Venecia, una ciudad muy literaria

Considerada una de las urbes más bellas del mundo, es también una de las más retratadas literariamente. Han sido muchos los que han caído bajo el influjo de la belleza veneciana y la han trasladado a sus textos. Pero también hay visiones críticas.

Imagen de Venecia
Capital de la región italiana del Véneto y singular por sus canales, Venecia es una de las urbes más conocidas del mundo, destino turístico de millares de personas todos los años. Ciudad del romanticismo, posee además una extensa historia que contempla momentos de gran esplendor, que coinciden con su época republicana y con los albores del Renacimiento. De ese periodo son sus magníficos monumentos, aunque eso, en Italia, es normal. Por todo ello, ha habido muchos escritores que no han resistido la tentación de hablar sobre ella en sus obras o, directamente, ambientar éstas allí.

Al margen de referencias presentes en el ‘Decamerón’ de Bocaccio, en Petrarca o en Dante Alighieri y de que William Shakespeare hiciera nacer en la ciudad a su famoso comerciante de ‘El mercader de Venecia’, habría que aproximarse a épocas más cercanas para encontrar la versión más literaria de la urbe de los canales.

Venecianos ilustres fueron Giacomo Casanova, parte de cuyas memorias transcurren en ella, y, sobre todo, el gran dramaturgo Carlo Goldoni (1707-1793), que ambientó muchas de sus comedias en la ciudad: ‘La locandiera’ o ‘La moza honrada’ son buen ejemplo de ello. En cuanto a descripciones de Venecia realizadas por visitantes literarios, destaca la incluida por Johann Wolfgang von Goethe en su ‘Viaje a Italia’ y la menos positiva que nos ha legado Friedrich Schiller. Ya en el siglo XIX, el esteta inglés John Ruskin (Londres, 1819-1900) escribió ‘Piedras de Venecia’ y la francesa George Sand (París, 1804-1876), que mantuvo en la ciudad de los canales una tormentosa relación con Alfred de Musset, nos ha dado excelentes descripciones tanto en sus ‘Cartas de un viajero’ como en ‘Historias de mi vida’.

Otro autor dotado de gran sensibilidad artística, Henry James (Nueva York, 1843-1916), tan aficionado a contraponer la vieja y aristocrática Europa con el menos refinado Estados Unidos, pasó buenos tiempos en Venecia. Su novela ‘Los papeles de Aspern’ está protagonizada por un crítico literario que viaja a la ciudad para recuperar las cartas escritas por un poeta al que admira y ‘Las alas de la paloma’ también se desarrolla en ella. Incluso se han publicado sus ‘Cartas desde Venecia’.

Vista de la Plaza San Marcos

Pero, probablemente, la gran obra que más ha inmortalizado literariamente a la ciudad sea ‘La muerte en Venecia’, del germano Thomas Mann (Lubeck, 1875-1955). En tan imponente escenario, narra la enfermiza pasión del escritor Gustav von Aschenbach por un adolescente y, en ella, la urbe de los canales cobra valor simbólico, al representar la decadencia que afecta al protagonista. Otro maestro del relato moderno, Marcel Proust (Auteuil, 1871-1922) la convierte en lugar de sufrimiento a causa de los celos debidos a Albertine. Y es que no todo son visiones positivas de Venecia. El futurista Marinetti (Alejandría, 1876-1944), con su furia contra lo pasado, despreciaba al Canal Grande y sus góndolas, “caballos de balancín para cretinos, sólo dignos de un fuego purificador que las destruya”. Y el Nobel Joseph Brodsky (San Petersburgo, 1940-1996), en ‘Marca de agua’, imponente poema en prosa sobre la ciudad, afirma: “Mientras avanzas por estos laberintos, nunca sabes si persigues alguna meta o huyes de ti mismo, si eres cazador o presa”.

Incluso la novela policíaca ha tomado a la urbe de los canales como escenario. Allí despliega todas sus dotes detectivescas el comisario Guido Brunetti, personaje de cabecera de Donna León (Nueva Jersey, 1942). Y Patricia Highsmith oculta en ella a Ray, sospechoso de asesinar su mujer, en ‘El juego del escondite’. En fin, han sido muchos los escritores que han visto en la magia de Venecia el lugar apropiado para desarrollar sus historias o meditaciones. Por todo ello, no cabe duda de que se trata de una ciudad muy literaria.

Fuente: ‘Venice the Future’.

Fotos: Stephen Colebourne y Harsh Light.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...