas, las cuales cubren tres siglos y medio de vida colonial, concretamente desde 1511 hasta 1876. Influido por Cervantes y Zorrilla, y con una escritura pictórica, paisajista y colorista, como han llegado a definir Carlos N. Carreras y Manuel Guzmán Rodríguez, Coll y Toste rescata de la memoria de su pueblo románticas leyendas como La garita del diablo (1790) o mitos poéticos, como la fuente de la eterna juventud, en La fuente mágica (1512).

El trabajo de recopilación histórica de este erudito puertorriqueño hace que esta obra tenga un valor especial. Coll y Toste, que también escribió otras recopilaciones como Crónicas de Arecibo, fue un profundo amante de su tierra. Su historia vital está muy ligada a su tierra natal y a su tierra de acogida, España. Vivió los años de la independencia de las últimas colonias españolas de ultramar. Esta independencia corresponde principalmente a Cuba, pero también se beneficiaron de ella Puerto Rico y Filipinas. Sin embargo, la independencia de estas islas no fue un proceso de independencia propiamente dicho, ya que pasaron de depender de España (en un contexto colonial) a depender de Estados Unidos (en un contexto neocolonial). Algunos de estos sucesos también recogen sus escritos. Emigró a Barcelona para luego volver a su isla, donde ejerció la medicina durante más de catorce años. Allí, en 1887, la Reina Regente de España le confirió el título de Comendador de la Orden de Isabel la Católica. Años más tarde también fue nombrado Secretario de Agricultura y Comercio y Secretario de Hacienda, ya bajo la tutela norteamericana.


La labor investigadora de Cayetano Coll y Toste quedó reconocida en 1913, cuando fue nombrado Historiador Oficial de Puerto Rico. A raíz de esto, comenzó a recopilar documentos que le servirían para la realización de su obra magna, El Boletín Histórico de Puerto Rico. La muerte de Coll y Toste en 1930, en pleno trabajo de investigación, dejó incompleto este puzzle histórico, que aún hoy día sigue siendo referencia obligada para los estudiosos de la Historia de Puerto Rico.

Foto: Unknown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...